Viernes 09 de Diciembre de 2022
Incertidumbre

Adjudicaron la compra de trenes eléctricos para el San Martín, pero el proyecto no avanza

El Ministerio de Transporte adjudicó la compra de 70 unidades a la empresa rusa TMH, pero el futuro de esa operación no está claro. Es que la iniciativa de electrificar la línea dio un paso atrás y deberá lanzarse una nueva licitación para las obras.


  • Miércoles 05 de Enero de 2022
trenes electricos san martin

El 2022 se presentaba como un año clave para la tan ansiada, y dilatada, electrificación del tren San Martín que tiene a Pilar como una de sus cabeceras. Es que el proyecto estaba contemplado dentro del presupuesto para las obras ferroviarias dispuestas para este año, pero sin embargo, el 2021 culminó con un nuevo obstáculo en ese camino.

En concreto, durante las últimas semanas la iniciativa ha tenido avances y retrocesos. Por un lado, se dio a conocer que el Ministerio de Transporte de la Nación adjudicó la compra de 70 unidades eléctricas múltiples (EMU) a la compañía TMH de origen ruso.

Se trata de una noticia que se esperaba desde hace tiempo, ya que el CEO de la empresa rusa había anunciado meses atrás que se harían cargo de los nuevos coches, por ser los únicos participantes de la licitación en poder satisfacer los requerimientos de Argentina.

Cada unidad tiene un costo de alrededor de 1,5 millones de dólares, y el contrato total de 864 millones, incluyendo la provisión de documentación técnica y la prestación de los servicios de capacitación técnica, asistencia técnica y mantenimiento de las unidades.

De esta manera, la licitación que había sido lanzada en noviembre de 2018 llegó a buen puerto, pero choca contra la parte clave del proyecto que no corrió la misma suerte.

Es que la compra de los nuevos trenes se da en un marco de incertidumbre alrededor de la obra de electrificación del San Martín, cuya licitación fue dada de baja en diciembre por recomendación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la entidad que financiará mayoritariamente las obras.

La demora en esa licitación, que también cargaba con varios años de idas y vueltas, hizo que el BID le bajara el pulgar a la propuesta que había sido escogida por el Ministerio de Transporte, y pidiera que se lanzara un nuevo llamado, cambiando además los términos del contrato.

Por esa razón, la compra de estos 70 trenes no parece tener un destino claro, y deberá esperar por una pronta resolución en la iniciativa de una resistida electrificación del San Martín.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar