Jueves 13 de Junio de 2024

Confirman un caso de gripe aviar en una granja de Pilar

El Senasa informó que se registraron 21 casos en la provincia. Son de aves de traspatio en los distritos de Almirante Brown y Pergamino, y de una granja comercial en Pilar.


  • Miércoles 26 de Abril de 2023
Gripe aviar Pilar

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informó en los últimos días que se registraron casos de gripe aviar en otros tres municipios bonaerenses y los contagios son unos 21 en la provincia de Buenos Aires, uno de ellos en Pilar.

Los últimos contagios registrados son de aves de traspatio en los distritos de Almirante Brown y Pergamino, y de una granja comercial en Pilar.

Los mismos se suman a otros informados en Puan, Bahía Blanca, Villarino, Tres Lomas, San Cayetano, General Pueyrredón, General Madariaga, Azul, General Alvear (2), Las Flores, Rauch, Lobos, Monte, General Belgrano y Tordillo (4).

El Senasa informó también que “suman 88 las detecciones de la enfermedad en total en todo el país”. De ese total, 69 pertenecen a aves de traspatio, 12 al sector comercial y siete son silvestres.

A los 21 confirmados en la provincia de Buenos Aires, se le suman 19 en Córdoba, 11 en Neuquén, nueve en Santa Fe, siete en Río Negro, seis en Chubut, dos en San Luis, dos en Chaco, dos en La Pampa, dos en Corrientes, dos Santa Cruz, uno en Jujuy, uno en Santiago del Estero, uno en Salta, uno en Formosa y uno en Mendoza.

La influenza aviar es una enfermedad viral que afecta tanto a las aves silvestres como de corral, especies que adquieren la enfermedad por contacto directo con otras aves enfermas, sus heces, plumas o elementos contaminados.

Ocasionalmente, las personas en contacto con aves enfermas, también pueden contraer la enfermedad. La vía principal de la infección humana es por contacto directo con aves infectadas o con superficies y objetos contaminados por sus heces. Actualmente no hay evidencia de que el consumo de carne aviar o de huevos sea fuente de infección.

Desde el Gobierno se indicó que, ante la detección de aves con signos clínicos respiratorios, digestivos, neurológicos; disminución en la producción de huevos, en el consumo de agua o alimento; el hallazgo de aves domésticas o silvestres muertas o cualquier situación sanitaria fuera de lo común, no tocar las aves y dar aviso inmediato al SENASA.

Además, se precisó que ante la circulación de influenza aviar hay que lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o utilizar desinfectantes a base de alcohol, evitar el contacto directo con aves silvestres y, de ser posible, sólo observarlas desde lejos; en caso de encontrar algún ave enferma o muerta evitar el contacto y dar aviso a las autoridades sanitarias del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA); no tocar superficies que podrían estar contaminadas con saliva, mucosa o heces de aves silvestres o de corral; y mantener las granjas en buenas condiciones de higiene e implementar medidas de manejo y bioseguridad.

Además, se recomendó evitar el ingreso a granjas de aves de origen desconocido; impedir el contacto de las aves domésticas con las aves silvestres; y utilizar vestimenta exclusiva para trabajar con las aves.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar