Domingo 14 de Agosto de 2022

La Reserva Natural se prepara para celebrar el Año Nuevo del hemisferio sur

Se encenderán cinco fogatas en el momento que se esconde el sol para “llevar a cabo el ritual de despojarse de las cosas que nos molestan y dar energía a las cosas que queremos que empiecen en este nuevo ciclo”, detalló Graciela Capodoglio.


  • Sábado 25 de Junio de 2022
Reserva Natural

Hoy, la Reserva Natural de Pilar invita a toda la comunidad a participar de un atardecer, celebrando el “Año Nuevo” del hemisferio sur. A partir de las 18 se encenderán cinco fogatas en el momento que se esconde el sol y así, recibir al nuevo tiempo que comienza.

Lo que muchos se estarán preguntando es por qué festejan el Año Nuevo en esta fecha y no el 1 de enero. Desde la Reserva cuentan que, desde el 21 hasta el 24 de junio, se despide el año viejo y en esta época, comienza el nuevo ciclo de la vida.

“La mayor parte en este mundo, no festeja el 1 de enero año nuevo. Como venimos de una carga eurocentrista, que hace que, se empiezan a achicar las noches y alargar los días en Europa, hace que se celebre en esa fecha, pero en realidad, ese día empieza el ciclo de la vida para ese hemisferio, el norte. Nosotros que estamos del otro lado de la cintura del planeta, tenemos otro ritmo, es decir, nuestro despertar de la naturaleza es en esta época del año”, explico Graciela Capodoglio, coordinadora de la actividad.

“Esto no impide que se festeje el 1 de enero porque es el año convencional, pero nosotros podemos parar la pelota, reflexionar, ver que nos estuvo pasando en este período y aprovechar este tiempo para meditar y tener en claro, que es lo que no queremos que vuelva a ocurrir y que es a lo que sí, queremos darle energía para que pueda ocurrir. Eso, es festejar el año nuevo y por qué el 25, porque del 21 al 24 son las cuatro noches más largas, y el 25, es justo cuando empiezan a hacerse los días más largos y las noches más cortas”, agregó.

En cuanto a la actividad, remarcó: “en el momento que se pone el sol, se encienden cinco fogatas, donde la central es para las personas que se acerquen a participar, y las otras cuatro, son para que el sol, en el recorrido tan largo, que va a ser esa noche, no se pierda. La idea también, es que cada uno traiga algo para compartir, para luego, hacer el ritual de despojarnos de todas las cosas que nos molestan y dar energía a las cosas que queremos que empiecen en este nuevo ciclo”, concluyó Capodoglio.

Según los mapuches, el sol nace con la llegada del invierno, se vuelve joven y adulto en primavera, envejece durante el verano austral y comienza a morir en otoño, cuando los árboles pierden sus hojas y los animales cambian el pelaje. Este día, las comunidades mapuches en particular y los pueblos originarios en general celebran reunidos, desde la puesta del sol hasta después del amanecer.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar