Martes 25 de Enero de 2022

Condenan a tres delincuentes por diversos robos en el distrito

Fueron condenados a más de seis años en prisión por haber cometido diversos robos, haber utilizado armas de fuego y por amenazas. A pesar de que los delincuentes se negaron a declarar, las pruebas en su contra eran contundentes.


  • Miércoles 22 de Septiembre de 2021
Imagen del articulo

Fueron condenados a más de seis años en prisión por haber cometido diversos robos, haber utilizado armas de fuego y por amenazas. A pesar de que los delincuentes se negaron a declarar, las pruebas en su contra eran contundentes.

La justicia de San Isidro condenó a tres delincuentes en las últimas horas por diversos hechos de robo, uso de arma de fuego y amenazas: se trata Cristian Chávez de 36 años, Braian López de 31 –ambos oriundos de Garín– y  Roberto Carlos Camino de 34 años, con domicilio en Tigre.

El primer hecho ocurrió el 15 de marzo de 2019 a las 16.15, cuando dos jóvenes circulaban por la calle Santa Catalina en la localidad de Manuel Alberti. En ese momento Chávez y López, mediante intimidación con armas de fuego, sustrajeron los teléfonos celulares de las víctimas.

El Tribunal en lo Criminal Nº 1 de San Isidro, a cargo del juez Alberto Ortolani, informó a Diario Resumen que era Chávez quien blandía el arma y que, justamente éste había sido condenado el 29 de octubre del 2012 “a la pena de tres años de prisión en suspenso por hallarlo autor penalmente responsable del delito de robo calificado por el uso de arma de fuego” así como también registraba otra condena “impuesta en fecha 30 de abril del año 2014, a la pena de seis años y diez meses de prisión por resultar autor de los delitos de robo agravado por el uso de arma de fuego y por su comisión en poblado y en banda en concurso real con el de abuso de armas criminis causae”.

Los delincuentes lograron robar el celular de uno de los jóvenes, mientras que el otro ante el temor por lo que ocurría, intentó cruzar de vereda y huir de los delincuentes. Chávez efectuó un disparo con el arma, en dirección a la víctima pero afortunadamente no logró impactar en el cuerpo del joven. Rápidamente, tras el disparo, Chávez y López se dieron a la fuga a bordo de un Volkswagen Gacel.

La situación fue denunciada ante la policía, que comenzó un rastrillaje en la zona y poco después los ubicó en la Ruta 26, a pocos metros de Panamericana. Si bien intentaron huir en el auto, y descartaron el arma, luego decidieron frenar la marcha y fueron interceptados por la policía: mientras que López obedeció la orden policial, Chávez se dio a la fuga a la carrera.

400 metros después, en Colectora y Misiones, Chávez era detenido y, en la calle Los Jazmines, el arma fue recuperada.

Un año antes Chávez había participado de otro hecho delictivo: el 26 de enero de 2018 una joven se encontraba junto a su novio en Garín cuando fue abordada por Chávez y Camino, portando armas de fuego y buscando robarles sus pertenencias.

La joven logró darse a la fuga pero, más tarde, ella, su pareja y un amigo se encontraron con los delincuentes. Chávez, al ser increpado por el novio de la joven, resolvió sacar un arma y gatillar dos veces: las balas no salieron y no hubo heridos.

La víctima en aquella oportunidad también realizó la denuncia de lo ocurrido y, tras la rápida búsqueda de la policía, Chávez y Camino fueron detenidos en la calle Santiago del Estero.

La resolución de ambos casos

Con las declaraciones de las víctimas y los testigos en ambos hechos, la justicia finalmente resolvió que los tres fuesen condenados por diversos crímenes. Si bien dos de los imputados se negaron a declarar, Chávez aseguró que en el episodio ocurrido en 2018, él se dirigía con su cuñado (Camino) a la vivienda de una familia conocida a cortarse el cabello pero que la joven –a quien conocía- junto con su novio y otro amigo los persiguieron y que ellos no poseían armas de fuego.

A pesar de los intentos por desvincularse del crimen, la justicia informó a nuestro medio que “la prueba reunida en su contra es abrumadora y no deja espacio para la duda”.

El juez Alberto Ortolani, entonces, condenó a Chávez y López por “Robo agravado por el empleo de arma de fuego apta para producir disparos en concurso con portación ilegal de arma de fuego de uso civil agravada” y a Chávez y Camino por “Robo calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud de disparo no puede acreditarse en grado de tentativa y amenazas calificadas por el uso de arma de fuego en concurso ideal”.

Chávez fue condenado a siete años y nueve meses de prisión; López fue condenado a seis años y ocho meses de prisión y a Camino a un año y seis meses de prisión y costas del proceso, pero por la suma de otras causas de robo cometidos en 2017, su pena quedó en siete años de prisión.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar