Jueves 02 de Diciembre de 2021

Se inauguró el Salón “San José”, el flamante SUM de “La Posada de la Vida”

Se trata de un espacio cerrado de 300 metros cuadrados que permitirá la asistencia terapéutica de los 35 jóvenes internos. Además facilitará la asistencia segura de los contingentes de estudiantes que habitualmente visitan el lugar, donde se realizan charlas sobre prevención de adicciones.


  • Martes 23 de Noviembre de 2021
Posada de la Vida

Ubicado en el predio de los Misioneros de Lasalette, en ruta 25 kilómetro 4,500, camino a Moreno, frente a la escuela Primaria Nº5 se encuentra “La Posada de la Vida”. Se trata de una ONG que ayuda a jóvenes y adultos de 18 a 35 años a alejarse del alcohol, las drogas y el delito, brindándoles vivienda, educación y seguimiento para salir al mundo educativo y laboral. Es un centro psico-socioeducativo y espiritual que dirige el padre Hugo Acuña. Cuenta con un amplio predio de 5 hectáreas, donde los internos realizan, además de su rehabilitación a cargo de profesionales multidisciplinarios, diversas tareas, entre ellas la de quinta y granja. El lugar además, recibe cotidianamente la visita de delegaciones escolares, que reciben charlas sobre prevención de adicciones, a cargo de los mismos internos y de los profesionales que los atienden.

El pasado viernes se inauguró en el lugar el Salón de Usos Múltiples “San José”. Un espacio cubierto de 300 metros cuadrados con sanitarios y duchas, que permitirá que los días de lluvia y en la época invernal, los 35 internos que hoy residen en la Posada, puedan realizar diversas tareas.

“Hace años que teníamos en mente levantar un salón de usos múltiples, en primer lugar por la necesidad de contar con un lugar apropiado para las sesiones que tienen los chicos con los distintos profesionales que los asisten –comentó a Resumen el padre Hugo Acuña, guía espiritual del centro terapéutico-. Por otra parte, también necesitábamos un espacio cerrado, para en la época invernal poder seguir recibiendo a los contingentes de estudiantes que llegan de distintos lugares para compartir nuestra labor y además recibir charlas sobre prevención de adicciones. Nuestra idea es que también se utilice”.

Con gran ayuda de la comunidad, la obra se finalizó en el tiempo previsto y el acto inaugural finalmente se llevó a cabo el viernes, iniciando con una misa oficiada por monseñor Justo Rodríguez Gallego, obispo auxiliar de la Diócesis Zarate-Campana. Luego, los internos e invitados especiales se dirigieron a la entrada del flamante SUM, donde se realizó el tradicional corte de cintas y un acto protocolar.

“Estuvieron presentes todos los amigos que caritativamente colaboraron para que pudiéramos realizar la obra, realmente en un tiempo record -comentó a Resumen el Padre Acuña-, entre ellos el Grupo de Voluntarios integrado por Lucila Estrada, Tata Malmann, el arquitecto Tomas Camps (h), ambos acompañados por sus respectivas esposas, también grandes colaboradoras y Agustina Dodero; representantes de la Familia Cristiana del Polo; integrantes de Rotary Club Pilar Norte y otros dos rotarios que nos ayudaron mucho: Juan Carlos Estrella y Norberto “Tato” Saavedra. Juan Carlos fue presidente de Rotary Club Pilar y el año pasado del Rotary de Escobar y Tato Saavedra, gobernador del distrito hace un par de años atrás. Ellos se pusieron la obra sobre sus hombros, siendo Tato el líder del proyecto, con una tarea de recaudación de fondos tan importante como original: se propuso -y lo logró- que los clubes rotarios de los cuales eran originarios los jóvenes internos, colaboraran con el proyecto”.

“Por otra parte, Juan Carlos Estrella fue quien nos conectó con las señoras que integran Rotary Club Pilar Norte, quienes a partir de ese momento propulsaron distintas acciones para recaudar fondos que se volcaron a la instalación eléctrica y los sanitarios del SUM. También fue importante el aporte de empresas como FV y Peisa, que nos ayudaron a darle el toque final a la obra”, acotó.

En su mensaje, monseñor Rodríguez Gallego significó precisamente el espíritu de colaboración de todos los que hicieron posible la concreción del SUM.

 “Esta obra es el ejemplo de lo que se puede lograr cuando se unen voluntades tras un mismo objetivo. Es un signo y símbolo de las importantes cosas que se pueden obtener cuando todos tienen el mismo ideal”, señaló Acuña.

En cuanto al nombre impuesto al SUM: Salón San José, el padre Acuña explicó que “San José fue el padre adoptivo de Jesús y como tal tuvo una gran misión en su vida, que se vio eclipsada por la importancia y relevancia que tuvo y tiene para todos los creyentes su esposa, María. Él nos motivó a culminar la obra del SUM, porque como culmina una oración dedicada a él, “Se puede ayudar, aun estando en un segundo lugar””.

La Posada de la Vida está cumpliendo sus 20 años de vida, motivo por el cual habrá una celebración muy especial el próximo 5 de diciembre, donde no faltarán bandas de rock y conjuntos folklóricos para completar una jornada plena de actividades alusivas.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar