Martes 24 de Mayo de 2022

Causa Corvo Dolcet: la viuda de Pablo Escobar, su hijo y Chicho Serna también irán a juicio


  • Jueves 04 de Junio de 2020
Imagen del articulo

Serán juzgados junto a Mateo Corvo Dolcet y otros tres pilarenses por haber formado parte de la organización criminal que se dedicaba a lavar dinero proveniente de las drogas en nuestro país a través de negocios inmobiliarios, entre otros rubros.

A fines de septiembre de 2017 la causa de narcolavado que involucra a Mateo Corvo Dolcet estalló y el desarrollador de lo que sería Pilar Parking e Insula Urbana fue detenido en el Café Los Angelitos, acusado de ser el nexo con José Piedrahita Ceballos, un jefe narco.

En medio de la investigación se incautaron documentos, dinero y contratos que involucraban a otros tres pilarenses (entre ellos, su esposa), a la viuda y el hijo de Pablo Escobar y a Mauricio “Chicho” Serna.

Finalmente, fue informado hoy que María Isabel Santos Caballero y Juan Sebastián Marroquín Santos (viuda e hijo del capo narco Pablo Escobar Gaviria) deberán enfrentar un juicio oral y público en nuestro país, acusados por haber oficiado como un “aporte esencial” para las maniobras de lavado de activos que provenían del narcotráfico en Argentina.

La resolución fue del juez federal de Morón, Néstor Barral, al declarar la clausura de una causa iniciada el 1 de septiembre del 2016 luego de que  la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) -conducida por el fiscal federal Diego Iglesias- recibiera una nota de parte de un representante de la DEA en territorio argentino.

En la nota se especificaba que una organización dedicada al narcotráfico y al lavado de activos que estaba siendo investigada en Colombia tenía vínculos directos con personas físicas y jurídicas dentro de Argentina. “El grupo criminal se encontraba liderado por Piedrahita Ceballos, de nacionalidad colombiana, y tenía contacto directo en la Argentina con el abogado y empresario argentino Mateo Corvo Dolcet”, explicó el funcionario.

Junto a los familiares de Escobar estará también el exfutbolista de Boca Juniors Mauricio “Chicho” Serna, el capo narco colombiano José Piedrahita Ceballos (que en el expediente declaró como arrepentido), el empresario pilarense Mateo Corvo Dolcet, su esposa María de los Ángeles Verta, la contadora María Gabriela Sánchez, Antonio Ruiz y Esteban Delrío.

Piedrahita Ceballos está detenido en Estados Unidos y, tras declarar como arrepentido, firmó un acuerdo de juicio abreviado con el fiscal Iglesias aceptando una pena de cinco años de prisión y una multa $165.000.000.  La resolución deberá ser homologada por el Tribunal Oral Federal (TOF) a cargo del debate.

La resolución

“Entiendo que Santos Caballero y Marroquín Santos efectuaron un aporte de carácter esencial para el cumplimiento de los objetivos criminales de Piedrahita Ceballos”, sostuvo Barral en su resolución que hoy fue notificada a las partes.

El magistrado explicó que los “canales de lavado de activos” utilizado por la organización criminal se enfocaron en dos sectores comerciales “bien diferenciados”. Barral dijo: “Por un lado, a través de los emprendimientos inmobiliarios desarrollados por Corvo Dolcet en el partido de Pilar y, por el otro, por medio de actividades de producción de espectáculos de tango y degustaciones gastronómicas, encabezadas por Ruiz”.

Corvo Dolcet lideraba y comercializaba un ambicioso proyecto denominado Pilar Bicentenario, que contempla un centro de trasbordo y 400 cocheras en el predio donde se proyectaba la nueva estación Panamericana de la línea de trenes Belgrano Norte.

“A partir del dictamen remitido por la Procunar, oportunamente confrontado con la documentación acompañada al mismo, y los demás aportados con anterioridad, así como también los informes presentados tanto por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), como por la Unidad de Información Financiera (UIF), se determinó que existieron ingresos de dinero proveniente de las actividades ilícitas de Piedrahita Ceballos en el país, los que se vieron materializados a través de distintas inyecciones de dinero que recibieron las empresas Ínsula Urbana SA, Pilar Bicentenario, Tango Suite y Club Monserrat, y su posterior administración por parte de los encausados”, cita el expediente.

Los familiares del capo narco Escobar, fueron los que “introdujeron y unieron” los intereses de Piedrahita Ceballos y Corvo Dolcet “con el fin de que se materialicen las variadas conductas de aplicación de fondos de origen ilícito corroboradas en autos, a sabiendas de su procedencia vinculada con el tráfico ilícito de drogas”.

Como contraprestación, según el expediente judicial “recibieron una suma dineraria que alcanzó ­al menos­ el 4,5 por ciento del total de la inversión que Piedrahita Ceballos efectuó hasta el día 15 de febrero del 2011, unos U$S 101.950, en los emprendimientos inmobiliarios que Corvo Dolcet lideraba, la cual habría sido utilizada por el hijo de Escobar Gaviria y su esposa para comprar un departamento y una cochera”, situados en avenida del Libertador al 1700, en Vicente López.

La declaración de Corvo Dolcet

En febrero del 2018 el empresario y abogado pilarense fue beneficiado con la prisión domiciliaria y, durante una entrevista con Infobae admitió conocer a la viuda e hijo de Escobar y que Piedrahita era inversor en sus negocios, aunque dijo que lo había conocido como empresario ganadero.

“Lo conocí en 2008 como un reconocido empresario ganadero que había venido a vivir a la Argentina, donde pensaba instalarse. Me fue presentado por María Isabel Santos Caballero, la viuda de Escobar”, dijo ante la consulta sobre su relación con el narco colombiano y aseguraba desconocer que se trataba de un narcotraficante.

Además, confirmó que como cualquier otro inversor sí cobró comisión pero que para él “estaba absolutamente claro que era el presidente de un emporio ganadero” ya que era reconocido como tal por la prensa colombiana y “hasta por el Senado de Colombia”.

Según los fiscales Piedrahita Ceballos puso en el sistema financiero argentino 186.000 dólares en una transferencia directa a Corvo Dolcet que se efectuó el 20 de junio de 2008 y por la que recibió, en contraprestación, el 14,75 por ciento de las acciones de la sociedad Anexo Chile SA.

También, según el dictamen el presunto narco puso en el sistema financiero argentino 1.800.000 dólares al entregarle a Corvo Dolcet dos inmuebles que previamente le había dado Serna por un monto ficticio de US$ 930.000. Las operaciones y las inyecciones de fondos para los proyectos inmobiliarios del abogado y empresario argentino, según la Justicia, continuaron en más ocasiones.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar