Jueves 18 de Agosto de 2022

Lucas Gil y su lucha con OSPIQYP: “La obra social está jugando con mi vida”

El joven, de 31 años, hace casi un año que exige que la obra social cubra los gastos de su tratamiento contra el cáncer pero, hasta el momento no ha recibido respuestas.


  • Jueves 13 de Agosto de 2020
Imagen del articulo

El joven, de 31 años, hace casi un año que exige que la obra social cubra los gastos de su tratamiento contra el cáncer pero, hasta el momento no ha recibido respuestas.

Lucas Gil tiene 31 años, es padre de un pequeño de 4 años y, desde el año pasado lucha contra la obra social OSPIQYP que no le otorga los medicamentos necesarios para que pueda afrontar la lucha contra el cáncer.

En agosto del 2019 fue diagnosticado con cáncer de colon y, si bien pudo ganar esa lucha, ahora debe afrontar un cáncer de hígado. “Hoy reclamo que la obra social cumpla en tiempo y forma. Gracias a la ayuda de la gente pude juntar para hacerme las quimioterapias, pude hacerme un pequeño stock para cuatro sesiones pero no quiero molestar a la gente todos los meses. Es ilógico que tengamos que hacer cada 15 días una vaquita, siendo que la obra social debe de cumplirlo”, dijo Lucas Gil a Diario Resumen.

“Me pude hacer la quimio, me hago de 48 horas pero necesito que se solucione. La obra social está jugando con mi vida. La medicación tiene un valor de 350 o 400 mil pesos, cada 15 días. Eso cuesta cada sesión de quimioterapia y es incomparable para un trabajador”, añadió Gil.

El joven destacó que con OSPIQYP siempre hubo problemas para que cubrieran los tratamientos, desde medicación hasta las bolsas de colostomía que tanto necesita: “con las bolsas, hace 13 meses que las uso y ellos me entregaron por primera vez en abril de este año las primeras 30 bolsas. El 18 de junio del 2019 salí de internación, el 19 les envié las recetas de todo lo que necesitaba. Por ley me las deben dar, pero recién en abril me las dieron, es una vergüenza”.

“Esto fue un baldazo de agua fría, soy una persona sana, no fumo, no tomo, nunca probé drogas. A la obra social la he usado por simples resfríos, dolor de cuerpo pero nunca como la estoy necesitando ahora”, relató entristecido.

Consultado por si en algún momento la obra social le explicó por qué no estaban cumpliendo con la entrega de medicamentos, Gil explicó que simplemente ponen excusas. “Presenté todos los papeles, pero siempre dicen que falta una firma, un papel, siempre falta algo y siempre tardan una semana en decirte las cosas, no te responden rápido. Así llegué a un recurso de amparo”, contó. 

Para poder realizar el recurso recibió ayuda de un abogado ya que abonarlo tenía un costo de 60 mil pesos, dinero que ni él ni su familia podían pagar. Lamentablemente con el aislamiento el poder judicial no está funcionando y no podía seguir avanzando por la vía legal.

En caso de poder ayudar a Lucas comunicarse con el 0230-430-2661.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar