Viernes 01 de Marzo de 2024

Una familia varada en Pilar pide ayuda a la comunidad para volver a su hogar


  • Miércoles 10 de Junio de 2020
Imagen del articulo

Marcos Núñez vino al distrito con la promesa de un empleo, pero al caer la pandemia y ser trabajador informal, se ha quedado sin nada. No tienen dinero para comida o alquiler y están desesperados.

Marcos Núñez es un obrero de la construcción que, junto a su familia, se encuentra varado en nuestro distrito a la espera de poder volver a San Rafael, en donde vive. Junto a él está su esposa, embarazada de 39 semanas, y sus tres hijos pequeños (4, 3 y 1 año) y, por deudas con el dueño del departamento que está alquilando, debe dejarlo cuanto antes.

Marcos y su familia, además, no tienen para comer y la situación es cada vez más complicada, a pesar de que sus familiares y amigos han ido enviando dinero, éste no alcanza para todo el grupo familiar. Además, relató que si bien ha pedido ayuda al Municipio, no ha obtenido respuestas favorables. “Yo lo único que necesito es volver a mi provincia (Mendoza). Estoy con mi esposa embarazada de 39 semanas y mis tres hijos que me piden algo para comer y no les puedo dar. No sé qué hacer, he tratado de tocar diversos contactos que me ofrecen pero se pasan la pelota uno a otro y ya no sé qué hacer. No puedo pagar pasajes, no tengo comida y si dejo el departamento inmediatamente la policía me obliga a volver”, dijo en diálogo con La Ventana de San Rafael.

“Quisiera hablar con el Intendente, el Gobernador, quien sea, no tengo idea cómo hacer para volver. En San Rafael tengo trabajo y acá iba a tener pero al empezar la cuarentena todo se cerró y yo al estar en negro, no soy ‘trabajador esencial’. Tengo que pagar el alquiler, debo tres meses; en el mercadito donde estaba comprando dejé todo el dinero que tenía y ahora debo más de 11 mil pesos; tengo que comprar comida, pañales, pagar impuestos. Si salgo por cualquier cosa del lugar donde estoy va a venir el dueño y me va a sacar todo a la calle, no sé cómo arreglar esto”, agregó el hombre.

Marcos tiene un teléfono que le han prestado pero no tiene internet, por lo que sólo puede recibir mensajes de texto y llamados. En caso de poder ayudarlo, comunicarse al 11 5745-6470.  “Yo no quiero que me regalen nada, lo único que necesito es volver a San Rafael”, insiste una y otra vez. Su situación es crítica y el hecho de estar cada vez más cerca del nacimiento de su cuarto hijo lo pone aún más cerca del límite.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar