Martes 27 de Septiembre de 2022

Pilar debatió la legalización del cannabis: “Somos una generación que se ha despertado”


  • Viernes 19 de Abril de 2019
Imagen del articulo
Los jóvenes se reunieron el jueves en la Plaza 12 de octubre. Hubo charlas de cultivadores, exposiciones sobre el uso médico, debates sobre la violencia institucional y una competencia de Freestyle. El jueves la Plaza 12 de octubre se colmó de vecinos que en medio de charlas y festivales de rap, debatieron la despenalización y legalización del consumo y cultivo de marihuana. La actividad fue organizada por la juventud de la CAFOPONK, espacio político que lidera el abogado pilarense Tomás Pérez Bodria. En medio de un debate legislativo que aún se da debido a los “vacíos legales” que existen en las reglamentaciones actuales, son los jóvenes quienes nuevamente toman las calles en busca de la concientización y discusión de temáticas que, como esta, son poco debatidas. Cerca de las 16, los jóvenes se reunieron y comenzó el evento con tres premisas que defienden el consumo y cultivo. “El primero, lo inconstitucional de la ley que penaliza el consumo porque hay fallos que han permitido el cultivo, tenencia y consumo. La Ley va contra el artículo 19 de la Constitución”, explicó en diálogo con Diario Resumen, Lucas Gebel, miembro de la juventud de CAFOPONK. Luego, expuso que el consumo y uso medicinal tienen beneficios comprobados para apalear los efectos de más de una enfermedad: “estamos en contacto con organizaciones como “Papá Cultiva”, creada por Arturo que empezó a investigar el uso del cannabis cuando a su hijo le descubren epilepsia”. En tercer lugar, hizo hincapié en la violencia institucional. “Es un derecho de la libertad de cada persona el utilizarlo, es un derecho que está siendo vulnerado. Gendarmería ha entrado a viviendas de cultivadores, sin órdenes de allanamiento y es gravísimo. Muchos casos de chicos que consumen, han sido golpeados por la policía por tener un cigarrillo de marihuana”, agregó Gebel.
Mucha gente quiere aprender, escuchar más, debatir, concientizarse y estar en tema”
En cuanto a las charlas, hubo expositores para tratar la violencia institucional, la legalización y un taller sobre cultivo, dictado por Sabrina y Gustavo dos miembros de la Agrupación de Cultivadores del Norte. “Tuvimos una competencia de freestyle con un contenido social, más allá del entretenimiento. Además, tuvimos una feria especial porque los artesanos estuvimos de forma expositiva”, comentó y explicó que el Municipio no les dio el permiso de realizar una feria, por motivos que desconocen, por lo que se presentaron y entregaron tarjetas. El objetivo de esta convocatoria, más allá de reunir a quienes luchan por esta legalización, estuvo puesto en brindar información respecto del cannabis. “Mucha gente quiere aprender, escuchar más, debatir, concientizarse y estar en tema. Es algo que no suele debatirse, y apelamos también a salir del closet de muchos temas que hasta el día de hoy, no pueden debatirse. Es para dar el puntapié de hablar, discutir, conocer derechos, crear conciencia social y política”, dijo el joven. La lucha de los jóvenes, siempre en las calles En los últimos años, cada vez son más los adolescentes y jóvenes que alzan la voz y toman las calles para reclamar y pedir derechos. Desde el pedido del matrimonio igualitario, el cupo laboral trans, el Ni Una Menos, y la Irrupción Legal del Embarazo hasta la legalización del cannabis, por mencionar algunas peticiones, son los más jóvenes quienes llevan adelante el reclamo. Para Lucas, no podría ser de otra forma. “Somos cuestionadores, si la juventud no piensa un nuevo mundo está avejentada. Naturalmente, nos surgen las preocupaciones, los cuestionamientos sociales, el llamado ante la injusticia. A cualquier pibe le arde en el corazón la injusticia y el deseo de luchar contra eso”, dijo aunque agregó que, muchas veces, el sistema es “quien nos va alejando de eso”. En este punto, criticó al sistema educativo y cultural que “crean sociedades dormidas” pero destacó que los jóvenes son quienes han tomado la posta y “tienen el sentido de moverse por el otro, que es algo básico”. “Somos una generación que se ha despertado, que quiere algo distinto. Hay un empoderamiento popular y se les ha devuelto la fe a los jóvenes de que se pueden cambiar las cosas. Y, si uno no tuviese fe, no saldría a las calles”, concluyó Lucas Gebel.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar