Lunes 15 de Julio de 2024
Aniversario

Centenario de la Primaria 17 de Fátima, la escuela que tuvo tres edificios

La celebración se llevará a cabo el próximo jueves 6. Por la mañana será el acto protocolar y a partir del mediodía dará inicio una actividad festiva que se prolongará hasta las 17:30. Las actividades alusivas fueron organizadas por ex alumnos.


  • Sábado 01 de Octubre de 2022
Escuela 17 Fátima

La Escuela Primaria 17 “Manuel Belgrano” de la localidad de Fátima cumple 100 años, desde su creación en el año 1922. Con tal motivo un grupo de entusiastas ex alumnos se han lanzado hace tiempo a la organización de un acto alusivo de envergadura, teniendo en cuenta la importancia del festejo.

Las actividades se llevarán a cabo el próximo jueves 6 de octubre en el mismo ámbito del edificio escolar, sito sobre la vieja Ruta 8, a la altura del kilómetro 62, y ha sido dividida en dos tramos temáticos. Por la mañana, a partir de las 10 se realizará el acto protocolar con la presencia de autoridades del ámbito del municipio y de educación nacional, provincial y local. A partir del mediodía está previsto el inicio de las actividades festivas con la participación de alumnos y docentes del establecimiento educativo, que los organizadores estiman que se prolongaran hasta pasadas las 17.30.

La escuela que tuvo dos mudanzas

La Escuela 17 “Manuel Belgrano” comenzó a funcionar el 18 de mayo de 1922 como escuela rural en el Cuartel IV, en una casa propiedad de la viuda de Bancalari, en una zona aledaña a la localidad de Manzanares, en el casco de una estancia cercana al arroyo Larena. Su primera directora fue la señora Clotilde Mayo de Manzanares.

Aunque allí funcionó por espacio de 13 años, no se han conseguido registros fotográficos del paso de la escuela por aquel lugar.

Germán Maccione, ex alumno de la escuela e hijo de la también ex maestra y directora del establecimiento, Mirta Morelli, comentó a Resumen que pudieron averiguar que “la escuelita funcionó en un rancho de adobe y paja, tan comunes en los campos bonaerenses por aquellas épocas, donde se improvisó un aula con baño y cocina”.

En febrero de 1935 se muda al Cuartel II, al paraje conocido como “Empalme” (hoy Fátima), a una casa que era propiedad de Félix Martínez, ubicada a 300 metros de la ruta 8. El edificio –ubicado en diagonal a la estación de trenes- contaba con tres habitaciones, pisos de madera “que chrirriaban al pisarlos” -relató Maccione-, patio con piso de ladrillos y un aljibe. Su directora fue Marta Casale que también tenía grados a cargo y entre otros docentes pasaron Nilda Lavallen, Angela Piccinin y la nombrada Mirta Morelli, ambas luego fueron directoras del establecimiento.

Uno de los reconocidos pilarenses que pasaron por ese edificio fue el ex funcionario municipal y ex concejal Miguel Saric, que en su libro “Memorias de un concejal”, recuerda su paso por la escuela primaria.

“En 1946 comencé a estudiar en el Colegio Nº17, que estaba frente a la Estación Empalme, en el edificio de don José Garrido, que era el administrador de La Montonera, lo que hoy es El Cenáculo. En ese colegio primario tuve de maestra a la señorita Edith “Chichita” Forte, que luego me ayudó cuando cursé el secundario en el Almafuerte”, contaba.

En 1940 se formó la primera comisión cooperadora para lograr un edificio propio y acorde a las necesidades del establecimiento y en 1964 se comenzaron los trámites para la construcción del nuevo edificio en su actual emplazamiento.

Una poderosa tormenta que levantó varios techos en la zona, derribó árboles y hasta volteó el tanque de agua de la fábrica Casco, azotó la localidad de Fátima en el mes de marzo ese mismo año.

“Eran alrededor de las 9 de la mañana y con dos clientes nos guarecimos de la lluvia debajo del dintel de la puerta de entrada de mi negocio –relata el reconocido vecino y escritor fatimense José Antonio Benítez en su libro “De Posta Empalme a Fátima- miramos hacia el colegio y nos preocupamos porque las clases ya habían comenzado y estaban todos los chicos dentro del edificio. Éramos conscientes de que la construcción estaba muy deteriorada y temíamos que se viniera abajo. Eso no ocurrió, gracias a Dios, ya que la tormenta pasó, pero no así nuestra preocupación”.

“Es por ello que se conformó una Comisión Cooperadora Escolar, presidida por Mabel García de Dentoni e integrada por reconocidos vecinos de la localidad. El objetivo: construir el nuevo edificio para la Escuela Nº17. Pero dónde y con qué recursos fueron las principales incógnitas a resolver ni bien tomamos el importante compromiso. Vialidad Nacional había expropiado unos lotes a la estancia “La Loma”, cuando reformaron la ruta 8 en el lugar que conocemos como “la curva de Lavallén”. Comenzaron las visitas a las oficinas de los entes locales, provinciales y nacionales con los que deberíamos llevar adelante los trámites y firmas de contratos y convenios. La misión era conseguir la donación de los lotes, pasarlos al Municipio y luego éste a la Provincia para que los destinara a la construcción de un edificio escolar”, recordaba Benítez.

“Varias veces nos habíamos reunido con el intendente Andrés López, mientras se esperaba la firma de posesión del predio. Finalmente las múltiples diligencias dieron sus frutos y se acordó que la Municipalidad de Pilar proveería los materiales y los vecinos de Fátima la mano de obra para concretar la obra. La mayoría no sabíamos manejar el pico y la pala –refiere en su libro Benítez-. En caja había 24 pesos, así que comenzamos a organizar todo tipo de actividades recaudatorias, desde almuerzos y cenas a carreras cuadreras. Pero tanto esfuerzo no fue en vano, porque al poco tiempo ya estaba el dinero y se le pudo pagar al constructor por su trabajo”.

La obra duró casi dos años. En 1968, gracias al pueblo y a los pioneros, la Escuela 17 de Fátima estrenó casa nueva.

Fabio Gómez, exconcejal oriundo de Fátima, integra también la comisión organizadora de los festejos por el centenario de la Escuela 17 y contó a Resumen que cursó la primaria cuando el establecimiento ya se había mudado al nuevo edificio.

“Recuerdo que lo construido en esa época era como una isla en el medio de un gran campo, hoy sucede todo lo contrario, la edificación ha crecido tanto, que ya prácticamente no quedan espacios libres en el predio”, graficó Gómez, quien adelantó a nuestro medio que durante la celebración, el campo de deportes de la escuela será bautizado con el nombre de Carlos Alberto Pace, notable futbolista de la localidad que brilló en el futbol de ascenso y también fue ex alumno del colegio. Carlitos Pace falleció en tiempo de Pandemia por complicaciones de Covid.

Durante la celebración, serán especialmente recordados directivos, docentes y auxiliares que pasaron por el establecimiento, entre ellos las maestras Liliana Fernández, Rosa y Gloria Pérez que viajaban desde San Antonio de Areco; Noemí Rodríguez, Eduardo Yrigoyen y Daniel Ferrovías, entre otros que al cierre de esta edición los organizadores del festejo del centenario, seguían ubicando.

Hoy los destinos de la escuela son comandados por Gladys García (directora) y Karina Dorosuc (vicedirectora).

Es oportuno mencionar también que la recordada directora Angela Puglia de Piccinini fue la principal gestora para la creación de un Jardín de Infantes de la localidad. Finalmente, en el año 1973 el Consejo Escolar de Pilar lo pone en funcionamiento, utilizando un salón y parte de la galería de la Escuela 17.

La primera directora del Jardín 902 fue Analía Lynn, a quien continuó Delma Apendino. En 1983 fue nombrada en el cargo la docente Susana Mabel Serantes.

Oscar Mascareño

 

Bibliografía consultada
“Pilar de Campo a Ciudad”, de Julio Daniel Castro (Editorial Dunken. 2021). “Memorias de un concejal”, de Miguel Saric (La Imprenta Digital S.R.L. 2015). “De Posta Empalme a Fátima”, de José Antonio Benítez (Ediciones La Llave S.A. 2010).

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar