Miércoles 26 de Enero de 2022

La Asamblea Permanente LGBT+ marchó para pedir la reincorporación de Marisol Brandán

Hace un año y medio está en licencia. Primero, le fue otorgada por ser persona de riesgo en la pandemia pero desde marzo está vacunada y busca volver a su trabajo. Además, exigieron por el cumplimiento del cupo laboral y salarios dignos.


  • Miércoles 11 de Agosto de 2021
Imagen del articulo

Hace un año y medio está en licencia. Primero, le fue otorgada por ser persona de riesgo en la pandemia pero desde marzo está vacunada y busca volver a su trabajo. Además, exigieron por el cumplimiento del cupo laboral y salarios dignos.

Durante la jornada del martes la Asamblea Permanente LGBT+ de Pilar se concentró en la Plaza 12 de Octubre para reclamar por la reincorporación de Marisol Brandán (Alexa), así como también exigieron el cese de la violencia institucional en el cupo laboral travesti-trans, y una real implementación sin precarización laboral.

“Hace un año y medio que estoy en licencia laboral, en mi casa, sin tareas administrativas. Se supone que estoy con home office, no me llega ninguna información de mi área laboral y me dicen que me quede tranquila, que lo tome como vacaciones. Como activista y militante, no puedo estar en estas condiciones. Toda mi vida he esperado tener un trabajo, hace cuatro años que trabajo en el Municipio y sentarme en mi casa, esperando que el tiempo pase, es quedarme en el sedentarismo”, explicó Marisol Brandán (Alexa) en diálogo con Diario Resumen.

Brandán ingresó al Municipio en el área de Género y Diversidad Sexual que, durante esta gestión, se transformó en la Secretaría de la Mujer, Políticas de Igualdad y Diversidad Sexual y con el comienzo de la pandemia, por ser persona de riesgo, le otorgaron la licencia. Sin embargo, habiendo ya recibido las dos dosis de la vacuna, ella busca volver a su puesto de trabajo lo más pronto posible.

“La licencia, en el principio de la pandemia, es por ser persona de riesgo. Se expuso mi serología, tuve que explicar por qué estaba desde mi casa, encerrada. Eso no le pasó a mí, sino a muchas que tenemos patologías, serologías. Es una violencia sistemática la que atravesamos tras el COVID19 a nivel mundial. Cómo tenemos que exponernos, con algo tan íntimo y privado. Me remarcan que soy persona de riesgo, cuando toda la vida he militado para ser una persona digna, para ser esta persona que trabaja y milita en derechos humanos. Estoy vacunada con las dos dosis desde marzo, se supone que en abril tendría que haber estado trabajando. Mis estudios clínicos salieron excelentes, pero me dicen que por orden de la obra social y porque dese el Municipio no se quieren hacer cargo de quienes tenemos patologías o enfermedades”, argumentó.

El objetivo de la marcha, dijo, era su reincorporación. “Cuando se viralizó que saldríamos a la calle, me llamaron de Recursos Humanos, dándome una solución para ver cómo podría volver. Reclamo que tengamos un mejor ingreso salarial, que no seamos violentadas, ni estereotipadas en el sistema laboral. Hemos denunciado violencia y hemos sido removidas de nuestras áreas. Necesitamos un verdadero acompañamiento, no un discurso político. Nuestros sueldos están muy por debajo de la canasta básica, no nos alcanza para vivir dignamente como marca la ley del cupo”, cerró Marisol Brandán.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar