Marta Gómez sigue la lucha contra la discriminación y maltrato de un colegio contra sus hijos

Marta Gómez sigue la lucha contra la discriminación y maltrato de un colegio contra sus hijos

Se trata de un colegio privado, católico, de Manuel Alberti que en 2019 les sacó la vacante a dos hermanos. Su madre denunció discriminación y maltrato, pero aún no hay respuestas.

Desde octubre de 2019 que Marta Gómez comenzó la lucha para que sus hijos Facundo y Joaquín no fuesen echados del colegio María Madre Nuestra de Manuel Alberti. Sin motivo alguno, contó su madre, los dejaron sin vacante pero ella siempre explicó que esto se debió a que Joaquín, el menor, sufrió epilepsia y ha tenido secuelas que modificaron su comportamiento.

La familia hizo todo lo posible y Joaquín mejoró notablemente pero Marta Gómez afirma que a pesar de todo, sus pequeños fueron echados, a fin de ciclo lectivo y con pocas posibilidades de conseguir vacante en otra escuela. Desde aquel día ella reclama por la discriminación que han sufrido como familia y, hasta hoy, continúa esperando una respuesta.

“No tuve novedades, no tuve respuestas. Vengo insistiendo con DIPREGEP porque son ellos los que deben controlar que esto no suceda. Tuve que insistir para que tomaran la denuncia. Nunca me dieron el por qué echaron a mis hijos, nunca hubo una justificación de por qué nos violentaron, nos difamaron como familia, por qué nos acusaron de la forma que lo hicieron”, dijo Marta Gómez a Diario Resumen.

Es que desde el primer momento ella aseguró tener grabaciones de reuniones con autoridades del colegio en donde hasta rompieron un acta: “las inspectoras de Pilar no querían tomar el caso y el colegio no tenía ninguna prueba. Estoy indignada, es una lucha complicada, no me dan respuestas desde DIPREGEP, no sé cómo sigue, qué sanción se le dará a los representantes legales por como es su trato”.

Marta destacó que la familia está hace más de 40 años en la comunidad educativa y que, de hecho, tienen un enorme cariño para con el colegio pero que, los nuevos representantes, son los que han perdido el respeto y empatía por padres y alumnos. Con el Obispado, tampoco pudo comunicarse.

“Marta Francesena nunca me llamó para decirme qué está pasando con mi caso, se comprometió a darme una respuesta y mi última reunión fue el 16 de marzo. Les pido al Obispado, a los representantes legales, a DIPREGEP, que me den una respuesta de cómo un colegio, religioso, daña a niños y adolescentes”, explicó.

La denuncia está en curso, con pruebas presentadas por parte de Marta Gómez. Sus tres hijos ahora están en tres instituciones distintas, en donde consiguieron vacantes a último momento pero Marta no abandonará la lucha para conocer el porqué de la discriminación y qué sanciones tendrán los responsables. “Hubo violencia, hubo discriminación, maltrato hacia mis hijos. No voy a dejar de luchar por mis hijos, por todo lo que nos hicieron pasar. Tengo pruebas, tengo grabaciones de cómo le hablan a los padres, cómo los tratan las inspectoras”, cerró Marta Gómez.

Almirante Irizar renueva las quejas por el mal estado de calles

Almirante Irizar renueva las quejas por el mal estado de calles

Las ventas de autos 0 kilómetro no pudieron mantener la suba y cayeron un 10 por ciento

Las ventas de autos 0 kilómetro no pudieron mantener la suba y cayeron un 10 por ciento

En febrero las ventas minoristas cayeron un 0,87 por ciento, pero muestran mejorías

En febrero las ventas minoristas cayeron un 0,87 por ciento, pero muestran mejorías

El Municipio organizó la Semana de la Mujer con actividades de concientización

El Municipio organizó la Semana de la Mujer con actividades de concientización