Sábado 20 de Abril de 2024

La crisis del sector turístico por la Pandemia también pegó en Pilar


  • Viernes 29 de Mayo de 2020
Imagen del articulo

“Fue la primera actividad en dejar de operar y será la última que comience”, sentenció  Gabriel Acuña, reconocido operador turístico pilarense. Se dedica desde hace más de 30 años al turismo individual, corporativo y estudiantil.

Sin dudas, uno de los rubros en que más pegó la pandemia es el del turismo. Suspensión de viajes aéreos y terrestres, locaciones que se encuentran con la imposibilidad de realizar turismo receptivo y un sinfín de actividades afines que se vieron perjudicadas por la cuarentena preventiva, social y obligatoria, impuesta por el gobierno nacional desde el pasado 20 de marzo.

Gabriel Lucas Acuña es un reconocido operador turístico con más de 30 años de trayectoria en nuestra región. Se dedica al turismo individual y corporativo. Además, desde hace un tiempo es representante en nuestro distrito de Roxtur, una empresa que se dedica al turismo estudiantil. Acuña, también tiene un emprendimiento en el vecino partido de Exaltación de la Cruz: “El Rinconcito”, una granja educativa ubicada sobre un predio de 7 hectáreas, donde se reciben a contingentes de estudiantes de nivel primario y secundario, que concurren a pasar el día o a acampar, dadas las comodidades que brinda el lugar, donde  los fines de semana recibe también a público en general, con servicio de parrilla. Por supuesto, todas actividades hoy imposibilitadas de llevarse a cabo.

“Realmente la pandemia nos ha maltratado a muchos –explicó el agente de viajes- en mi caso, me dedico al turismo individual, pero el fuerte lo tengo con Roxtur, que ofrece turismo educativo a alumnos de escuelas primarias y secundarias durante todo el año, inclusive viajes de egresados, además de viajes de un día, de una semana a Carlos Paz, Mundo Marino, Palacio San José, Rosario, norte argentino, Puerto Madryn”.

“Aparte tengo otro emprendimiento en Capilla del Señor: “Rinconcito”, un predio de 7 hectáreas donde los fines de semana funciona una parrilla abierta al público y los días de semana tenemos campamentos y granja educativa. Así que el lector se debe imaginar que en este momento está todo parado, sin la posibilidad de realizar algún tipo de actividad. A principios de año, allá por el mes de febrero tuve encuentros con directivos de colegios privados, con los cuales ya veníamos proyectando distintos tipos de viajes. La verdad, vislumbrábamos un 2020 que se venía con todo en el tema turístico-estudiantil”, añadió.

“Si algo tiene el turismo es que da trabajo a mucha gente, desde el chofer de una empresa de transporte tanto de larga como de media y corta distancia, al personal de restaurantes, guías, coordinadores, casas de venta de artículos regionales, artesanos y por supuesto el sector hotelero. Esto involucra a un montón de familias que hace tres meses que están sin trabajo. Lamentablemente esta industria sin humo que es el turismo, quedó paralizada. Fue la primera que dejó de operar y va  a ser la última que comience”, sentenció con amargura Acuña.

Con respecto a quienes ya tenían pactados viajes o paquetes turísticos antes de la Pandemia, el operador aseguró que por lo menos en lo concerniente a la empresa que representa, se reconocen las reservas, a la espera de que puedan reprogramarse las salidas.

“Por suerte con respecto a los viajes estudiantiles, recién comenzábamos a programarlos, así que no se llegó a cobrar ninguna cuota, con los colegios con los cuales ya habíamos empezado a charlar –expresó aliviado Acuña-. En cuanto a viajes de egresados, tenemos algunos viajes pactados para diciembre a Villa Carlos Paz y se siguen cobrando las cuotas correspondientes, comprometiéndonos a llevar a los contingentes ni bien tengamos la autorización del estado para poder ofrecer nuestros servicios”.

“Lo problemático va a ser sin dudas Bariloche, es un lugar muy elegido por los estudiantes, pero donde va a ser muy difícil respetar los protocolos de aislamiento. Creo que quizás habrá que reducir los grupos a un 50 por ciento, para que se pueda permitir viajar a esa plaza tan elegida por los estudiantes. Sin dudas es una situación muy complicada a resolver, como también la de otras plazas turísticas como por ejemplo Villa General Belgrano en Córdoba, donde se realiza en octubre la Fiesta de la Cerveza, evento que recibe mucho turismo, incluso del exterior del país, ese es uno de los eventos que no creo que se vaya a realizar, a pesar que ya estaremos en plena primavera”, avizoró el agente de viajes.

Cuidado con las preventas

Resumen consultó a Acuña sobre promociones que se están realizando a través de las redes sociales, donde se ofrecen grandes bonificaciones por reservar plazas turísticas para el verano, tanto a nivel local como internacional.

“En mi caso, yo no soy de la idea de promover nada a futuro en materia de turismo, aunque el interesado me lo quiera pagar, por la simple razón de que no sé en qué valores nos vamos a manejar cuando volvamos a la normalidad. Todos los que nos dedicamos al turismo sabemos que recién tenemos que pensar en noviembre o diciembre para recomenzar a ofrecer nuestros servicios y recién en ese momento nos podremos arriesgar a ofrecer presupuestos al respecto. Hoy es imposible dar algún valor aproximado y por eso no me arriesgo a vender, porque después no voy a saber si voy a poder cumplir con lo pactado. El único caso posible en que yo aconsejaría reservar es en el caso de contratación directa de hoteles, ya que se habla con sus propietarios, que si pueden especular con valores a futuro por hospedaje y quizás hasta por almuerzos y cenas”, recomendó.

En cuanto al emprendimiento en Capilla del Señor, la actividad también es nula. “Es un predio grande como comentaba y que hay que mantener –comentó el emprendedor turístico- los gastos fijos hay que pagarlos, tenemos que pagar el sueldo al encargado, los animales tienen que comer y necesitan de atención veterinaria permanente. Hay una serie de gastos fijos que tenemos que seguir afrontando y estamos tratando de mantener el predio lo mejor posible, hasta el día en que podamos nuevamente abrirlo al público. Por eso hemos implementado hacer comidas típicas para fechas determinadas del año, como por ejemplo un locro que hicimos el pasado 25 de mayo que llevamos a cada persona que nos lo encargó. Por suerte nos fue muy bien, por lo que vamos a repetir la experiencia para el Día del Padre, con venta de porciones de lechón al asador con algún tipo de guarnición, que vamos a vender con el mismo sistema de delivery. Los animales se crían en granjas vecinas, así que será un manjar  altamente recomendable para reservar”.

Oscar Orlando Mascareño

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar