Viernes 12 de Abril de 2024

El comercio advierte de la necesidad de un plan de contingencia ante las restricciones

Según manifestaron desde SCIPA, para reducir el impacto de las nuevas medidas en pymes, comercios y emprendedores, se necesita de un plan que se apoye en los aspectos financiero, impositivo y previsional.


  • Viernes 21 de Mayo de 2021
Imagen del articulo

Según manifestaron desde SCIPA, para reducir el impacto de las nuevas medidas en pymes, comercios y emprendedores, se necesita de un plan que se apoye en los aspectos financiero, impositivo y previsional.

Con el comienzo de una nueva etapa en la lucha contra la pandemia, también regresan los fantasmas del 2020. Y es que luego de que el Gobierno nacional decidiera el cierre total de todas las actividades no esenciales, nuevamente crece el temor de todos aquellos que sufrirán económicamente este nuevo período.

Resumen tuvo la posibilidad de hablar con algunos referentes de rubros que deberán volver a enfrentar restricciones y el cese de actividad, como el caso de la construcción, donde el arquitecto Pablo Guzmán admitió: “En principio, obviamente que molesta el hecho de que se corte el trabajo diario, pero creo que también hay que contemplar que son tres días laborales para lo que es la construcción. La realidad es que probablemente no sea un drama parar una semana, pero sí lo sería si se extiende por meses como el año pasado”.

Ese temor a que las restricciones se prolonguen en el tiempo es un factor común, pero no la principal problemática, ya que hay casos en que tan sólo una semana de medidas ya puede tener grandes consecuencias.

Un tradicional comerciante de Pilar Centro como Tono Aon, señaló a este medio: “Quizás mi comercio que tiene muchos años y una base cimentada puede soportar estar un poco inactivo, pero pienso en la gente que empezó hace poco y sé lo difícil que se le hace enfrentar esto”.

En esa línea, y pensando en la amplitud y variedad del comercio pilarense, la que finalmente se expresó, en lo que pareciera ser casi un grito de ayuda para el sector, fue la Cámara de Comercio pilarense (SCIPA), que solicitó que “el gobierno implemente un plan de contingencia financiero, impositivo y previsional para reducir el impacto en pymes, comercios y emprendedores”.

Un duro presente

La Cámara destacó que siempre se han acatado las normas entendiendo la situación sanitaria, a pesar de que “nuestra actividad necesita para su supervivencia del movimiento comercial, porque detrás de cada comerciante, emprendedor, empresario o industrial, existen personas y familias que viven del sueldo que la actividad genera”.

Pero llegado este momento, ya no se puede esperar más por las medidas tantas veces solicitadas para “evitar daños irreparables”, porque ya “hemos visto cómo en algunos casos los esfuerzos de toda una vida se diluyeron, esfumando proyectos y sueños, perdiendo lo que alguna vez se pudo ahorrar para llevar adelante emprendimientos y proyectos anhelados, o teniendo que dejar en la calle empleados que muchas veces formaban parte de nuestra vida, parte de la familia”.

En tanto, destacaron que los que aún pueden mantener sus puertas abiertas ya han invertido todo lo posible para adaptarse a los protocolos y no existe más margen, por lo que “este nuevo cierre pone en jaque definitivo al sector comercial”.

Por último, afirmaron: “Podemos demostrar fehacientemente que no generamos contagios dentro de nuestros comercios, pero vemos como no ocurre lo mismo en otros lugares donde el control no puede ser cubierto por nosotros. Necesitamos que quienes deciden se enfoquen en los puntos donde la pandemia se expande, que quienes deben controlar, controlen y que es necesario comunicar más claramente a la sociedad en general que el esfuerzo debe ser conjunto. Somos conscientes que esta enfermedad ésta en su etapa tal vez más peligrosa, pero necesitamos de acciones que no solo nos protejan de ella”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar