Viernes 09 de Diciembre de 2022

Gastronómicos: aforo para vacunados y negociación de deuda con el sindicato

Representantes de establecimientos pilarenses analizaron la implementación de un aforo extra para personas que ya hayan recibido una dosis de la vacuna, y también valoraron un encuentro con el sindicato para saldar las deudas generadas en pandemia.


  • Jueves 29 de Julio de 2021
Imagen del articulo

Representantes de establecimientos pilarenses analizaron la implementación de un aforo extra para personas que ya hayan recibido una dosis de la vacuna, y también valoraron un encuentro con el sindicato para saldar las deudas generadas en pandemia.

Son dos las novedades que se han presentado esta semana para los establecimientos gastronómicos, los cuales representan uno de los sectores que han sido más golpeados por la pandemia de coronavirus.

En el primero de los casos, debemos hablar de los aforos permitidos actualmente en el distrito, que se encuentra en fase 4, y eso representa que los comensales pueden llenar hasta un 50 por ciento de las instalaciones de los restaurantes en interiores, más allá de lo que sea la capacidad al aire libre.

Pero además, también ha comenzado a regir la nueva normativa que permite ampliar un 20 por ciento extra para las personas que presenten su credencial como vacunados con la primera dosis del inoculante contra el coronavirus.

En ese sentido, uno de los referentes del sector, Gustavo Suarez, destacó en una entrevista con FM Estudio 2, que “la ampliación está activa en Pilar. Teníamos un aforo del 30, se subió al 50 por ciento, y ahora se le agrega un 20 por ciento más presentando el certificado de vacunación”.

Y aseguró que “es una ayuda importante porque genera un aforo más grande a los locales, y se puede trabajar más cómodo, siempre manteniendo los protocolos y las medidas de cuidado”.

No obstante, el dueño de la pizzería Don Camilo de Del Viso, sostuvo que en su caso no se encuentra aplicando esta posibilidad, ya que “no hay un trabajo para explotarlo, y en la semana se puede trabajar cómodo con el 50 por ciento”.

Asimismo, explicó que si bien “la cosa puede variar el fin de semana”, la realidad muestra que “estamos en una etapa de crisis económica, no hay salida dos o tres veces por semana como era antes porque los costos son más altos, y además la gente también se cuida un poco más por la pandemia”.

De todas maneras, reconoció que “en la semana se está trabajando mejor que tiempo atrás, pero no es que los negocios explotan de gente”. Y concluyó con la idea de que más allá de la implementación o no de esta nueva normativa, puede ser “muy complicado controlarlo, así que después de tanto tiempo donde fue muy complicado trabajar, los gastronómicos tenemos que ser conscientes y respetar esta medida a rajatabla”.

Por su parte, el dueño del reconocido restaurante 1888 de Manzanares, José Mastellone, también admitió que por el momento no hará uso de la medida. “No lo vamos a implementar, por el hecho de que no sabemos como implementarlo para que no sea más engorroso o problemático de lo que ya es el trato actual, y así estamos bien”, señaló.

Manifestó que en estos momentos, “recibimos a la gente, tomamos la temperatura, pedimos los datos por si hay algún episodio poder contactarlos, les decimos que a las 12 se tienen que retirar. Y también hay gente grande que no sabe utilizar el teléfono, entonces se pierde mucho tiempo. Por eso decidí que yo no lo voy a usar en mi restaurante”.

Mastellone indicó que, de todas maneras, “los clientes se van cuidando, hay mucha gente que no quiere estar adentro y prefieren una mesa afuera, al sol o junto a los fogones”. Y finalmente, valoró que más allá de la situación, ve que “la gente está predispuesta a visitar el local. Tiene muchas ganas de salir, siempre respetando, y al que se quiere salir de la huella lo frenamos. Estamos trabajando un poco menos que en 2019, pero por el protocolo, no por la gente”.

Deuda con el sindicato

Por último, ambos se refirieron a las deudas en las cuotas con el sindicato de gastronómicos, la cual se fue generando durante la pandemia, cuando los propietarios prefirieron “pagar los sueldos y lo demás se dejó un poco de lado”.

Destacaron un buen diálogo de ambas partes, y muy buena predisposición para que se salde lo correspondiente con algunas facilidades, que incluyen “condonación de una parte de la cuota de marzo a septiembre de 2020, y el resto a valor histórico y en cuotas” según el poder de financiamiento de cada local, además de sumar más medios de pago.

Ante el buen entendimiento de las partes, esperar cerrar prontamente un acuerdo con la mayor cantidad de representantes del sector.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar