Sábado 04 de Febrero de 2023

Adiós al almacenero que siempre, tenía abierto

Norberto Alvarez falleció el último sábado. Junto a su hermano José estuvieron al frente de la despensa Alvarez durante más de 40 años.


  • Lunes 05 de Diciembre de 2022
Norberto Alvarez

No había feriado, ni domingo que no estuviera abierto. Cuando faltaba la manteca para cocinar el puré o el queso rallado para acompañar las pastas, ya entrada la noche, o la leche para el desayuno del otro día, la Despensa Álvarez siempre te salvaba.

Para los que lo conocimos y fuimos sus clientes, entre compra y compra siempre había un momento para la charla. Algunos tuvimos el privilegio además de ser vecinos, entonces los recuerdos familiares y del Pilar de calles de tierra siempre estaban presentes.

Norberto se inició de muy chico en el comercio, tuvo su paso por la recordada Casa Martínez y en los años ’70 abrió junto a su hermano José (ya fallecido) la despensa “Hermanos Álvarez” o lo de Alvarez para quienes eran sus clientes habituales.

A lo largo de 40 años, con dedicación y esfuerzo construyeron un comercio que fue el sostén económico de la familia y referencia en el centro de Pilar. Nunca estaba cerrado y tenía de todo, pero lo más destacado siempre fue la calidad de sus fiambres.

Lamentablemente, tras la muerte de José y algunos problemas de salud de Norberto, llegó el momento de decir basta. Fue en noviembre de 2018 que la familia decidió poner fin a una historia de 46 años.

“Sin duda tiene mucho valor sentimental este cierre, mis hermanos y yo prácticamente nos criamos adentro”, contaban los Álvarez a Resumen.

Nada tuvo que ver con la situación económica o con problemas financieros, pues, su popularidad lo mantuvo alejado en todo momento de inconvenientes monetarios. Se trataba del “cierre de una etapa”, tal como lo indicó a Resumen uno de los responsables de la despensa familiar, Juan Manuel Álvarez y como coincidió su padre Norberto.

Este lunes, la tristeza y la nostalgia de la pérdida de un pedacito del pueblo que supimos ser invadió nuevamente el corazón de los pilarenses, de esos que orgullosamente decimos que somos “nyc”.

Norberto falleció en la mañana del sábado a los 68 años, víctima de una cruel enfermedad.

¡Adiós Norberto! ¡Adiós vecino! Te vamos a extrañar.

Matías Zamarripa

10 comentarios:

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar