Domingo 21 de Abril de 2024

Homenaje al Padre José Ramón de la Villa, a 12 años de su muerte

Este lunes la Parroquia Nuestra Señora del Pilar realizará una misa, a las 20, para conmemorar el aniversario de la partida física del Padre José Ramón que tanto ha hecho por la comunidad pilarense.


  • Domingo 25 de Febrero de 2024
José Ramón de la Villa

Conmemorando un nuevo aniversario del fallecimiento del Padre José Ramón de la Villa, este lunes 26 de febrero la Parroquia Nuestra Señora del Pilar recordará en una santa misa a quien fuera su párroco por más de 30 años.

La celebración, que será a las 20, será concelebrada por nuestro obispo diocesano, Monseñor Pedro María Laxague y su obispo auxiliar Monseñor Justo Rodríguez Gallego. La Parroquia invita “a todos los pilarenses a rezar por el eterno descanso de quien fuera un constante benefactor para nuestra Parroquia”.

Vida y obra de José Ramón de la Villa

El 4 de diciembre de 1979 llegó a la parroquia y, después de un breve período de adaptación reemplazó al Padre José María Jaime de prolífico trabajo en la comunidad en cada una de las etapas que estuvo en la comunidad.  

José Ramón, que tenía una sólida experiencia pastoral, se había ordenado sacerdote en España. Muy joven realizó una capacitación en Bélgica con el fundador de Juventud Obrera Católica (JOC) y en 1960 llegó a la Argentina como parte de un grupo de sacerdotes de la “OCSHA” que vinieron a trabajar en “La Gran Misión de Buenos Aires”.

Le tocó misionar en la Diócesis de San Isidro y después de esa tarea se quedó en dicha diócesis pasando por la Parroquia de Tigre para luego ser cura párroco en la zona de Villa Martelli en una parroquia recién creada. También durante ese tiempo, fue Asesor del Consejo Diocesano de los Jóvenes de Acción Católica (JAC). 

“Desde esa experiencia, el inicio de su labor sacerdotal en Pilar fue cauto y, con una visión pastoral amplia y certera, fue planificando para que nada fuera improvisado. Todo su trabajo fue planteado en función de futuro, de promoción humana y con un gran contenido evangelizador”, dijeron desde la Parroquia.

El primer gran objetivo se concretó a principios de 1981 con la realización de una Misión de la cual participaron, junto a la comunidad, 22 sacerdotes que de dos en dos realizaron una tarea evangelizadora durante quince días en numerosos centros misionales y capillas de toda la parroquia.

Frutos de aquella tarea fue el crecimiento de varias comunidades ya establecidas y la creación de algunas nuevas, como es el caso de la comunidad del “Buen Pastor” que en la actualidad abarca cuatro barrios con más de 10 mil familias, que cuenta con un centro educativo y durante más de 20 años ofreció a la comunidad un servicio en conjunto con las autoridades de salud del Municipio a través de una sala de primeros auxilios.

En 1984, José Ramón creó el Instituto Parroquial Nuestra Señora del Pilar junto a un pequeño grupo de educadores. Al comienzo lleva el nombre de Instituto “Marista de Pilar” ya que la Congregación cede a la Parroquia la titularidad.

El colegio comienza siendo de nivel secundario y dos años después incorpora la enseñanza primaria. Con el tiempo amplió sus instalaciones hasta lo que son en este momento.

Algunos “clubes de campo” solicitaron la instalación de capillas dentro de sus límites para la asistencia espiritual y la celebración de los sacramentos. Se autorizaron construir en “Lagartos” y en “Golfers”, con la condición de participar del Consejo de Pastoral y colaborar con las comunidades más necesitadas ubicadas fuera de dichos barrios.

Los primeros lo hicieron en la Fundación “Familia de Nazareth” que se creó para la construcción de un grupo de viviendas para 16 familias. Los segundos lo hicieron colaborando con el Hogar de niños “El Milagro” que estaba en plena etapa de construcción y ya alojaba un número importante de niños.

En noviembre de 1988 se realizó una asamblea parroquial para analizar el funcionamiento del Consejo de Pastoral y el cumplimiento de los objetivos propuestos. En esta asamblea se renovaron las autoridades de Caritas para darle un nuevo enfoque y decidió crear una secretaría de Prensa para trabajar en el tema de la comunicación a nivel local, zonal y diocesano.

Las capillas existentes eran insuficientes y ante la necesidad de crear otras se realizaron tareas misionales en los barrios “Pilarica” y “Carabassa” que dieron como resultado dos nuevos templos: “San José” en el primero y “San Francisco” en la entrada del segundo, que, en este caso, vino a reforzar la tarea misional de un grupo de hombres que venían misionando en los barrios de la entrada a Carabassa.

El 8 de diciembre de 1994, después de cinco años de trabajo, la Fundación “Familia de Nazareth”, inaugura y bendice 14 viviendas construidas con un sistema de autoconstrucción del que participaron igual cantidad de familias. Poco tiempo después se comenzaron dos obras muy necesarias e importantes; el edificio para el Hogar “San Cayetano” sobre la calle Misiones y el Polideportivo Parroquial sobre la calle Uruguay. Ambos sobre el mismo terreno.

Durante 1997 se comenzó el edificio construido en el terreno ubicado detrás del templo y destinado a los numerosos servicios que debe brindar la parroquia a la comunidad.

Se edificó la estructura de hormigón. La Fundación “Nuestra Señora del Pilar” creada con el objetivo de financiar las obras de infraestructura necesarias, para el normal funcionamiento de la Parroquia como son la Catequesis de todos los niveles, Caritas, Secretaría de medios, Cursos, y también para lograr establecer todos esos servicios en forma independiente del templo que había sido declarado Monumento Histórico Nacional en el año 1994 por la Ley 24412, después de un lapso de aproximadamente tres años y al no poder cumplir eficientemente sus objetivos, fue disuelta y el resto de obras hasta terminar la primera etapa, quedó a cargo del Padre de la Villa.

Después de numerosas gestiones el Estado Nacional decide comenzar en forma integral la restauración del templo, que presentaba desde hacía varios años un estado deplorable. La empresa Maronese, contratada por el estado, en marzo del 2003 comienza los trabajos de restauración que tuvieron intermitencias en su ejecución y que nunca fueron completados en su totalidad, el cura párroco con colaboración de la comunidad termina de la mejor manera posible con los trabajos.

Por un convenio firmado entre el intendente municipal y el cura párroco, el 7 de febrero de 2006 se acuerda reabrir un Museo Histórico-Religioso en la misma nave lateral donde funcionó anteriormente y se acordó nombrar una “Junta Consultiva” con representantes de la Municipalidad, de la Parroquia y vecinos o técnicos que acompañen y asesoren respecto del funcionamiento de este.

El 16 de diciembre de 2006 la parroquia celebró el 150º aniversario de la Bendición del actual templo y también ese día se inauguró el Museo Histórico Religioso. –

“José Ramón de la Villa siempre tuvo como preocupación lograr acondicionar el templo parroquial de la mejor manera posible. Ello le demandó mucho tiempo y esfuerzo. Bajo su supervisión han estado todos los detalles de las mejoras edilicias, contratando personal especializado, gracias a la colaboración monetaria de los fieles, a las donaciones privadas y aunque él nunca lo manifestaba con aportes de su propio patrimonio. Los resultados están a la vista y la comunidad del Pilar le tendrá que estar siempre agradecida”, sumaron.

El 10 de enero de 2009, llega el Padre Jorge Ritacco a la parroquia para acompañar al Padre José Ramón de la Villa y el 28 de febrero de 2010 es nombrado cura párroco reemplazando a José Ramón que tenía dificultades en su salud. A principios del mes de septiembre de 2011 viajó acompañado por familiares a España, donde siguió desmejorando y falleció en enero de 2012.

1 comentario:

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar