Sábado 24 de Septiembre de 2022
Opinión

La industria y la conciencia social van de la mano

Por el ingeniero industrial Sebastián Bianchi Colaborador Académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Salvador


  • Sábado 03 de Septiembre de 2022
Ingeniería Universidad del Salvador

Nuestra sociedad continúa el proceso de adopción de nuevos hábitos en usos y costumbres a partir de los avances tecnológicos que se vienen profundizando en el mundo. La potencialidad de los recursos disponibles muy accesibles para cualquiera de nosotros y el uso de plataformas virtuales han intensificado la pregunta sobre ¿cuáles son las mejores herramientas para enseñar a los estudiantes universitarios?

Ante la crisis mundial, potenciada por la pandemia del COVID-19, se acuñaron importantes modificaciones en la forma de diseñar los recursos destinados a organizar e impulsar industrias y empresas proveedoras de servicios, conllevando un crecimiento exponencial en el uso de nuevas herramientas digitales, con el objeto de mejorar los estándares de calidad de los productos finales. Es así que, se torna indispensable conocer el comportamiento de los clientes ya que el producto o servicio ofrecido se gesta desde la necesidad propia de los individuos, motivo que alienta a perseguir una fabricación de excelencia, dejando fuera de pista a aquellos que no son sensibles a estas demandas.

En este contexto, las instituciones educativas no pueden, ni deben, mantenerse al margen de estos procesos de cambio. Es el caso de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Salvador (USAL), que junto a la Cámara Empresaria del Parque Industrial de Pilar (CEPIP) y todo el ecosistema de Pilar (cámaras industriales, cámaras empresarias, Municipio y otras instituciones educativaa) trabaja sostenidamente en la búsqueda de hiperconectar las diferentes disciplinas para enriquecer los eslabones pedagógicos, científicos y tecnológicos, desarrollando conocimientos, metodologías y prácticas para que los estudiantes y futuros profesionales de la industria, adopten en forma natural la transformación digital a través de diversos dispositivos tales como interacciones ágiles y flexibles, la representación virtual de productos y la simulación para reducir riesgos y con ello además , lograr el aceleramiento de los tiempos desde el diseño hasta la puesta en marcha en el campo de acción. Para lograr esto, las empresas se orientan a estimular la industrialización de bajo impacto, los edificios energéticamente eficientes y la fabricación inteligente, procesos que en la actualidad se identifican como Industria 4.0, que combinan operaciones físicas de la producción, con la tecnología digital, la inteligencia artificial (IA) y la Internet de las cosas (IoT), entre muchos otros.     

Allí se vuelve prioritaria la adecuada capacidad de análisis de grandes volúmenes de datos, para transformarlos en conocimiento, tendencias y/o relaciones de sentido que permitirán entender y tomar mejores decisiones y readecuarlas para transformarse en una organización o empresa sostenible y “real”.

El 2 de septiembre se celebra en nuestro país el Día de la Industria y cabe destacar que, el municipio de Pilar ha sido uno de los que más empleo industrial creó en los últimos meses, siendo uno de los principales motores productivos de la industria en la provincia de Buenos Aires. En este sentido, en la sede del Campus Nuestra Señora del Pilar de la USAL, se advierte un creciente interés en estudiar diferentes propuestas académicas tanto en carreras de grado (como Ingeniería Industrial y carreras informáticas) como en nuevas Diplomaturas a distancia de Robótica e Industria 4.0.

Lo expuesto, evidencia la continuidad de la nueva revolución industrial, hoy denominada Industria 5.0, que busca una perspectiva global, transformando los tradicionales métodos productivos, como ser el uso de robots colaborativos, denominados cobots, derivando en mejores performances laborales, armonía con la naturaleza y crecimiento sostenible, áreas en las que nuestro país lo percibe como un gran desafío y mucho camino por recorrer.

En esta etapa de constitución de nuevos métodos de trabajo a la vez de consolidación de una nueva sociedad, es que la ingeniería tiene la gran posibilidad de transformar la actualidad en beneficio de la calidad de vida de la sociedad y de marcar un rumbo de esperanza y fortalecimiento para las industrias y para todos los actores que de ella dependen.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar