Lunes 04 de Julio de 2022

La abuela Victoria Cornaglia de Traverso festejó sus 100 años, con una fiesta sorpresa

Nació en Turín, Italia, en 1922 y llegó a la Argentina junto a sus padres y su hermano Bautista en 1931.Completó sus estudios primarios en la Escuela 1. Su primera maestra fue María Laborde de Costa, la maestra ilustre de Pilar. Cuando le preguntan el secreto de su longevidad responde: “vivir tranquila y sin hacerme problema por nada”.


  • Miércoles 22 de Junio de 2022
Victoria Cornaglia de Traverso

El sábado pasado cumplió 100 años la querida vecina pilarense Victoria Cornaglia de Traverso. Tan especial aniversario, ameritó que su numerosa familia le organizara una fiesta sorpresa en la casa de su sobrina Elena Traverso. Para ello se ambientó el amplio living con flores de girasol, el leift motiv elegido para el singular festejo, incluso las etiquetas de las bebidas fueron cambiadas con imágenes de amarillos girasoles.

A la fiesta concurrieron sus numerosos invitados, integrados por las familias de sus dos hijos, cinco nietos y diez biznietos, más la especial presencia de sus dos entrañables amigas: Nene Galvano (86) y Haydee Scassino (88).

Resumen tuvo la oportunidad de dialogar con su hija María Cristina, más conocida como “Tati”, quien nos refirió la historia de vida de su centenaria madre.

“El lunes pasado festejamos con gran emoción, alegría y muchas sorpresas el cumpleaños de nuestra “Reina Madre” -la corona se la puso Tati y el cetro se lo entregó Roberto-. La fiesta del cumpleaños número 100 de mamá fue un día inolvidable, de gozo y alegría familiar. Un verdadero día de Acción de Gracias a Dios - recordó con emoción Tati- y un muy buen momento para rememorar momentos de su dilatada vida. Ella nació en Turín, Italia, el 20 de junio de 1922. Llegó a la Argentina con sus padres y su hermano Bautista en 1931. Tras un breve lapso en el Hotel América de Capital Federal, se instalaron en el campo de José Arnaldo Dodero, donde ahora está el country Mayling, donde mi abuelo Modesto cumplía funciones de mayordomo”.

“Victoria había cursado sus primeros años de la primaria en Italia y los finalizó en la Escuela 1 de Pilar. La señora María Laborde de Costa fue su primera maestra. Fue una excelente alumna, muy prolija y aplicada; aún conserva con mucho cariño sus cuadernos y boletines de su época de estudiante, aunque parezca algo increíble, y se los muestra orgullosa a sus nietos y biznietos, cada vez que se lo piden. En su adolescencia estudió corte y confección y bordado, destacándose en estas labores, tanto que confeccionó su propio ajuar cuando se casó”, contó su hija.

“Conoció a mi padre Ismael Traverso cuando tenía 20 años, él trabajaba en el campo vecino a los Dodero y allí comenzó una relación para toda la vida. Fue su primer y único amor. Se casaron el 7 de julio de 1944 y festejaron sus bodas de oro con un viaje de placer a Europa. Tuvieron dos hijos, me tuvo a mí que soy la mayor cuando tenía 24 años y a mi hermano Roberto siete años después. Papá fue secretario en el colegio D’Elia de San Miguel y después en el Instituto Carlos Pellegrini de Pilar, donde se jubiló. Mamá, mientras tanto, instaló una tienda y mercería muy popular en Pilar Centro que atendió durante más de dos décadas. Fue una mujer siempre muy generosa y solidaria. Formó parte de las “Damas rosas”, colaborando en el Hospital Sanguinetti y en el Hogar de Ancianos Silvio Braschi”, detalló Tati.

Vivir con tranquilidad, el secreto para una larga vida

La abuela Victoria goza de una excelente estado de salud física y mental. “Los únicos achaques de la vejez que tiene son que se desplaza con un andador y padece de una leve sordera, por lo demás está en un estupendo y envidiable estado –comentó a Resumen su hija Tati-, escribe y lee perfectamente, sin necesidad de anteojos; come de todo, nada le cae mal. Su plato preferido son los canelones, tanto que debemos hacérselos por lo menos dos veces por semana. En las comidas toma amargo serrano y le encantan los postres, en su heladera nunca deben faltar algunas porciones de torta”.

“Vive en su casa adelante de la mía con la asistencia de dos señoras que la cuidan toda la semana. Se levanta tarde, almorzamos juntas y es amiga de largas sobremesas, después se duerme una siesta hasta las 7 de la tarde y se levanta. Conversamos mucho y le gusta recibir visitas o que la llevemos a visitar a familiares y amigos. Es una persona muy sociable. Le gusta ver televisión hasta tarde, costumbre que no le gusta le reprochen. ‘Yo ya trabajé mucho –nos dice-, a mí déjenme vivir mi vida a mi ritmo, ahora me tienen que atender y entender ustedes’. Está muy lucida y actualizada, me acuerdo una vez –rememora Tati- que estábamos viendo un programa periodístico en la tele donde se presentaba a Aníbal Fernández como nuevo Ministro de Seguridad de la Nación. ‘Viste –me comentó- éste está otra vez en el gobierno’. Mamá es una señora muy coqueta, le gusta estar siempre arreglada y con su cabello bien peinado”.

“Cuando le preguntan cuál es el secreto de su longevidad siempre da la misma respuesta: ‘Vivir tranquila y sin hacerme problemas por nada’”, reveló María Cristina.

Oscar Orlando Mascareño

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar