Jueves 06 de Octubre de 2022

Los Reyes Magos de Villa Buide, una tradición que cumple 40 años

Una tradicional familia, que hoy reside en barrio Los Vascos, continúa con un ritual compartido por varias generaciones de pilarenses.


  • Miércoles 05 de Enero de 2022
reyes magos villa buide

Cuando alrededor de las 10 de la noche de la víspera de Reyes, Hugo Omar Abba, su esposa Hilda y su hijo Rubén suban a la Ford Courier familiar ataviados con los trajes de los Magos de Oriente, estarán cumpliendo por cuadragésimo año consecutivo con un ritual tradicional en la víspera de esta fecha tan particular en el calendario católico: saldrán por distintos barrios de Pilar a repartir los juguetes que muchos vecinos y amigos les alcanzaron para repartir entre sus hijos, sobrinos y nietos.

Será, como todos los años, una noche muy especial y que la familia del extesorero del Banco Provincia de nuestra ciudad y reconocido productor de videos sociales, espera con ansias, como aquella primera vez, el 5 de enero de 1981.

“Mis padres vivieron siempre en Villa Buide –rememora Hugo Abba- y recuerdo que era tradicional que los padres la noche previa a Reyes les confiaran los regalos para sus hijos a tres vecinos del barrio que salían a repartirlos casa por casa, hasta que un año dejaron de hacerlo: uno de los tres Reyes Magos había partido a mejor vida y sus amigos no quisieron reemplazarlo, por lo tanto ese año no hubo reparto de juguetes”.

“Un año después, se acercaba una nueva noche de Reyes y charlando con mi esposa Hilda y una amiga en común –Mirta Melo- se nos ocurrió tomar la posta y darle continuidad a lo que se había convertido en un clásico del barrio y también de barrios vecinos para esta época del año”, continuó relatando el exbancario hoy devenido en Rey Mago a Resumen.

“Pero teníamos muy poco tiempo, así que aquella noche debimos improvisar. Primero y principal debíamos vestirnos como los Reyes Magos y salimos a buscar la ropa adecuada; recuerdo que el Padre José Ramón –párroco de Nuestra Señora del Pilar- nos prestó las capas y así con mucha colaboración de familiares y vecinos pudimos remedar con mucha decencia a Melchor, Gaspar y Baltasar. Yo encarné a Gaspar, mi señora Hilda a Melchor y Mirta Melo al negro Baltasar. Nuestro primer “camello” fue una Ford ranchera que condujo el recordado Mingo Melo, hermano de Mirta y a lo largo de los años tuvimos otros ‘camellos’, como la camioneta Peugeot de Tony Spadaro y otro utilitario que ofreció gentilmente Cacho Vinagliore. Previamente, nos pusimos en contacto con los vecinos y amigos que sabíamos delegaban el reparto de regalos a Los Reyes Magos de Villa Buide y así se recuperó una tradición que hoy perdura en el tiempo a pesar de haber pasado ya 40 años”.

Por supuesto, el revuelo que causaba la llegada de los Reyes a las casas de los chicos motivaba que muchos otros niños salieran a su encuentro, por lo que debían ir con un bagaje extra de chupetines y caramelos para repartir entre todos los que se arremolinaban alrededor de la “camioneta-camello”.

“Para esta noche previa al 6 de enero ya compramos 12 bolsas de golosinas para repartir”, adelantó a nuestro medio Hugo Abba.

Por supuesto, a través de tantos años, hay múltiples anécdotas para contar. “Recuerdo que íbamos con muchos regalos grandes –contó– una vez nos tocó llevar una moto scooter para un integrante de la familia de Mingo Moreira y se me ocurrió llegar a la casa conduciendo la moto, así que se imaginaran la sorpresa para el destinatario cuando vio llegar su regalo con Melchor piloteándolo. En otra oportunidad, llegamos creo que a Villa Morra y en el revuelo, alguien se llevó un presente que no le pertenecía, por suerte el oportunista fue visto por algunos chicos presentes y pudimos recuperar el valioso regalo”.

“Otra anécdota graciosa fue cuando la noche previa a Reyes coincidió con un baile en Cuernavaca. Teníamos muy buena relación con la familia Blesa que tenía un kiosco en Fermín Gamboa e Ituzaingó y sus dueños entonces eran Daniel “el gallego” Blesa y estaba haciendo sus primeras armas en la noche Manucho Grillo, hijo de Mirta Melo. Fue Mirta la que nos animó a entrar vestidos de Reyes Magos al boliche, para vergüenza de Manucho que se escondió en algún lugar hasta que nos fuimos”, rememoró.

Después de tanto tiempo, los reyes de Oriente pilarenses tienen ya aceitado el recorrido que van a realizar. “Es toda gente conocida que se contacta con nosotros con mucha antelación y arriman las cartitas de los más chicos de la familia para los Reyes así que podemos armar prolijamente la hoja de ruta a seguir. Este año arrancaremos por los barrios Agustoni, San Alejo y Las Margaritas, para continuar después por Villa Verde y Villa Buide, pasando como siempre por el Hogar del Milagro. El año pasado terminamos en el barrio Pellegrini –recordó Abba- todo va de acuerdo a los lugares donde debemos entregar los regalos”.

El trío de Reyes Magos pilarenses estará integrado este año por Hugo, su señora Hilda, y por primera vez será de la partida el hijo mayor del matrimonio Rubén. “El ‘Negro’ va a encarnar por supuesto a Baltasar -acotó sonriente Hugo-. Parece mentira, pero cuando comenzamos con esta idea, Rubén tenía apenas 1 año y estoy muy orgulloso de que también participe este año de la recorrida”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar