Miércoles 21 de Febrero de 2024

Policía de Pilar fue sentenciado por abusar y amenazar a su hija

La víctima tiene un retraso madurativo. Fue el hermano de la niña quien decidió contarle los hechos a su madre, que finalmente denunció a su entonces pareja. El agresor, que prestaba funciones en la Policía Local, tenía arresto domiciliario, pero fue revocado y cumplirá una prisión de 15 años.


  • Miércoles 06 de Diciembre de 2023
Policía de Pilar abuso

El 30 de noviembre último, la Cámara de Casación ratificó el fallo condenatorio de julio contra Emanuel Emiliano Ulises Suarez, un efectivo policial de Pilar, de 42 años. La sentencia no solo confirmó su culpabilidad, sino que también ordenó la revocación del arresto domiciliario que cumplía como medida morigeradora, tras imponerse en su contra la prisión preventiva dictada por el Juez de Garantías.

La víctima de estos aberrantes hechos es la propia hija del condenado, quien, además, padece un retraso madurativo. El caso, que ha conmocionado a la comunidad, se caratula como "Abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por tratarse de una menor de 18 años de edad aprovechándose de la situación de convivencia preexistente con la misma y Abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de armas".

El veredicto del Dr. Alberto Ortolani, emitido en julio, señaló la magnitud de los abusos perpetrados por Suarez contra su hija. Según la declaración de la víctima, los abusos comenzaron cuando tenía entre 4 y 5 años y se prolongaron hasta los 12. Suarez abusó sexualmente de su hija mediante penetración vaginal, anal y obligándola a practicar sexo oral. La gravedad de los hechos se agravó por el uso de armas y el vínculo familiar.

La madre de la víctima, quien estaba legalmente casada con el agresor en ese momento, descubrió los abusos de manera impactante. El hermano menor de la víctima, reveló el maltrato al regresar un día a casa. Alarmado, le contó a su madre que Suarez le había dado dinero a la niña y la presionó para realizar actos sexuales. La madre confrontó al acusado, quien negó todo. Ante la persistencia de denunciante y la declaración de la víctima, la madre, en un acto desesperado, enfrentó a su pareja.

La declaración de la madre en el juicio corroboró la veracidad de los hechos. Tras el descubrimiento de los abusos, la niña confesó a su madre que sufría abusos continuados cuando ella salía a trabajar. El hermano también reveló que Suarez lo había abusado sexualmente. Este relato fue respaldado por un examen médico que mostró desgarros himeneales de antigua data.

El juez, al fundamentar su veredicto, subrayó la relevancia de la prueba médica y psicológica, que confirmó la credibilidad de los testimonios. Consideró la corta edad de la víctima al inicio de los abusos, su retraso madurativo y la prolongada duración de los ataques. Además, resaltó la condición de funcionario policial de Suarez, destacando que su deber era proteger a la comunidad, no abusar de ella.

La sentencia impuso a Emanuel Emiliano Ulises Suarez una pena de 15 años de prisión, junto con accesorias legales y costas del proceso. Además, al encontrarse gozando de arresto domiciliario, se revocó este beneficio una vez que la sentencia adquiera firmeza, ordenando su traslado a una Unidad Carcelaria del Servicio Penitenciario Provincial.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar