Miércoles 25 de Mayo de 2022

ATE pide un bono navideño de 15 mil pesos o doble aguinaldo

Indicaron que además hay varias cuestiones que se necesitan resolver, pero está faltando más diálogo. A pesar de entender el contexto, confían en la posibilidad de entablar nuevos canales para llegar a la Comuna.


  • Miércoles 25 de Noviembre de 2020
Imagen del articulo

Indicaron que además hay varias cuestiones que se necesitan resolver, pero está faltando más diálogo. A pesar de entender el contexto, confían en la posibilidad de entablar nuevos canales para llegar a la Comuna.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), solicitó al Municipio llevar adelante alguna medida que “recomponga los decaídos ingresos familiares de las y los trabajadores municipales” en el actual escenario.

Apuntan a que la inflación y el difícil contexto económico a raíz de la pandemia, han generado complicaciones en los empleados estatales, siendo que “muchos perdieron la posibilidad de trabajar horas extras, mientras en otras familias, algunos de sus miembros fueron despedidos. Y fueron acumulando deudas y postergando reparaciones hogareñas o la atención de la propia salud”.

Por esta razón, el pedido habla de la posibilidad de otorgar una suma fija de dinero, un bono navideño de 15.000 pesos o doble aguinaldo.

Necesidad de dialogar

En este marco, la secretaria general de ATE, Carmen Pierce, habló con Resumen, y expuso que más allá de este pedido particular, se busca establecer canales de diálogo con el Municipio para poder avanzar en diferentes cuestiones.

“Estamos solicitando el famoso bono de fin de año, ya que debido a que no hemos tenido reuniones, estamos ignorando como se va a manejar este tema”, sostuvo.

Y agregó: “Sabemos que hay veces que la situación nos excede como para poder reunirnos, pero también sabemos que hay otros funcionarios, además del Intendente y Secretario de Gobierno, que podrían ofrecer otros canales de diálogo para poder ir llevando a cabo encuentros y saber cómo se van a ir armando todo lo que compete al próximo año, más allá de que no hay certezas en cuanto a la pandemia”.

Pierce aseguró que “al no podernos reunir, quedan temas sin resolver. Desde armar nuevos concursos, hasta los pases a planta permanente, licencias al personal de salud, o saber cómo se va a trabajar en cada una de las áreas que se van reabriendo. Poder saber quiénes vuelven y quienes no”, aclaró.

Por otra parte, la referente gremial señaló que “la situación es complicada y lo entendemos, pero si no hay un diálogo fluido, se pierde toda esta información, que hace que los trabajadores se tranquilicen”.

Explicó que se “está dependiendo de los bonos, porque hay muchísimas áreas que ya no tienen horas extras. La mayoría está abocado a salud, y donde hay una hora extra los compañeros pelean por hacerla. Está el problema de que algunos la tienen, otros no. Hay preocupación por su pase a planta. La tarea de riesgo que no ha sido resuelta. Y esas son las reuniones que debemos tener. Entendemos que no son cuestiones para resolver todas inmediatamente, pero hay cosas que se deben ir reglamentando y ordenando, anticipándonos a lo que viene, para que la gente esté tranquila y sepa cómo va a ser el próximo año”.

Asimismo, destacó: “Hoy está mal la gente que se tiene que quedar en su casa y no puede ir a trabajar, pero también está cansado aquel que está trabajando desde hace tantos meses poniéndole el pecho a esta pandemia. La realidad es que todo el personal está mal y necesita contención”.

Resolver

Para ejemplificar las ventajas del diálogo, Pierce contó: “Hubo problemas con los lugares de quienes fueron desplazados desde el área de Seguridad, disponibilidades sin definir y hasta tema de los cursos. Pero después de dos charlas con el Secretario de Seguridad, se pudieron ver cuestiones como la situación de cada miembro del personal, porque no es lo mismo un curso de defensa personal para una persona que tiene entre 20 y 40 años, y para otro que tiene más de 60. Pudimos resolver eso y cuestiones de los pases con el secretario, y todo se hace en base al diálogo, que es lo que nos está faltando”.

Y finalmente, argumentó: “Quizás no es de mala fe por parte del Municipio, sino por falta de tiempo. Pero creemos que si no se puede sentar un funcionario, debería hacerlo otro. No pretendemos que se siente en todas las reuniones el Intendente, pero tiene a sus funcionarios para que resuelvan. Si no se puede hacer una reunión cada 15 días, que sea una vez al mes. Pero podamos poner orden ante la sensación de un año perdido. Entendemos que hay peligro, pero no pueden quedar cosas sin resolver. Y sin diálogo es imposible”.

Para concluir, desde ATE recordaron que los horarios de atención son de lunes a viernes de 9 a 16, y recordaron que se cuenta con nuevos servicios para los afiliados.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar