Viernes 14 de Junio de 2024

Juez de Pilar protagoniza un documental sobre el trabajo de resocialización del condenado

“El libro de los jueces” es una iniciativa para humanizar el sistema judicial y penitenciario, y relata la experiencia de Walter Saettone y Alejandro David al interiorizarse sobre la situación de los detenidos.


  • Lunes 22 de Mayo de 2023
El libro de los jueces

Walter Saettone es el titular del Juzgado de Garantías N°7 en el distrito y uno de los protagonistas de “El libro de los jueces”, documental dirigido por Matías Scarvaci que fue estrenado la semana pasada.

La historia de Saettone se suma a la de Alejandro David, y narra como ambos jueces recorren todos los días las comisarías y cárceles donde están alojados los presos, y revisan sus situaciones procesales y sus condiciones carcelarias, para garantizar un trato y una vida digna para ellos.

El documental los sigue en su viaje, y descubre el corazón de un sistema en condiciones críticas, y situaciones mínimas de una humanidad lacerante.

Los dos magistrados también están en contacto con los afectados de diferentes tipos de delito, con el objetivo de buscar la vinculación entre víctimas y victimarios para que juntos recorran caminos posibles para encontrar el perdón y les permita continuar con sus vidas.

En este marco, la cámara se introduce en la más profunda intimidad de los protagonistas, para hacerse partícipe de charlas entre detenidos y jueces, y en momentos de suma tensión donde se debe definir el futuro de alguno de los presos.

Del mismo modo, sucede en los instantes donde las víctimas se hacen presentes, con su dolor y miedos, en busca de respuestas sobre las decisiones de la Justicia en relación a salidas autorizadas que están previstas como método de reinserción de las personas privadas de su libertad.

Scarvaci es abogado y mediador y pone al servicio del cine su mirada experta. “Como abogado y mediador, y a través de mi anterior película 'Los cuerpos dóciles', entré en contacto con el mundo de la mediación penitenciaria”, señaló.

Y agregó: “Esta película es consecuencia de todas estas vivencias. Trabajando durante dos años en ambientes penitenciarios con jóvenes en conflicto con la ley, pude comprobar de primera mano las necesidades urgentes que existen en estos espacios. Como parte del programa 'Probemos Hablando', entendimos que existe otra forma de vincularnos incluso en ambientes muy hostiles, tanto con reclusos como con guardias penitenciarios”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar