Una empleada de los Neuss declaró ante la justicia que hubo una fuerte discusión

Una empleada de los Neuss declaró ante la justicia que hubo una fuerte discusión

La noche anterior Silvia Saravia salió del hogar que compartía con su femicida en el country Martindale y durmió en lo de su hija. Las empleadas confirmaron que hubo una “pelea importante”.

La causa por el femicidio de Silvia Saravia a manos de su esposo Jorge Neuss, sigue adelante y en las últimas horas se dieron a conocer algunas de las declaraciones de una de las empleadas de la familia, testigo de los últimos momentos que Saravia estuvo con vida.

La empleada, cuya identidad fue preservada, relató que la noche previa al femicidio Jorge Neuss y Silvia Saravia habían mantenido una fuerte discusión, haciendo que Saravia dejase la vivienda cerca de las 22 del viernes. “No nos habló, no nos dijo a dónde iba ni si volvía, se fue”, declaró la mujer según publicó Infobae.

“Fue una pelea importante”, admitió luego frente a la fiscal María José Basiglio. Esta información va de la mano con la declaración de Lucila Neuss, hija de la víctima, quien explicó que su madre se había ido a dormir a su vivienda tras discutir con su padre.

Además, allegados confirmaron que ambas mujeres viajarían a Sierra de la Ventana y que Saravia pasaría ese sábado a buscar ropa. “La empleada contó que escuchó los gritos de la discusión y al rato vieron salir de la casa a la señora, algo afectada y sin decir nada. Se fue en el auto”, afirmó a Télam una fuente judicial con acceso a la causa.

“No le dije que habíamos escuchado dos disparos porque no quise alarmarla”, admitió ante la fiscal la empleada sobre el llamado a Lucila. Allegados a la familia le contaron a Infobae que Lucila tenía pensado entrar a la casa con su madre, ya que sabía que había violencia de su padre hacia ella.

La testigo volvió a contar que ya en horas del mediodía, Saravia regresó a la casa y dijo: “Subo a buscar unas cosas”. Según la empleada, de eso habrán pasado “unos diez minutos” cuando ella se sobresaltó con el estampido del primer disparo y a los pocos instantes, vino el segundo.

Tanto ella como la otra empleada que trabajaba ese fin de semana subieron al primer piso a ver qué había sucedido, encontraron la puerta trabada del cuarto matrimonial y ninguno de los patrones contestaba. De la misma forma la empleada pudo corroborar que existían problemas en el matrimonio y que, discusiones como las de aquel viernes, ya habían existido previamente. “Lo que le queda claro a la fiscal con esta declaración es que el femicidio tuvo una motivación y que había violencia de género antes del crimen”, explicaron fuentes judiciales.

Detuvieron a uno de los delincuentes responsable de una violenta entradera en Zelaya

Detuvieron a uno de los delincuentes responsable de una violenta entradera en Zelaya

Un motociclista falleció tras chocar con un colectivo

Un motociclista falleció tras chocar con un colectivo

La inseguridad en las escuelas continúa: tres robos en una semana

La inseguridad en las escuelas continúa: tres robos en una semana

Ingresaron a robar en la sede del SEMPI

Ingresaron a robar en la sede del SEMPI