Jueves 06 de Octubre de 2022

Justicia por Thiago: familiares y vecinos continúan pidiendo la detención para la madre del menor

Pamela Palacios declaró en la causa y quedó en libertad. Vecinos afirman que hay pruebas del maltrato constante al que habría sometido al menor, pero que la justicia nunca los escuchó a pesar de las denuncias.


  • Martes 23 de Marzo de 2021
Imagen del articulo

Pamela Palacios declaró en la causa y quedó en libertad. Vecinos afirman que hay pruebas del maltrato constante al que habría sometido al menor, pero que la justicia nunca los escuchó a pesar de las denuncias.

La muerte de Thiago, el pequeño de 2 años del barrio San Alejo, conmocionó a todo el distrito y ocasionó, sobre todo en su familia y vecinos, dolor e indignación ante este hecho que afirman se podría haber evitado.

Thiago se desvaneció en la vivienda que compartía junto a su madre, Pamela Palacios, su padrastro Ariel Farías y sus dos hermanas mayores. Fue trasladado al Hospital Sanguinetti y falleció poco después producto de una hemorragia interna causada por un golpe en su abdomen. El menor, además, presentaba signos compatibles con abuso sexual y quemaduras en genitales, por lo que su padrastro quedó detenido.

La familia paterna, los vecinos y organizaciones de Pilar tomaron las calles en reclamo de justicia el domingo y así también el lunes, exigiendo que en fiscalía den respuestas o que en el mismo municipio alguien les explique porque la madre del menor no estaba tras las rejas.

Es que para ellos Pamela Palacios sería cómplice de lo ocurrido. La joven, que en 2019 sufrió el incendio de su vivienda a manos de su ex pareja (padre de Thiago) con ella embarazada y sus dos hijas dentro, luego de haber declarado ante la Fiscal de Género, Carolina Carballido Catalayud, continúa en libertad porque la justicia investiga si, efectivamente, la mujer tuvo participación en lo que ha ocurrido.

Gisel Rodríguez es vecina de la familia y durante todo este proceso ha estado en constante contacto con el abuelo paterno del menor. Fue ella quien dialogó con nuestro medio para explicar lo que denuncian. “Hay videos, fotografías que tomó una vecina. La madre le vivía pegando, todos los días. Lo golpeaba, lo amenazaba, lo mojaba con la manguera. En pleno frío lo mandaba afuera en penitencia a las 11 de la noche. Si se iba, se lo dejaba al padrastro. Ella antes tenía un merendero en la casa, se juntó con este chico, el merendero no funcionó más, empezaron las agresiones”, contó a Resumen.

“Sus dos nenas le decían que el hombre era malo, que las tocaba y ella les decía que no, que mentían, que él no era así, que él las criaba y les daba de comer. Él lo quemó con cigarrillos al nene, lo violó hasta que el nene no pudo más. Lo llevaron al hospital, de ahí al Falcón y ahora el nene no está más”, lamentó Rodríguez.

Su pregunta es porqué Palacios no está presa cuando “todos los vecinos fuimos a hacer denuncias y no nos prestaron atención”: “nos decían que no había pruebas suficientes. Fuimos al Municipio, nos dieron vueltas, fuimos a Fiscalía, para pedir explicaciones. Estuvo tres horas el abuelo hablando, le decían que no puede estar presa porque no hay pruebas suficientes. La indignación es que todos los vecinos la veíamos cómo lo trataba, nos quisimos meter, frenarla, nos decía que esa era la educación, que el respeto venía desde la casa”.

El abuelo paterno del menor, contó Gisel Rodríguez, realizó diversas denuncias y pedidos por cómo era la situación de su nieto pero nadie lo escuchó. “José, el abuelo paterno, fue a fiscalía a hacer denuncia penal, pidió la custodia del nene, hizo juicio para que le den el nene a él, no le prestaron atención. Hizo todo, incluso presentó una carta con puño y letra de Pamela Palacios donde ella misma decía que al nene no lo quería”, comentó.

“El estado estuvo ausente, totalmente ausente en este caso como en muchos más. La indignación es que no prestaron atención, que digan que no hay pruebas contundentes para detenerla. Pedimos una respuesta, pedimos que venga el fiscal y no se acercó. Esto no puede quedar así, acá los culpables son la madre, el padrastro, la abuela materna que encubre a la madre y el estado. Hoy hay una criatura que ya no está. Pedimos justicia por Thiago”, cerró Gisel Rodríguez.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar