Jueves 23 de Mayo de 2024
Esperan noticias

Vecinos atentos a la posible erradicación de termoeléctricas y el futuro cuidado del espacio

La situación se debe al movimiento en una de las centrales, donde creen que se está desmantelando el lugar. También apuestan por un paso más allá, con el pedido de regreso a la zonificación residencial.


  • Martes 28 de Junio de 2022
Termoeléctricas

La lucha vecinal fue uno de los grandes factores para lograr la clausura de las dos polémicas termoeléctricas que se habían instalado años atrás en los límites entre Villa Rosa y Matheu. Y allí, uno de los artífices fue el abogado Gustavo Madeira, quien es recordado por su labor en defensa del medio ambiente antes de su fallecimiento a causa de coronavirus.

El letrado había sido uno de los grandes propulsores de las iniciativas para acompañar judicialmente el pedido de vecinos, que apunta a la contaminación causada por las centrales y la necesidad de su erradicación.

Ahora, a más de un año de ratificado el fallo que generó la clausura, quienes lucharon en rechazo del impacto y daño que provocarían las termoeléctricas de las firmas Araucarias y APR Energy en la zona, expresaron que se han visto movimientos en una de las plantas, por lo que buscan confirmación sobre el cierre o traslado de la central, para poder avanzar con nuevas iniciativas en relación al predio.

En este caso, se trata de lo que parece el inminente cierre de la termoeléctrica de APR, donde se indicó haberse visto grúas que estarían abocadas a desmantelar la planta. Así lo expresó el presidente de la ONG 1810, Raúl Regis, en una entrevista radial con el programa Agenda Propia, antes de agregar que se buscará llevar a cabo una presentación en el Juzgado para asegurar que el espacio comprometido quede en buenas condiciones ambientales.

“Vamos a pedir que dejen los terrenos en condiciones normales y habitables en cuanto a lo ambiental. No queremos que quede allí algún pasivo ambiental que después nos complique la vida”, destacó.

Por esa razón, también manifestó que se solicitará al Municipio que nuevamente se modifique la zonificación del lugar, para que las parcelas vuelvan a ser consideradas como una zona residencial. “Lo ideal es que los predios vuelvan a categoría residencial para que no quede abierta la posibilidad de que se pueda instalar otra industria”, argumentó Regis.

Finalmente, el titular de la ONG vecinal expuso que “nada de lo que se hizo fue legal y, por suerte, luchando y yendo a la Justicia, obtuvimos estos logros. Desde que las termoeléctricas llegaron a Pilar, sentimos que dimos una pelea de David contra Goliat. Por eso esto es un acto de justicia”. Y cerró indicando que una vez que se concrete la salida de la central, “será un logro muy importante de toda la ciudadanía”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar