Lunes 15 de Agosto de 2022

Vecinos de Irízar piden veredas para que los niños no deban caminar entre el tránsito


  • Miércoles 24 de Octubre de 2018
Imagen del articulo
Los niños caminan por Frondizi entre los camiones y los automóviles para llegar a la escuela. Además, afirman que no hay presencia del Municipio y que la inseguridad crece cada vez más.   Cientos de personas, entre ellas niños, caminan a diario por la calle Frondizi con destino al colegio o mismo a sus hogares entre automóviles, camiones, grandes pastizales, sin veredas o banquinas y nada de iluminación. Frondizi une Ruta 8 con Los Cardales (Ruta 6) y no solo es una de las entradas al Parque Industrial de Pilar, sino también es el acceso a los barrios que se encuentran en Irízar.  Germán Torres, vecino del lugar, ha empezado a reclamar activamente que la Comuna realice las veredas para que los chicos lleguen seguros a sus hogares o a la Escuela Nº 19, pero aún no ha tenido respuesta. “Lo comencé en 2016 y me acerqué a la Secretaría de Servicios Públicos, donde estaba Analía Leguizamón para solicitar la vereda y la luminaria. Somos un barrio nuevo, Rincón de Irízar y tenemos unos mil metros sin luminaria. Todo el tiempo nos cruzamos con personas caminando por la calle y cada vez hay más tránsito”, explicó Torres a Diario Resumen. Según el hombre, la situación ha empeorado con el crecimiento del tráfico en la zona que, en su mayoría, es rural: “desviaron el tránsito por acá, para no pagar el Peaje Larena. Desviaron el tránsito por Frondizi, que une Ruta 6 con Ruta 8. Se convirtió en una zona altamente transitada y encima, tránsito pesado”. Torres contó que logró comunicarse con el delegado Juan Manuel Moracco, quien le prometió la desmalezación. “Pedí la desmalezación de esos mil metros para que se camine por banquina, muchos salen hacia esa calle porque viven campo adentro y trabajan la tierra. No hubo ningún cambio, simplemente vinieron dos veces”, agregó. Ha pasado el tiempo y afirma que nada ha cambiado para el barrio: “la gente sigue caminando por la calle, seguimos sin luminaria, seguimos transitando una zona que se ha vuelto intransitable”. Además, expuso otro de los grandes problemas que es la inseguridad. “Aparecen vehículos robados, no hay cámaras. Hay tres barrios que están totalmente abandonados”, declaró y agregó que, desde la única área que han prestado oídos a sus quejas ha sido desde Transporte: “pedí reductores de velocidad y en 20 días estaba solucionado, pedí que arreglaran los refugios y ya los han pintado”. “A Irízar hace años que no le asfaltan una calle, hace años que no llegan obras. Lo único que nos llega es la inseguridad y el abandono, porque es lo que tenemos por parte del Municipio”, declaró. “Quiero que hagan una vereda, que iluminen. En la noche, la gente se ilumina con los celulares para poder caminar. Son mil metros que les darían seguridad a los chicos, que caminan sobre la ruta todo el tiempo. Están para ayudar al pueblo. Cómo puede ser que no vean a los chicos caminando entre los camiones, es algo indignante y preocupante. Hay que sacar a los chicos de la calle”, cerró Germán Torres.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar