Jueves 26 de Mayo de 2022

El INADI resolvió que sí hubo discriminación en un colegio de Manuel Alberti

En octubre de 2019 el Instituto María Madre Nuestra dejó sin vacante a dos alumnos sin motivo y su madre comenzó la lucha. Más de dos años después, logró que no solo DIEGEP sino también INADI respalden su denuncia de discriminación.


  • Sábado 29 de Enero de 2022
discriminacion colegio manuel alberti

Hace más de dos años que la familia Mansilla lucha contra el Instituto María Madre Nuestra de Manuel Alberti que sin motivo alguno dejó en octubre de 2019 a Facundo y Joaquín sin vacante. Recientemente, recibieron una buena noticia: INADI falló a su favor, afirmando que el colegio sí ejerció discriminación contra ambos alumnos. 

Marta Gómez, madre de los chicos, se embarcó en una larga pelea que involucró hacer denuncias en diversas instituciones para que el acto discriminatorio hacia sus hijos y la violencia que la institución educativa había ejercido contra su familia no quedasen en la nada.

En 2020 la Dirección de Educación de Gestión Privada (DIEGEP) les dio la razón y le exigió al instituto la reincorporación de ambos menores, pero el colegio se negó. Ahora, con la resolución de INADI, Gómez está con más energías para seguir adelante.

“Recibí el dictamen del INADI, que resolvió que sí hubo discriminación porque en ningún momento se velaron por los derechos de los niños, de mis hijos”, contó a Resumen Marta Gómez y añadió que hoy ya no es su palabra contra el colegio, sino que “hay dos entidades muy importantes que están diciendo que en esta institución se violan los derechos de los niños”.

Respecto de las excusas que dio el colegio ante la decisión, Gómez planteó: “Una barbaridad las mentiras y calumnias en contra de mis hijos, dos criaturas, los quieren hacer quedar como personas violentas, sin educación”.

“Puedo contar dentro de la institución muchas irregularidades, yo quiero que alguien haga algo. El Estado está pagando al 100 por ciento una subvención. Se le saca a colegios del Estado para darle a esta institución, donde se discrimina y se violan los derechos de los niños. A ellos (el colegio) les sirve de pantalla la religión y después hacen cualquier cosa con los chicos”, dijo.

Ambos chicos ahora asisten a escuelas de Malvinas Argentinas pero Facundo, el más grande, ansía poder volver para su último año escolar a su antiguo colegio. “Hoy peleo por los derechos de mis hijos, quiero que respondan ante el sufrimiento que les hicieron pasar, que lo padecen hasta hoy. Mi hijo termina el año que viene el colegio y llorando me pidió que quiere terminar con sus compañeros. No voy a parar hasta que me den una respuesta, sea el gobierno, sea un juez”, explicó.

“Las cosas que tuve que pasar, el sufrimiento a mis hijos, lo pagarán. No voy a quedarme de brazos cruzados viendo colmo mis hijos, otros chicos sufren. Usar una institución para generar dinero, olvidándose los niños, no me parece”, añadió Marta Gómez.

Por último, Gómez aseguró que tiene “mil emociones juntas”: “Hubo momentos donde quería dejar, estaba cansada. Me siento contenta, la resolución de INADI es una señal para que siga. . No fue fácil, insistí mucho. Hoy me siento más fuerte, voy a seguir luchando porque es un orgullo para mí poder defender los derechos de mis hijos”.

12 comentarios:

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar