Jueves 02 de Diciembre de 2021

Saettone: “los tatuajes coinciden y son iguales a los de la persona que comete el hecho”

El titular del Juzgado N° 7 indicó que el detenido por el homicidio del kiosquero de Villa Rosa fue indagado el lunes. Además, confirmó que “tenía una condena que agotó el 27 de febrero, y el día siguiente cometió semejante hecho”.


  • Martes 09 de Marzo de 2021
Imagen del articulo

El titular del Juzgado N° 7 indicó que el detenido por el homicidio del kiosquero de Villa Rosa fue indagado el lunes. Además, confirmó que “tenía una condena que agotó el 27 de febrero, y el día siguiente cometió semejante hecho”.

El pasado 28 de febrero Juan Manuel García, conocido como El Gallego, fue asesinado por un delincuente en el kiosco Al Toque Roque de la calle Moreno y Ruta 25, en la localidad de Villa Rosa.

El sábado por la tarde la policía logró la detención de Elías Aguirre, un joven de 24 años, en Fuerte Apache, acusado de ser el autor material del homicidio. El en marco de esta causa se investiga también quiénes fueron los cómplices, ya que se sabe huyeron en un Ford Ka negro.

Diario Resumen se comunicó con Walter Saettone, titular del Juzgado de Garantías N° 7 en donde recayó la causa. “El fiscal lo indagó el lunes, entre otras cosas por el delito de homicidio agravado en concurso real con portación ilegal de arma. Está a la espera de los plazos procesales para el dictado de la prisión preventiva, que el fiscal tiene 15 días prorrogables por 15 días más, para analizar si corresponde o no que esté detenido durante todo el juicio”, explicó Saettone.

Además añadió que “hay probabilidad cierta de que podría haber sido él” el responsable del crimen: “los tatuajes son muy característicos, coinciden y son iguales a los de la persona que comete el hecho. Lo que más pesa sobre él son esos tatuajes, y el vehículo donde él se desplazó antes y después del hecho, un Ford Ka negro”

Otro de los puntos de los que el juez habló fue sobre los antecedentes del joven delincuente que ya había sido condenado por robo y había pasado tres años en prisión. “Él tenía una condena de robo con armas y lo característico es que él agotó el 27 de febrero la pena de esa condena, y el día siguiente cometió semejante hecho”, dijo.

Consultado por las versiones que han comenzado a surgir respecto de si el delincuente venía de cometer otro ilícito en Del Viso apuntó a que si bien aún no hay certezas, no sería descabellado: “puede ser porque lo cierto es que se determinó en qué auto se movilizaban utilizando todas las cámaras del Municipio. Se lo buscó en las secuencias, en lo que hizo hasta llegar al hecho y luego del mismo. Se cotejaron todas las cámaras, la policía y el fiscal, y el automóvil efectivamente antes de ir a Villa Rosa estuvo en Del Viso. Salió de Maquinista Savio, pasó por Del Viso y luego fue a Villa Rosa. Esa hipótesis, ese dato, podría ser factible, no es algo descabellado”.

“La hipótesis de trabajo es que no estaba solo, que había otras personas y eso se está investigando. Él fue el que bajó, el que ejecutó y tuvo el dominio del hecho pero la ley también castiga a los partícipes necesarios con la misma pena que los coautores”, detalló Saettone.

Por otro lado expuso que al momento no ha hablado con la familia de la víctima. “No se han comunicado, trato de ser respetuoso en estos hechos, no acostumbro a acercarme en persona para respetar sus tiempos pero sin dudarlo estoy a su disposición cuando lo necesiten, si se acercan estaré para hablar con ellos las veces que lo necesiten, para dar información, para dar la cara en nombre de la justicia”, dijo.

El rol del juez

“Estos hechos duelen, sensibilizan a todos. La sociedad a veces reclama que los jueces puedan prever si la persona que se libera pueda llegar a cometer ilícitos, pero lo cierto es que cuando agotan la pena o cumplen el tiempo establecido la libertad se impone. Los jueces somos sensibles a lo que ocurre después, no estamos desatendidos, desconectados de los reclamos de la sociedad”, reflexionó.

Por último, dijo: “cuando se determinó que él había sido condenado y luego cometió un hecho más grave, el día posterior de agotar la pena, excede al servicio de administración de justicia. Los jueces de ejecución cuando tienen los registros del servicio penitenciario, están dadas las exigencias legales, los informes son positivos, la ley que hace el legislador te indica la libertad, debes ordenarla, por más que la situación te indique un criterio de peligrosidad que en un estado de derecho, es inconstitucional, los jueces no podemos tener criterios peligrosistas, está vedado”.

“Si queremos evitar estas situaciones debemos tener un servicio que pueda tener detección temprana de personas que pueden reincidir, que muchas veces son más graves y eso es algo que se debe evitar, que pone en crisis al sistema penitenciario porque, estuvo en tratamiento pero entró con un hecho más nocivo para la sociedad. La vida de El Gallego no va a volver, contra eso no se puede hacer nada, pero lo único que podemos hacer es trabajar seriamente, ver qué herramientas podemos diseñar para una detección temprana para que no cometan hechos más graves”, cerró Walter Saettone.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar