Miércoles 22 de Mayo de 2024
Fin de una etapa

Un clásico pilarense que dice adiós, Los Moldes de mi Abuelita cierra sus puertas

Luego de 46 años, el emblemático cotillón del distrito asegura haber “cumplido su ciclo” y se despide. Decenas de vecinos expresaron sus deseos a la propietaria, con gratos recuerdos sobre el tiempo compartido.


  • Miércoles 17 de Abril de 2024
Los Moldes de mi Abuelita

El crecimiento de Pilar ha sido exponencial a lo largo de las últimas décadas, pero eso no quita que el distrito mantenga su identidad, en gran parte gracias a sus lugares más emblemáticos. Sin embargo, algunos de los comercios más históricos también cumplen su ciclo, y es lo que ha sucedido con Los Moldes de mi Abuelita.

La propietaria del cotillón que ha acompañado a varias generaciones de pilarenses a lo largo de múltiples ocasiones y festejos, anunció que cerrará sus puertas luego de 46 años en la localidad céntrica.

Ubicado en la calle Rivadavia, actualmente era uno de los comercios más representativos de la peatonal, a pocos metros de la Plaza 12 de Octubre. No obstante, más allá de que todas sus historias perdurarán, ahora se tomó la decisión de que llegó el momento de decir adiós.

“Me voy, cumplí mi ciclo. 46 años son suficientes. Cierro mi historia en Los Moldes de mi Abuelita, mi cotillón, mi historia”, destacó Helena Traverso, su propietaria, a través de un mensaje en las redes para anunciar la noticia.

Y confió: “Si me vieran...escribo y lloro. Tantas satisfacciones y alegría me dieron, tanta gente amiga coseché. Con ustedes festejé cumpleaños, bautismos, comuniones, 15 años, casamientos. Disfracé negritas, damas antiguas, paisanitas, también brujitas y piratas para Halloween. Me voy feliz de los años vividos y compartidos”.

Además, agregó: “Todo fue fiesta y disfruté cada momento. Ahora, la despedida es triste, tristísima, pero nos seguiremos viendo caminando por las calles de nuestro querido Pilar. Los voy a extrañar, y mucho. Espero que ustedes a mí también”.

Las respuestas no se hicieron esperar. Más de un centenar de pilarenses rápidamente expresó sus mejores deseos para Helena, recordando momentos compartidos en el cotillón, y como las diferentes generaciones de vecinos acudieron al lugar cada vez que una celebración importante se acercaba.

“Un lugar emblemático”, “una gran parte de Pilar” y “los vamos a extrañar” fueron algunas de las frases que se repitieron, además de las intenciones para que la propietaria aproveche la posibilidad de estar cerca de su familia en esta nueva etapa.

3 comentarios:

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar