Jueves 18 de Julio de 2024
Recesión económica

Suspensiones en FV: “Si la política sigue haciendo este daño esto cada vez va a estar peor”

La compañía, radicada en Villa Rosa, ha puesto en marcha un sistema de suspensión por 26 días, divididos entre mayo, junio y julio. El delegado Mariano Hessling explicó que el esquema “afecta al casi 90 por ciento de los trabajadores”.


  • Viernes 17 de Mayo de 2024
FV suspensiones

La recesión económica se ha hecho sentir. La caída de la producción, del salario y el consumo son problemáticas que día a día, todos los argentinos deben enfrentar. Como resultado, tal y como fue informado, muchas empresas han comenzado con esquemas de suspensión para afrontar la situación crítica de la baja producción y una de ellas es FV, compañía radicada en Villa Rosa que se dedica a la grifería.

Diario Resumen dialogó con Mariano Hessling, delegado del sindicato de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en la empresa y quien formó parte de la negociación del esquema de suspensiones que se llevará adelante, que consta de 26 días (10 en mayo, 7 en junio y 9 en julio) con el cobro del 80 por ciento del salario para los trabajadores afectados.

“La empresa viene, desde finales de diciembre, con caída en las ventas. Eso genera, sumado a la caída que está sufriendo la construcción, que la empresa no tenga la necesidad de producir las toneladas que normalmente produce. Es una compañía con casi 900 trabajadores”, explicó Hessling.

En enero, dijo, se analizaron las ventas y niveles de producción, resultando en números “muy negativos”: “se están vendiendo entre 3 y 5 toneladas diarias, cuando tenes para fabricar 15. Eso, en el tiempo, genera que es prácticamente imposible sostener el nivel de fabricación y para stockear, es imposible porque físicamente no alcanzan los espacios. La necesidad de la empresa era frenar un poco los niveles de producción, ganar tiempo y ver si en algún momento reactiva la venta y la necesidad de producir lo que se estaba produciendo los años postpandemia”.

El delegado detalló que la pandemia se podría comparar con esta situación, pero que eso “era una emergencia sanitaria mundial” que otorgaba “un contexto distinto, con posibilidad de que mejore porque todos sabíamos que la pandemia, con el sistema de salud, la medicina y la ciencia, lo iban a solucionar”, pero que ahora “no hay un indicador que sea positivo en vista para pensar que mejoraría en el corto plazo”.

El sistema de suspensión contó que “afecta al casi 90 por ciento de los trabajadores, un total de 740 trabajadores que son los involucrados en la producción nacional”. “740 es el número exacto, 120 están de manera alternativa entrando y saliendo de suspensión, porque FV tiene área de mantenimiento, hay trabajos que se siguen haciendo y se alterna, para que no impacte en los mismos. También, tenes unas 50 personas que no están impactadas en el esquema porque están vinculados a la fabricación de productos para exportar”, detalló Hessling.

Consultado sobre qué creen que sucederá cuando finalice el esquema de suspensión pactado, el delegado afirmó: “si la política ataca directamente a las empresas, a que el trabajador argentino no pueda comprar, invertir para reactivar Argentina, si no hay un cambio de las decisiones que se toman, vemos un panorama similar o peor. A futuro, viendo que no hay decisión de cambiar el rumbo económico de la política que hoy nos gobierna, queremos creer que ojalá pase para que no tengamos freno en la industria, dejar de generarle pérdida a los trabajadores, que ya están perdiendo poder salarial. Si la política sigue haciendo este daño a la industria, a la fuente de ingreso salarial para los trabajadores, esto cada vez va a estar peor, será un escenario similar o peor”.

De ahora en adelante, Mariano Hessling dejó en claro que mes a mes se reunirán con FV para analizar la situación y valoró la buena predisposición y diálogo que ha mostrado hasta ahora la compañía, destacando que “FV no es una empresa que da de baja a trabajadores de forma masiva ni indiscriminada, la situación es crítica de verdad”. “Hay voluntad, un trabajo en conjunto, entendiendo la problemática. Hay que reconocer que se viene analizando, trabajando, no es una decisión arbitraria de tomarla porque sí”, dijo.

“Mes a mes vamos a ver el resultado, analizando posibilidades. Vamos, como siempre, en defensa de los trabajadores, intentar que sean el último recurso (los despidos), utilizaremos las herramientas a disposición dentro de la Ley de Contrato de Trabajo para evitar que el resultado sean despidos, utilizaremos todos los instrumentos que podamos”, cerró.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar