Los cien años de Don Augusto Zamarripa

Los cien años de Don Augusto Zamarripa

El exdirector de Resumen nació el 29 de enero de 1921. Además de periodista fue Juez de Paz y miembro activo de entidades como la Cooperativa Pavimentadora y la Cooperativa Tambera.

Nació en Buenos Aires el 29 de enero de 1921. Hijo de Augusto “Zama”, actor nacional de teatro, oriundo de Donostia (San Sebastián – España) y de Sara Elena Cominetti, excepcional ama de casa y repostera. Llegó a Pilar en 1950, al poblado de Matheu, en ese entonces perteneciente a nuestro partido. Efectivamente, nos referimos al exdirector de Resumen Don Augusto Zamarripa, que hoy cumpliría 100 años.

Luchador nato, su sangre vasca se caracterizaba por su tenacidad. A los 14 años perdió a su padre, haciéndose cargo de su madre y sus tres hermanas menores. Trabajó muchos años como administrador de los campos del por entonces presidente de la Sociedad Rural Argentina, Faustino Fano, pero su espíritu independista y emprendedor, hizo que con 29 años, ya casado con Irma Meseguer y con dos hijas, Irma y Marta, renunciara a su cargo y adquiriera una chacra en la localidad de Matheu, a la que le puso el nombre de “Aschpazumag”, tierra buena en vasco, donde alternando con las tareas de campo, se fue relacionando con empresarios y políticos de la por entonces ciudad cabecera del partido de Pilar, donde comenzó trabajando como auditor en la recordada firma Palladino, Varrella, Burcheri y Cía., agencia de automóviles IKA y de combustibles Shell en nuestra ciudad, ubicada en la tradicional esquina de Ruta 8 y San Martín.

Más tarde, en 1951 se agrandó la familia con la llegada del único varón, “Augustito” como lo llamara su familia, con diminutivo por llevar el mismo nombre de su padre y su abuelo.

Paralelamente, el entonces comisionado municipal Leandro Finochietto, lo nombra Juez de Paz de Pilar, cargo que por aquellos años se ejercía “ad honorem”, o sea sin sueldo ni dieta alguna, no siendo necesario ser profesional de la abogacía, con el sólo requisito de ser una persona honorable.

Su paso por el juzgado no fue en vano, por el contrario ganó muchos amigos y admiradores, como el caso de dos reconocidos dirigentes políticos como Don Américo Vattuone o Don Tomás Pérez Bodria (padre), con quienes hizo justicia ante una agresión que tuvo el primero siendo concejal del Partido Justicialista, por parte de un compañero de bancada, hecho que había quedado impune, y en el segundo caso, le solucionó un problema con un contrato de alquiler a un sindicalista que en su condición de tal, no le querían renovar el acuerdo.

Otra anécdota de aquellas épocas, que recuerdo perfectamente, ya viviendo la familia en la casa del paraje de La Lonja, cuando regresó de la jornada en el juzgado, al ver en la cocina dos gallinas, al enterarse de que las había traído una vecina en agradecimiento a cómo había sido atendida en la dependencia judicial, inmediatamente hizo que Doña Irma encaminara su recorrido hacia la casa de la obsequiosa señora, para devolverle lo que no correspondía aceptar.

Ya en La Lonja emprendió su carrera de hacedor en instituciones, integrando y presidiendo la Cooperadora de la Escuela N°16, donde concurrimos mis hermanas y yo, fundando más tarde junto a reconocidos vecinos del lugar, la Sociedad de Fomento Juan Bautista Alberdi y luego la Sala de Primeros Auxilios de la misma.

Don Zama, que en 1958 ya había dejado el juzgado en manos de otro recordado pilarense, Don Manuel Martínez Melo, recibía las maquinarias viales que mandaba la Municipalidad para arreglar las calles y él mismo acompañaba a los maquinistas para supervisar el trabajo.

Ya en el gobierno municipal de Andrés “Yayo” López, siendo gerente de la Cooperativa de Tamberos de Pilar, conocedor del cooperativismo, crearon una cooperativa para realizar trabajos de pavimentación en nuestra ciudad y aledaños. Fue así que se fundó con participación conjunta del Municipio, la institución y los vecinos, la Cooperativa Pavimentadora del partido de Pilar que con escasos elementos y la contratación de las empresas proveedoras del asfalto o material caliente, cubrieron alrededor de 100 cuadras en todo el distrito, siendo recordadas las obras de la calle San Martín, Víctor Vergani, Yrigoyen, Musladini así como arterias en Derqui, Del Viso, Tortuguitas.

En 1961, Don Osvaldo García, ante la necesidad de la población de contar con un medio de información local, funda en Pilar el Periódico Resumen, mensuario que edita hasta 1964, fecha en que lamentablemente fallece. Don Zama, que colaboraba con el medio con notas de su patria chica, La Lonja, le adquirió los derechos y maquinarias de imprenta a la viuda de García, Doña Isabel Pilar Gabriele, dirigiendo el periódico hasta 1986, labor que ejecutó con hidalguía, que hizo que Resumen se impusiera como marca en nuestra ciudad, como el Diario de Pilar.

En política siempre soñó y luchó para que su partido, la Unión Cívica Radical, llegara nuevamente a gobernar el distrito, habiendo llegado a ocupar la vicepresidencia del comité local. Su sueño era ver un Pilar mejor, más ordenado, más pujante y en lo personal, llegar a conocer el nuevo siglo, llegar al añorado año 2000. Pero lamentablemente, su salud no lo acompañó y el 11 de julio de 1995 falleció con tan sólo 74 años.

Hoy, 29 de enero de 2021, cumpliría 100 años de vida ese gran hombre, ese gran padre, ese gran amigo a quien desde hace algo más de un cuarto de siglo, lo extrañamos, lo admiramos y lo seguimos amando como quien junto a Doña Irma, nos dio la vida.

¡Feliz cumpleaños Zama, feliz cumpleaños viejo! Donde estés, el abrazo más grande y sentido que te mereces y supiste ganar.

Augusto Zamarripa (h)

Hoy la misión con las generaciones más jóvenes es darles valores de futuro

Hoy la misión con las generaciones más jóvenes es darles valores de futuro

La injusticia, reflexiones para una mejor sociedad

La injusticia, reflexiones para una mejor sociedad

Úrsula, otra ausencia prevenible que nos duele en el alma

Úrsula, otra ausencia prevenible que nos duele en el alma

Enseñanza universitaria: modalidades para el nuevo ciclo lectivo

Enseñanza universitaria: modalidades para el nuevo ciclo lectivo

1 Comment

  1. Muy interesante la historia de Don Zamarripa en Pilar. Por mi parte, fui una de las suscriptoras de El Resúmen, cuando tenía las oficinas en la planta alta de los locales en la calle Rivadavia, lo recibía en mi casa del barrio Villa Buide, era de tirada semanal o mensual y dedicado más a lo social. A su vez, el año 2020 que nos llevó a estar más conectadas con los grupos por whatsapp, con las compañeras del Almafuerte fuimos recordando a nuestros profesores/as, entre ellas a la Prof. Irma Zamarripa, hija de Dn. Zamarripa, fue una de mis profesoras predilectas y yo, una de sus mejores estudiantes en la materia: Educación Demócratica, quería ser abogada. Lindos Recuerdos. Saludos a la familia.

Los comentarios están cerrados