Jueves 18 de Agosto de 2022

Jorge D’Onofrio propone eliminar la prisión en suspenso en casos de violencia de género

El diputado apuntó a la necesidad de que se brinden más herramientas desde lo punitivo para ayudar a la prevención de femicidios. Detalló que se deben tomar “medidas concretas que frenen a los violentos”.


  • Viernes 12 de Marzo de 2021
Imagen del articulo

El diputado apuntó a la necesidad de que se brinden más herramientas desde lo punitivo para ayudar a la prevención de femicidios. Detalló que se deben tomar “medidas concretas que frenen a los violentos”.

La violencia de género se cobró en los dos primeros meses del año 47 vidas. Una mujer es asesinada por un hombre cada 30 horas en Argentina y, según el Observatorio Nacional MuMaLá 3 de cada 10 víctimas habían denunciado con anterioridad al agresor.

En este marco el diputado pilarense del Frente de Todos, Jorge D’Onofrio propone eliminar la prisión en suspenso para casos de violencia de género para que tanto el Estado como la Justicia estén presentes ante estos hechos, evitando que se produzcan los femicidios. “El origen es que, si bien se hizo mucho en materia de género, paridad, tenemos un ministerio a nivel nacional y provincial, el cambio cultural que arranca no alcanza porque en el aquí y ahora, la violencia sigue en aumento y más allá de cambios de conducta hay que generar herramientas que tengan que ver con lo punitivo, con medidas de abrigo y de prevención”, explicó Jorge D’Onofrio en diálogo con Diario Resumen.

En este momento, dijo, las herramientas que existen en la justicia “para lo único que sirven es para dictar una medida de restricción que muy difícilmente se cumpla”: “planteo revisar el Código Procesal Penal, no solo este instituto que es modificar la prisión en suspenso para que no se aplique si es una cuestión de violencia, que haya un proceso rápido, ágil, de oralidad plena, quizás trocar la acumulación de denuncias por 30 días de arresto efectivo con obligación de tratamiento puede ser más útil y salvar vidas”.

“Por otro lado planteo modificar y poner más certezas a la interpretación de los jueces que hoy, ante un mismo hecho, jueces y fiscales actúan de distintas formas, basta con ver el caso de Úrsula, uno de los más resonantes, donde hubo 14 denuncias que cayeron en saco roto, un juez que no dictó ordenes, una institución policial que lejos de sancionar, poner en disponibilidad al efectivo lo trasladan a otro pueblo, le dan carpeta psiquiátrica. Todas estas cuestiones hay que revisarlas”, amplió el legislador.

Si bien no cree que desde su lugar “tengo la solución a todos los males” sí está convencido de que es hora de “arrancar el debate para ver qué herramientas le agregamos al Estado para paliar esta situación”, actuando desde los “primeros síntomas de violencia”. “Hay que hacer participar con recursos a los Municipios, los asistentes sociales, una fuerza con actuación inmediata y no con que el agresor viola la perimetral y no hay absolutamente nada que lo impida. Esto se hace abordándolo y tomando medidas que sean concretas, que frenen a los violentos”, destacó.

Asimismo, respecto de las capacitaciones en violencia de género que se brindan dijo que si bien son necesarias no es lo único que debe hacerse. “Las capacitaciones solas no alcanzan, por ejemplo, el femicida de Úrsula había hecho el curso de la Ley Micaela. El curso solo no alcanza, la sociedad necesita herramientas para que el que no entienda que el no, es no, o que el hombre no puede ejercer la propiedad sobre la mujer, que haya medidas coercitivas que lo obliguen a eso. El camino es ese, seguir tomando conciencia e instruyendo, pero que haya herramientas que al que no cumpla, haya sanción, para proteger al lado más débil de la problemática, que es la mujer amenazada, que sufre violencia. El Estado debe dar herramientas y así seguramente salvaríamos muchas vidas”, cerró Jorge D’Onofrio.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar