Sábado 24 de Septiembre de 2022
Recuerdo

El paso del genial Carlitos Bala por Pilar

En dos ocasiones su circo visitó nuestra ciudad. También concurrió a eventos sociales en el distrito. El recuerdo de quienes lo conocieron.


  • Viernes 23 de Septiembre de 2022
Carlitos Bala

Seguramente dado a su larga vida y trayectoria, el Gran Carlitos Bala habrá hecho reír con sus ocurrencias a muchas generaciones de pilarenses en más de una oportunidad. A mí me tocó entrevistarlo parea la televisión local cuando vino con su circo a ruta 8 muy cerca del Tanque de Agua, a principio de los ‘90.

Recuerdo que fuimos con el camarógrafo minutos antes que comenzara la función y nos atendió en su improvisado camarín, terminando de arreglarse frente a un espejo y junto a un perchero donde estaban colgados los diversos trajes que iba a utilizar durante la función. Es ahí donde nos sacamos la foto que ilustra esta nota recordatoria.

Un par de años después, junto a mis hijos lo disfrutamos nuevamente, también con su espectáculo circense, esta vez en una carpa armada sobre ruta 8, pero más hacia el centro de Pilar, en la zona donde está ahora el corredor de boliches bailables. En esta segunda presentación me llamó la atención que Carlitos salía a escena haciendo cortos monólogos, utilizando unos tarjetones como ayuda memoria de la rutina que había preparado para la ocasión.

Pasaron muchos años, hasta que el martes 20 de agosto de 2013 nos enteramos que, con el auspicio de una entidad, se iba a presentar esa mañana en la Parroquia Santa Rosa de Lima de Villa Rosa para hacer un mini show y regalar juguetes a los chicos de catequesis y del Jardín de Infantes cercano, en un postergado pero bienvenido festejo por el Día del Niño.

De hecho un rato antes de su presentación -cerca del mediodía- la iglesia ya estaba abarrotada de familias. En ese momento, yo conducía el programa radial “La mañana informativa” por FM Del Sol y logramos comunicarnos con el cómico, minutos antes de su presentación.

Con su habitual buena disposición y de muy buen humor, Carlitos saludó a los oyentes y contó que estaba muy contento y emocionado, porque días atrás, había sido invitado a la inauguración de un monumento con su figura a la entrada de la Confitería “Imperio” en el barrio de Chacarita, de donde orgullosamente era oriundo (por supuesto Carlitos era también un confeso hincha fanático y socio honorario de “Los funebreros”).

“Es una imagen a tamaño natural mía llevando dos cajas de pizzas en la mano –refirió Bala durante la entrevista-, lo más gracioso es que yo estaba adentro de la pizzería y cuando salgo me encuentro con un vecino que se estaba sacando la foto junto a la estatua, que realizó el mismo artista plástico que hizo la de Olmedo y Portales. ¡La sorpresa que se llevó el hombre cuando me vio! Ni se hubiera imaginado que se iba a encontrar en ese momento conmigo y de ‘cuerpo presente’, así que por supuesto se sacó otra foto, esta vez con el Carlitos Bala real”.

En ese momento, el capo cómico ya estaba en las postrimerías de su carrera –había cumplido 88 años días antes (el 13 de agosto)-. De todas maneras seguía participando en shows esporádicamente acompañando a Panam, entonces una animadora infantil en pleno éxito a través de la televisión y el ya vigente payaso cordobés Piñón Fijo.

“Siempre me invitan a acompañarlos en los espectáculos, pero solo me presento cuando es en el Gran Buenos Aires o en algún teatro de Capital Federal, me cansan mucho los viajes y las esperas en los aeropuertos se me hacen muy largas”, confesaba Bala durante el reportaje, que por entonces sorprendía a sus seguidores cumpleañeros, llamándolos por teléfono a sus casas para saludarlos.

“Tengo una agenda con los nombres de muchos seguidores –contaba- y los llamo para saludarlos en el día de sus cumpleaños. Muchos piensan que es una broma de alguien que se hacía pasar por mí. Cuando los convenzo y me dicen ‘¡que sorpresa, me quiero morir!’ les respondo, si te morís, te corto”.

Quiero agradecer a mi amiga y colega Sonia Páez, que en aquel año de 2013 tenía un programa a la tarde en la radio, donde hacía un resumen de las principales notas de la mañana, pasando parte de los audios de las entrevistas y guardo este que me acaba de enviar.

Por supuesto como muchos de nuestros lectores, mi contacto con Bala viene desde niño, pero tengo una anécdota muy especial.

En el año 1963 yo vivía en frente al barrio de Saavedra en Capital Federal, en Avenida General Paz al 4.500. A pocas cuadras había un cuartel y allí se filmaron en 1963 escenas de la primera película de Bala para el cine nacional: “Canuto Cañete, conscripto del 7”, dirigida por Julio Saraceni sobre un libro de Abel Santa Cruz, filme en blanco y negro que se estrenó en el mes de noviembre de ese mismo año.

Enterada mi madre de que Carlitos estaba filmando cerca de mi casa nos llevó a mi hermano y a mí a ver la filmación, donde Carlitos hacía de las suyas subido a un tanque de guerra. Yo tenía 7 años y mi recordado hermano Gustavo 6.

Volviendo a Pilar, parece que Bala tenía conocidos en nuestra ciudad. Así lo hizo saber el cantor y político Gustavo Trindade a través de las redes sociales, contando una anécdota de su niñez.

“Jamás voy a olvidar la tarde que frente a mi casa paterna, donde vivía don Juan Parra, un vecino que era un reconocido pocero de Pilar, baja de un auto blanco Carlitos Bala, que era cliente de don Juan. Quedé helado, mirándolo desde la vereda de enfrente. En ese momento Parra me pega un grito ¡Veni Kelito! Obviamente crucé la calle en milésimas de segundo y al acercarme, Carlitos se puso a bromear conmigo y me regaló algunos de sus famosos latiguillos; me autografió una foto en blanco y negro que llevaba en su auto para regalar a sus fans (foto que mi vieja atesoró hasta que falleció y que lamentablemente no pude recuperar). Se fue un gran humorista, se fue un gran hombre, se fue parte de las historia de varias generaciones de argentinos. Adiós Carlitos Bala. ¡Gracias, gracias, gracias! QPD”, lo despidió el exconcejal.

Carlitos Bala nació con el nombre de bautismo de Carlos Salim Balaa Boglich, el 13 de agosto de 1925. Falleció este viernes a los 97 años.

Oscar Mascareño

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar