Domingo 21 de Abril de 2024
Regreso con gloria

Ya están de vuelta los bomberos pilarenses que actuaron en Corrientes

Fueron recibidos como héroes en el cuartel central por familiares, amigos, compañeros y miembros de Comisión Directiva. El oficial ayudante Nahuel Kucner y los bomberos Alejandro Cardona, Juan Pablo Burgos, Paula Vargas y Brisa Mendoza, integraron la brigada que participó durante una semana en la lucha contra los incendios forestales.


  • Sábado 26 de Febrero de 2022
bomberos pilarenses en corrientes
El grupo participó de lo que sus compañeros han denominado “Operación Yacaré”.

Cerca de la medianoche del viernes y después de una semana de arduo trabajo combatiendo el fuego que asoló grandes extensiones de campos en los incendios que se produjeron en la región noreste de la provincia de Corrientes, regresó el grupo de bomberos pilarenses que participó junto a 150 brigadistas bonaerenses en la extinción de los amplios focos ígneos que los tuvieron a mal traer durante siete extenuantes jornadas.

La grata sorpresa para el jefe del grupo, el oficial ayudante Nahuel Kucner y los cuatro bomberos que estuvieron a sus órdenes: Alejandro Cardona, Juan Pablo Burgos, Paula Vargas y Brisa Mendoza, fue la multitudinaria recepción que tuvieron al llegar anoche al cuartel central de Ruta 8 y Zeballos. Efectivamente una numerosa concurrencia integrada por familiares, amigos, compañeros del cuerpo activo y miembros de Comisión Directiva los estaban esperando y los servidores públicos pilarenses fueron recibidos con vítores y aplausos, en lo que se denominó aquí la exitosa “Operación Yacaré”.

Recepción similar a la despedida que les tributó el agradecido pueblo de Santo Tomé cuando junto otros cuatro cuerpos bonaerenses emprendieron horas antes el regreso a Buenos Aires.

Resumen tuvo la oportunidad de dialogar con el oficial ayudante Nahuel Kucner en la tarde de hoy, quien nos relató cómo se gestó la comisión a la provincia de Corrientes y todo lo que vivieron los bomberos pilarenses durante siete cruentas e inolvidables jornadas luchando contra el fuego.

“Cuando llegó la orden de la federación de comisionar un grupo de bomberos para ir a Corrientes a colaborar en la extinción de los incendios forestales y de campos, nuestro jefe Martín Lucero nos pidió que el alistamiento fuera voluntario, es así que nos anotamos unos quince compañeros, de los cuales luego fuimos elegidos cinco. Esa decisión motivó que cada uno de los que debíamos ir por una semana a Corrientes debiéramos pedir permiso o adelantar licencia de vacaciones en sus respectivos trabajos, más allá de la consabida consulta con la familia”, contó a Resumen, Kucner.

“Finalmente llegó el jueves 17 en que nos dirigimos al lugar de concentración de la federación establecido en zona oeste, allí nos esperaba el comandante mayor Ramón Pared, Director de Operaciones Provincial y Director de Defensa Civil de Pilar, quien iba a dirigir en persona las operaciones de los brigadistas bonaerenses en Corrientes. Se denominó a todo ese grupo de 150 bomberos “Brigada Puma” y nosotros fuimos asignados a un comando dirigido por el comandante Hugo Piris de Villa Gesell, integrado por unos 40 bomberos de distintos cuarteles de la provincia: Carlos Tejedor, Saldungaray, Escobar, Zárate y Gesell. Partimos en caravana hacia Corrientes, haciendo base en el Regimiento Nº 4 de Monte Caseros, donde nuestra primera tarea fue armar el comando de operaciones, como base operativa de todo la tarea que íbamos a desarrollar durante la semana”.

“Al día siguiente, a las 7 de la mañana, ya estábamos luchando contra el fuego en los frentes de incendios en Santo Tomé. La imagen cuando llegamos fue realmente dantesca –siguió relatando Kucner-, durante cuatro días el cielo permanecía de color naranja, no se veía el sol ya que la densa humareda lo tapaba. Trabajamos durante cinco días de sol a sol, arrancábamos a las 7 y terminábamos las extenuantes jornadas entre las 10 y las 12 de la noche. En principio hicimos noche en el Club Gallini de Santo Tomé, donde fuimos muy bien atendidos por numerosos vecinos que llegaban espontáneamente a traernos bebidas frescas y alimentos. Muchos de ellos nos ofrecieron los baños de sus casas para que pudiéramos asearnos. Realmente nos sentimos muy acompañados por el pueblo correntino que siempre estuvo tras nuestros pasos, cuidando que no nos faltara nada. En una oportunidad habíamos perdido guantes de trabajo e inmediatamente aparecieron otros nuevos para reemplazarlos”.

El alivio de la lluvia

Sin dudas el momento de mayor felicidad para los habitantes de las zonas incendiadas y los brigadistas fue cuando llegaron las ansiadas lluvias. “No puedo relatarles la emoción que nos embargó a todos cuando llegó la lluvia salvadora y tan deseada -recordó el oficial ayudante Kucner-, fue realmente un alivio para todos y se vivió como una fiesta. La gente saltaba y gritaba bajo la lluvia junto a nosotros como si hubiéramos ganado un mundial de futbol y se armaron caravanas de gente festejando en todo Santo Tomé. Fue realmente emocionante”.

Llegado el sosiego con las lluvias, finalmente llegó la orden de la partida para los bomberos pilarenses, la misión había sido cumplida. “Salimos el viernes junto a otros cuatro o cinco cuarteles –apuntó el bombero-, el viaje fue más rápido que la ida ya que volvimos en vehículos livianos, por eso llegamos a Pilar a eso de las 11.30 de la noche, con la gran sorpresa de que nos estaba esperando una multitud, integrada por familiares, compañeros del cuartel, integrantes de Comisión Directiva y amigos que bautizaron a nuestra comisión como “Operación Yacaré”. Fue otro momento inolvidable que vamos a llevar por siempre en nuestras vidas”.

“Realmente me sentí en ese momento y aun lo estoy, muy orgulloso y feliz por haber representado junto a mis compañeros tan bien a nuestros bomberos de Pilar. Estoy seguro que cualquiera de ellos hubiera también desempeñado una excelente tarea en Corrientes. El trabajo fue extenuante, es cierto. Acá en Pilar estamos acostumbrados a combatir incendios que a veces nos llevan horas apagar. Allá nos llevó siete días, por eso quiero destacar el trabajo en equipo que realizamos junto a mis compañeros y en especial a Paula y Brisa, que con solo tres meses de experiencia en bomberos, ya que se recibieron a fines del año pasado, realizaron una excelente tarea y fueron muy felicitadas por su desempeño, ya que supieron afrontar las adversidades que se nos presentaron. Por suerte ya estamos de vuelta después de haber vivido una experiencia inolvidable que recordaremos por el resto de nuestras vidas”, concluyó.

 

Oscar Mascareño

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar