Miércoles 25 de Mayo de 2022

Un pilarense fue el encargado de operar a Cristina Fernández de Kirchner

Se trata del médico Fernando Gorosito, quien encabezó el equipo que llevó a cabo la intervención quirúrgica de la vicepresidenta en el Sanatorio Otamendi. Según los profesionales, la exmandataria “se encuentra en buen estado de salud”.


  • Jueves 04 de Noviembre de 2021
Imagen del articulo

Se trata del médico Fernando Gorosito, quien encabezó el equipo que llevó a cabo la intervención quirúrgica de la vicepresidenta en el Sanatorio Otamendi. Según los profesionales, la exmandataria “se encuentra en buen estado de salud”.

La vicepresidenta Cristina Kirchner fue sometida esta mañana a un “procedimiento ginecológico quirúrgico programado”, y ahora afronta la etapa de la recuperación. La intervención se llevó a cabo en el Sanatorio Otamendi, institución desde la que se emitió un parte médico en el que detalló que “la paciente cursa un post operatorio normal” y “se encuentra en buen estado general de salud”.

Se trató de una histerectomía, intervención mediante la cual se extrae el útero y en algunas ocasiones, también los ovarios y las trompas de Falopio. El parte también explicó que el procedimiento se llevó a cabo “vía laparoscópica”, y los médicos a cargo fueron Javier Ortiz, del staff del Hospital de Clínicas; y Fernando Gorosito del Otamendi. Este último, nacido y criado en Pilar.

Durante su juventud fue vecino del barrio Villa Morra de Pilar, y egresado del Instituto Verbo Divino. A partir de allí, comenzó su carrera profesional estudiando medicina en la UBA, donde actualmente también se desempeña como docente de Ginecología.

El pilarense es especialista en cirugía laparoscópica y en oncología ginecológica. Y cuenta con una amplia formación internacional, en reconocidos centros de países como Estados Unidos y Japón.

Recuperación

En cuanto al post operatorio, se espera que la vicepresidenta quede internada con una recuperación que puede extenderse de 48 horas a cinco días. Luego, podría comenzar a reincorporarse a sus actividades de manera gradual, hasta retomar plenamente su rutina en tres semanas.

Mientras estuvo al frente del Ejecutivo, la dos veces presidenta tuvo que someterse a dos prácticas quirúrgicas: en 2012 se le extirpó la glándula tiroides en el Hospital Universitario Austral de nuestro distrito, tras un diagnóstico que detectó nódulos y que luego constató que se trataba de “adenomas foliculares”.

Por su parte, en 2013 regresó al quirófano para ser operada por un hematoma subdural que había sido localizado entre el cerebro y el cráneo, y la cirugía, llevada a cabo en la Fundación Favaloro, se realizó sin complicaciones en menos de dos horas.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar