Domingo 05 de Diciembre de 2021

Figueiras destacó que en un año “no vamos a depender de los envíos del material desde Rusia”

Esto se debe a que en ese plazo, el laboratorio Richmond tendrá lista su nueva planta en el Parque Industrial de Pilar. Señaló que “va a tener la capacidad entre vial, multidosis y jeringa presionadas de 500 millones de dosis por año”.


  • Miércoles 22 de Septiembre de 2021
Imagen del articulo

Esto se debe a que en ese plazo, el laboratorio Richmond tendrá lista su nueva planta en el Parque Industrial de Pilar. Señaló que “va a tener la capacidad entre vial, multidosis y jeringa presionadas de 500 millones de dosis por año”.

El presidente de Laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras, anunció que la nueva planta que se levantará en Pilar y estará lista dentro de los próximos 12 meses, tendrá capacidad para producir unos 500 millones de vacunas por año.

Tal como lo manifestó en diálogo con el medio ruso Sputnik, la planta “va a tener la capacidad entre vial, multidosis y jeringa presionadas de 500 millones de dosis por año”. En tanto, producirá la vacuna desde el principio activo hasta el envasado final, y la magnitud de su fabricación permitirá exportar dosis a toda la región.

Asimismo, aseguró que la nueva planta del Parque Industrial también tendrá capacidad para producir vacunas de ARN mensajero.

Respecto de las ventajas que otorgará este nuevo espacio a Richmond, Figueiras sostuvo que al poder realizar todo el proceso de la Sputnik V, se logrará una mayor independencia. Indicó: “Eso nos va a dar más independencia porque no vamos a depender de los envíos del material para terminar con el proceso productivo en Argentina desde Rusia”.

Y en esa línea, reconoció que Rusia cooperará en la transferencia de tecnología y el asesoramiento por parte de especialistas. “Vamos a contar con ayuda en cuanto a la transferencia de tecnología, y en función de eso, especialistas rusos nos van a ayudar respecto a qué equipos serán más adecuados para lo que se vaya a hacer el día de mañana”, remarcó.

Finalmente, cabe destacar que en la actualidad, Richmond depende de la farmacéutica privada Generium para obtener el principio activo del inmunizante. Por esa razón, Figueiras explicó: “Si nosotros fermentamos nuestro propio producto desde el cultivo celular y tenemos nuestro banco de células, podremos trabajar como queremos y en el tiempo que queremos según la demanda y de cuánto nos vaya pidiendo el Fondo Soberano de Inversión Directa (RDIF)”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar