Miércoles 17 de Julio de 2024
Día de la Industria

Sirius, de los pasillos de la Universidad Austral hasta Silicon Valley

La empresa se dedica al desarrollo de software y ha crecido exponencialmente en una década de vida. Integrada por jóvenes talentos, logró llevar su conocimiento desde Pilar hasta la cuna de la tecnología en Estados Unidos.


  • Sábado 02 de Septiembre de 2023
Sirius

Son varias las historias de grandes empresas que han nacido en un garage, donde pequeños grupos de personas explotaron grandes ideas a pesar de no contar con grandes recursos. Y eso atraviesa también a la pilarense Sirius desde dos puntos de vista: la gesta propia y su trabajo de contribuir para que los proyectos de sus clientes se vuelvan una realidad.

La compañía nació en la “incubadora de empresas” de la Universidad Austral en 2013, luego de que su fundador Ignacio Núñez llevara a cabo sus primeros proyectos de software a medida desarrollando en los pasillos de la Faculta de Ingeniería de dicha casa de estudios junto a un amigo.

Si bien llevaban a cabo pequeños trabajos para familia y empresas de amigos, el decano de la facultad los encontró trabajando en un recreo y luego de consultar sobre lo que hacían les propuso ingresar al programa de “incubadora” que apoyaba a los emprendimientos incipientes.

“Comenzamos a trabajar así, fuimos teniendo un cliente, después otro y creciendo constantemente”, contó Núñez, quien terminó fundando Sirius con una mirada clara: “Estamos especializados en start-ups de alto potencial: hacemos recomendaciones tecnológicas, generamos un nuevo modelo de negocio, ofrecemos consultoría en ingeniería y ayudamos en la transformación digital. Nuestra fortaleza es el área de innovación y generación de productos”.

Los objetivos pudieron cumplirse uno a uno y el espacio universitario quedó chico. Por esa razón, Sirius se expandió para contar con su primera oficina, pero sin dejar el vecindario, y se mudó al Parque Empresarial Austral.

A partir de convenios con diferentes universidades como la Austral, ITBA, UTN y Fasta, entre otras; la empresa fue sumando jóvenes estudiantes y graduados para ampliar su planta de programadores.

“La ventaja de trabajar con jóvenes es que nacimos en un contexto de permanente cambio. Somos una generación que está acostumbrada a aprender constantemente. Flexibilidad, adaptación al cambio y capacidad de aprender y desarrollar nuevas ideas son habilidades centrales en el ámbito de la tecnología y el desarrollo de productos. Por eso ponemos mucho foco en nuestro Employee Journey”, explicó Núñez.

Asimismo, manifestó que todos los que se suman al proyecto cuentan con una mirada hacia lo nuevo y la innovación. “Nuestro equipo está en constante exploración de tecnologías y eso nos permite estar a la vanguardia”, remarcó.

A una década de su creación, Sirius ha pasado de trabajar con dos personas a cerca de 90, y como cada vez era más difícil captar nuevos talentos, la expansión necesaria para seguir por la senda del crecimiento los llevó hasta Misiones.

“El gobierno de Misiones planteaba que la provincia fuera startup del país y es increíble lo que está creciendo en cuanto a tecnología, así que viajamos y nos radicamos ahí, donde abrimos otra oficina”, contó Núñez.

Sin embargo, el gran logro de Sirius en sus 10 años de historia tiene que ver con el desembarco en la cuna de la tecnología estadounidense, Silicon Valley.

La empresa se encontraba llevando a cabo proyectos para clientes en Estados Unidos a través de un partner local, y luego de conocer el potencial de la firma pilarense se decidió crear de manera conjunta Sirius Valley con base en San Francisco, enfocada en la generación de nuevos proyectos.

“Empezamos a crecer dentro del mercado de San Francisco, con buenos resultados y referencias. Arrancamos con pocos proyectos y de repente sumamos muchos más. Y para llevarlos a cabo diseñamos equipos especializados para responder a los estándares de las empresas de Silicon Valley”, sostuvo el fundador, quien además admitió: “Silicon Valley es referente a nivel mundial, cuando una empresa se software dice que llegó ahí puede decir que está en las grandes ligas”.

Finalmente, sin ánimos de detenerse, la empresa continúa apostando a un futuro aún más grande. “Estamos en constante búsqueda de nuevos talentos. Queremos seguir creciendo; captando a los mejores, capacitándolos y brindándoles un espacio para que se desarrollen”, cerró Núñez.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar