Sábado 10 de Diciembre de 2022

De entusiasta de los cruceros a exitoso emprendedor internacional en turismo naviero

El camarógrafo pilarense Alberto Gómez hoy es team leader de Club Mundial de Membresía de Viajes. Todo empezó en 2012 cuando ganó un crucero a Punta del Este. En la actualidad tiene dos equipos trabajando para él en Italia y Puerto Rico a los que asesora permanentemente.


  • Lunes 01 de Noviembre de 2021
Imagen del articulo

El camarógrafo pilarense Alberto Gómez hoy es team leader de Club Mundial de Membresía de Viajes. Todo empezó en 2012 cuando ganó un crucero a Punta del Este. En la actualidad tiene dos equipos trabajando para él en Italia y Puerto Rico a los que asesora permanentemente.

Alberto Gómez es reconocido por su labor como camarógrafo y editor del canal TelViso, pero desde hace un tiempo tiene otra faceta que lo ha convertido en un exitoso micro empresario dedicado a la venta de paquetes vacacionales en los más lujosos cruceros que atraviesan los océanos de todo el mundo.

Todo empezó en 2012, cuando ganó un viaje en crucero para dos personas en un sorteo organizado por una popular casa de juegos pilarense. “Yo no era habitué del bingo, pero mi hermano si, así que me trajo un montón de cupones que llenamos con quien entonces era mi novia -contó Gómez a Resumen-, sin muchas ganas fuimos la noche del sorteo y para nuestra grata sorpresa, anuncian al sacar el cupón ganador que era uno de los que yo había completado.Hicimos el viaje al año siguiente en un  crucero de tres noches a Punta del Este y Montevideo”.

“La experiencia me encantó y surgió la idea de repetir el viaje con otro destino, así que comencé a averiguar precios en las principales plataformas de viajes y turismo internacional. Recorriendo páginas, me encontré con la foto de un muchacho que mostraba un cartel que decía “gana dinero viajando” y el comentario “si te interesa, escríbeme”. Más por curiosidad que por convencimiento comencé a comunicarme con este joven de Zaragoza, España, Héctor López, a quien bombardeé a preguntas durante días, la verdad quería saber si era una propuesta seria o una de las tantas propuestas que se realizan a través de las redes sociales y que terminan en estafas. No encontré nada extraño o para sospechar,  así que el siguiente paso fue aceptar una reunión por Zoom con invitados de todo el mundo, dirigida por el dueño de la empresa, el también español Sergio Salvador”, contó.

“La primera parte de la propuesta era sencilla: la empresa que integraba Héctor –un club de membresía de viajes- ofrecía cruceros a muy bajo costo, con la única condición de que el viaje programado estuviera pago antes de su concreción. La idea de la empresa es que la gente “viaje más barato  y sin endeudarse”. La segunda parte de la propuesta es la que me llevó más tiempo en decidirme: asociarme a la membresía, vendiendo viajes en crucero programados a potenciales viajeros de todo el mundo y a la vez asociar a gente interesada en entrar en el negocio”, añadió.

“Decidí primero cerrar un viaje con la primera propuesta y así en 2017 concreté un crucero inolvidable a Brasil, recorriendo Río de Janeiro, Ilha Bella, Ilha Grande y Montevideo. A la vuelta tomé la decisión de aceptar la invitación como socio que ofrecía importantes retribuciones en dólares y ventajas a la hora de viajar. La empresa es del rubro conocido como “venta directa” y su secreto es comprar grandes paquetes de ubicaciones en cruceros que quedan sin vender por parte de las mismas compañías navieras, de allí que se puedan ofrecer viajes hasta con un 50 por ciento de descuento, en base doble, grupo de personas o familiares. Concurrí a varias capacitaciones, muchas de ellas aquí en Buenos Aires y empecé a dedicarme a vender paquetes turísticos para todo el mundo, en los más lujosos transatlánticos que surcan los mares del planeta”, continuó Gómez.

“Probé primero en Argentina, pero como encontré un mercado reticente a la propuesta, empecé a promocionar la propuesta a todo el mundo, a través de las redes sociales, encontrando un eco inesperado, tanto que hoy tengo dos equipos trabajando para mí con mucho éxito de ventas en Italia y Puerto Rico, que no solo me han permitido contar con un ingreso en dólares mensual, sino haber alcanzado el segundo grado en la membresía. Hoy soy Team Leader y para febrero o marzo del año que viene aspiro a alcanzar el tercer escalón. Hoy mi escalafón me permite entre otros beneficios viajar gratis a cualquier lugar del mundo, además de recibir mis correspondientes comisiones en dólares de forma regular, las que se acreditan en forma automática en una cuenta que me abrió la empresa para esos menesteres”, puntualizó.

Alberto volvió a viajar el año pasado, esta vez con dos socios del club de membresía: Jaime de Presidente Derqui y Camilo de San Nicolás, a bordo de un súper crucero saliendo esta vez desde las costas brasileñas. “La mejor manera de ofrecer los viajes es mostrando como lo hacemos nosotros”, expresó convencido Gómez, que ahora aspira poder concretar un crucero saliendo de un país europeo.

“El de los viajes en crucero es un negocio en franco crecimiento -comentó el emprendedor-, el club actualmente tiene cerca de 1 millón de personas en todo el mundo que están pagando sus viajes programados y en el club ya somos más de 200 mil socios.

Recordando sus comienzos, Alberto rememora algunas frases aprendidas durante sus capacitaciones: “De pequeños comienzos surgen grandes cosas, si querés algo que nunca has tenido tendrás que hacer algo que nunca has hecho; eso fue lo que entendí cuando comencé este camino emprendiendo y hoy puedo reafirmar con total seguridad que no me equivoqué al tomar la decisión. En especial quiero agradecer a mi socio Héctor López de Zaragoza, España, que me presentó está oportunidad y a todo mi equipo de socios que hicieron posible que pudiera alcanzar el objetivo”.

“Gracias a quienes confiaron en esta oportunidad para vivir las mejores experiencias disfrutando de vacaciones increíbles pagando mucho menos. Invito a quienes buscan un cambio, a quienes quieren un ingreso extra o simplemente a quienes les guste viajar por el mundo de vacaciones a tomar acción ya, como lo hice yo. Les aseguro que vale la pena. Prefiero tener un pasaporte lleno de sellos, que una casa llena de cosas. Y recuerden que un viaje se vive tres veces: cuando lo soñamos, cuando lo vivimos y cuando lo recordamos”, aconsejó el team leader del Club Internacional de Membresía de Viajes.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar