Lunes 04 de Julio de 2022
Del Viso

13 familias al borde del desalojo: “es una situación realmente triste”

Compraron de buena fe a un sujeto que, hace dos años, falleció. Repentinamente, les llegó una orden de desalojo ya que ha aparecido un presunto dueño del lugar. Se han contactado con un abogado y esperan haya una solución.


  • Miércoles 18 de Mayo de 2022
Desalojo Ruta 26

Por estas horas, 13 familias están al borde de un desalojo y, desesperadamente, piden ayuda para afrontar la situación que los ha tomado totalmente por sorpresa. Son alrededor de 63 personas las que, con esfuerzo, han construido sus viviendas y locales en un predio ubicado en Ruta 26, entre Moyano y Ambrosetti.

Allí llegaron luego de comprar los lotes a un hombre que hace dos años falleció. Repentinamente, hace un tiempo, un presunto propietario del sitio se presentó y ahora los han notificado para que desalojen el lugar. El tiempo que la justicia otorgó para que lo hagan de forma voluntaria es hasta el 22 de junio.

“El miércoles pasado nos entregaron una carta de desalojo, a cada familia. Esto antes era baldío, vinimos acá comprando, no usurpando. Hicimos nuestra vida acá y apareció la semana pasada una señora con una orden de desalojo, para el día 22 de junio. Estamos con un plazo cortísimo, no encontramos solución”, contó a Diario Resumen, Cynthia, una de las damnificadas.

Además, indicó: “En 30 días qué hacemos, nos vamos a ir con una mano adelante y otra atrás. Con toda la inversión que nos costó nuestra casa, nuestro techo”, lamentó y dijo que al haber fallecido quien les vendió los terrenos “estamos con las manos atadas”.

“Hace nueve años vine acá, cuando vine, la persona que nos vendió hacía ya 11 años que vivía acá. No se entiende cómo un dueño aparezca después de 20 años. Dice que inició un juicio en 2011 y le salió la resolución en 2016, pero estamos en 2022. A mí nunca me llegó una carta, una demanda y ellos dicen que lo hicieron tres veces”, relató.

Por otro lado, afirmó: “Nosotros no vinimos a meternos, no ocupamos ilegalmente. Somos 13 familias, todos trabajamos. Hay una carpintería, una maderera que emplea muchas personas”.

“Es una situación realmente triste. Estamos muy mal, trabajar ocho años, dos años para poder pagar el terreno, cuando lo haces empezas a construir la casa. En mi caso, nos mudamos con una casilla que armamos de pallets. Después, hicimos el kiosco, nos agrandamos, hicimos la casa de material. Año tras año invirtiendo cada peso ganado para tener lo que tenemos hoy. Que ahora vengan a decirnos que no es nuestro, es un montón. Estamos al borde del llanto, porque le pones tanto empeño para que alguien quiera venir a sacártelo”, aseguró.

Lo que desean es que haya una solución para todas las familias ya que allí tienen todo lo que les pertenece: “que nos digan que no les sirve porque ellos tienen otro proyecto y que van a demoler todo. Cada gota de traspiración con lo que construiste tu casa te van a decir que la van a tirar abajo, es algo muy feo, muy fuerte”.

Asimismo, contó que ya se han puesto en contacto con un abogado, que está estudiando el caso en profundidad y esperan prontamente les dé una respuesta de qué pasos pueden seguir para evitar el desalojo o llegar a un acuerdo con el presunto propietario, para que al menos, les reconozca la inversión que estas familias han hecho en la zona. 

Por ahora, se encuentran a la deriva y con la angustiante situación de que, en un mes, deben irse para lo cual necesitan encontrar un alquiler que, en estos tiempos, se ha hecho dificultoso, sobre todo, por lo económico. “Es incómodo, si no encontras el dinero para el alquiler, qué haces con tus cosas. Todo lo que te costó comprar, que te lo tiren abajo. Estamos intentando agotar recursos, para ver quién nos puede ayudar, dar una mano”, cerró Cynthia.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar