Jueves 02 de Diciembre de 2021
El viernes

Amenazas, destrozos y un feroz ataque en una remisería de Pilar centro

Todo comenzó con una pasajera que se quejó por la falta de aire acondicionado. Horas después, allegados de la mujer ingresaron, destrozaron el lugar y golpearon al dueño y a un chofer.


  • Martes 23 de Noviembre de 2021
ataque remiseria alas
La denuncia fue realizada y la fiscalía está investigando lo ocurrido, con registros de las cámaras de seguridad de la zona.

Lo que comenzó como una jornada laboral ordinaria para los trabajadores de la Remisería Alas, ubicada en Pedro Lagrave 364 en pleno centro pilarense, culminó con un feroz ataque por parte de, al menos, ocho individuos.

Lo que más llama la atención es el origen que habría tenido el conflicto: un aire acondicionado. Es que según informó la policía a Resumen, los problemas comenzaron con una pasajera, de 42 años de edad, que solicitó un automóvil y durante el trayecto, pidió al chofer que encendiera el aire acondicionado. 

Sin embargo, el chofer no pudo cumplir con el pedido ya que el aparato no funcionaba debido a fallas técnicas. Ante la negativa, por lo que pudo averiguar nuestro medio, la mujer comenzó un intercambio de palabras con el trabajador quejándose por la falta de aire acondicionado en el rodado mientras que el chofer se disculpaba y explicaba el porqué de la falta de equipo en ese automóvil.

La situación se volvió tan tensa que el conductor decidió regresar a la agencia, mientras que la mujer se comunicaba con el coordinador, para expresar su malestar por lo ocurrido. “La trajo a la puerta de la agencia, por el estado en el que estaba la situación. Había un chofer en la recepción, esperando para salir y esta señora ingresó de una, atacándolo, diciéndole que le había hablado mal. El recepcionista le dice que él le habló, y empieza el intercambio de palabras, insultos, esta persona metió la mano por el vidrio y tira el teléfono de línea de Whatsapp y lo rompe”, contó a Radio X Adrián Pace, propietario de la agencia.

Fue allí que el recepcionista se levantó para intentar sacar a la mujer de allí: “la mujer empieza a decir que le estaban pegando. Justo pasé con el auto por el negocio, me llaman y desciendo, a querer transmitirle tranquilidad, calmarla. Ella en su estado de alteración, que puede ser entendible si sos atacada pero nadie la atacó fue todo lo opuesto”.

En ese momento, la policía se involucró ya que la mujer aseguraba que había sido violentada por lo que el coordinador de la agencia se dirigió a la Comisaría Pilar 1º a declarar. Minutos después, un vehículo pasó por la agencia para amenazarlos, pero Pace decidió no darle importancia. “Este mismo vehículo, a las tres horas, estaciona sobre Chacabuco, casi cerca de Spitalieri, y descienden caminando. Ingresan unas seis, siete, ocho personas y generan un destrozo adentro. Estaba yo con el mismo chofer que estaba cuando inició todo esto. Recibimos una paliza terrible, brutal. Era cuestión de cubrirse, lo mejor que hice fue no reaccionar, porque creo que estaría internado”, relató.

Tras la golpiza y los destrozos, el grupo de personas dejó el lugar pero todo fue tomado por la cámara de seguridad. “Está todo grabado por la cámara de la Casa de la Cultura. Recibimos amenazas a las 12 de la noche, al otro día, tres más. En persona, vinieron en motos. Tanto el dueño del auto que manejaba como esta señora. Algo increíble”, lamentó. 

Los atacantes eran familiares de la pasajera que, en la tarde, había mantenido una discusión por el aire acondicionado. La denuncia fue realizada y la causa fue puesta en la UFI N°4, del. Dr. Agüero pero el temor del propietario es que quieran atacar al coordinador, que por seguridad, no está trabajando y si bien se ha dispuesto policía en la zona, aún hay temor. “Mucha tensión, mucho miedo. Es algo bastante delicado, da miedo”, cerró.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar