Jueves 02 de Diciembre de 2021

La mujer asesinada por su ex lo había denunciado en dos oportunidades


  • Lunes 19 de Noviembre de 2018
Imagen del articulo
Roxana Galeano recibió entre seis y ocho puñaladas en el pecho, las manos y el cuello. En octubre solicitó una restricción perimetral y botón antipánico. Su ex violó la restricción en octubre.   Roxana Gabriela Galeano, de 33 años, fue asesinada el sábado por su ex pareja en el barrio Monterrey, de Presidente Derqui. El homicidio fue en plena calle, cuando la joven volvía de su trabajo en un country de La Lonja y estaba a pocas cuadras de su hogar. Roxana había salido de su empleo –con el cual estaba muy contenta según expresaron sus amigos y familiares en redes sociales– pasadas las 13, cuando fue interceptada por Marcelo Cativa, de 38 años, en Rivadavia y Presidente Derqui que iba a bordo de una bicicleta. Según información recopilada, el hombre quería retomar la relación con Roxana, quien había puesto un punto final. Tras una discusión, Cativa la apuñaló hasta asesinarla. Tras el hecho, Cativa decidió darse a la fuga y arrojarse horas después frente al ferrocarril Belgrano Norte a la altura de la calle Los Aromos, de Tortuguitas. La información de su suicidio se conoció pasadas las 18, mientras la familia y amigos de Roxana realizaban una campaña en redes para dar con su paradero, y había decenas de efectivos abocados a la búsqueda. Roxana tenía cinco hijos, de los cuales dos eran de Cativa, a quien la policía comprobó en las últimas horas que había denunciado por violencia en dos oportunidades. “Tenía dos denuncias, ambas en la Comisaría de la Mujer. En una, solicitaba una medida al Juzgado de Familia de restricción perimetral y botón anti-pánico. Esa fue realizada los primeros días del mes de octubre”, explicó una fuente de la investigación en diálogo con Diario Resumen. Luego, agregó que la víctima había realizado otra denuncia a fines de octubre, cuando el femicida había violado la orden judicial: “La segunda es de fines de octubre, cuando la ex pareja violó el perímetro y se le inició una causa por desobediencia”, ampliaron las fuentes. “La cruzó a ocho cuadras de la casa, cuando iba a trabajar y la apuñaló. Aún no se han determinado con exactitud, pero fueron entre seis y ocho puñaladas en el pecho, las manos y el cuello”, declararon. Con respecto a los hijos de la víctima, la fuente consultada explicó que dos de ellos eran hijos del asesino y que será la justicia quien determine quién se responsabilizará por ellos, luego de evaluaciones para determinar dónde estarán mejor los menores.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar