Viernes 01 de Marzo de 2024

Le dieron el alta médica al Defensor del Pueblo

Estuvo con asistencia respiratoria por más de 14 días en el Hospital Falcón de Del Viso a causa de una neumonía bilateral, previo paso por el Hospital Sanguinetti y el de campaña instalado en la Villa Marista. El funcionario no duda que su mejoría responde a la rápida concurrencia a la atención medica al comprobarse los síntomas.


  • Viernes 21 de Mayo de 2021
Imagen del articulo

Estuvo con asistencia respiratoria por  más de 14 días en el Hospital Falcón de Del Viso a causa de una neumonía bilateral, previo paso por el Hospital Sanguinetti y el de campaña instalado en la Villa Marista. El funcionario no duda que su mejoría responde a la rápida concurrencia a la atención medica al comprobarse los síntomas.

El Defensor del Pueblo de Pilar, Juan Manuel Quintana (46), obtuvo su alta médica el pasado miércoles, después de casi 20 días de internación, tras haber superado su contagio de Covid 19. Quintana sufre de asma y según comentó a Resumen, empezó con los primeros síntomas a fines de abril, los que atribuyó a los efectos del cambio de estación, como le sucede casi todos los años en esta época.

“Estaba muy congestionado y sin fiebre y al no haber perdido ni el gusto ni el olfato, lo atribuí a los efectos de los primeros días otoñales que casi siempre me atacan en esta época –contó a Resumen el Defensor del Pueblo- pero el sábado 1º de mayo a la madrugada comencé a tener dolores muy fuertes en las articulaciones y ya tenía 39 grados de fiebre, por lo que decidí sacar un turno para hisoparme. El lunes 3 concurrí a la Villa Marista, donde funciona un anexo del Centro Covid de Panamericana, donde me hicieron el hisopado; alrededor de las 15 recibo la información de que el test me dio positivo”.

“Con esta confirmación concurro al Hospital Sanguinetti, donde comienza un seguimiento que quiero destacar a través del sistema de “tele medico” que ha implementado el Municipio para los casos positivos de Covid. En conocimiento de que mi tío Manolo (Manuel Quintana) había pasado por un trance bastante delicado en relación a la enfermedad, lo consulté y me sugirió que hablara con “Tonito” Lagreca para que me hicieran una placa en la Clínica Fátima, la que no evidenció signos de complicaciones en los pulmones”, continuó.

“Sin embargo mi estado de salud fue empeorando, tanto que tuvieron que mandarme una ambulancia del sistema de salud municipal para llevarme al Sanguinetti, esta vez de urgencia, donde me hicieron inmediatamente todos los estudios, determinando que ya había comenzado a evidenciarse una neumonía bilateral leve, por lo que de inmediato comienzan a darme oxígeno. Para una mejor atención me trasladan al Marista, donde han improvisado un sector de internación, en un ámbito más tranquilo que el del Hospital Central de Pilar, donde seguí  con asistencia de respirador”, siguió relatando Quintana.

“Como mi necesidad de oxigeno era mayor, los médicos decidieron derivarme al Hospital Falcón de Del Viso, donde han implementado un sector totalmente dedicado a la internación por casos graves de Covid. La  atención allí es inmejorable, como todo el sistema que armó el Municipio para la atención de este flagelo que es realmente para ponderar. Compartí la habitación con otros seis pacientes, de entre 40 y 52 años, como ven todos de mediana edad, siguiendo la constante que se va dando en esta segunda ola de contagios, con respecto a la franja etaria más expuesta a contraer la enfermedad”, añadió.

“Estuve 14 días internado que fueron una eternidad, donde la cabeza te trabaja mucho, tanto que hubo un par de noches que tuvieron que darme medicación para que pudiera dormir. Para colmo no podía estar boca abajo porque tuve una operación de cervical que me impide esa posición al acostarme, así que tuve que ponerme de costado con mucha incomodidad. Por suerte llegando a las dos semanas de internación comenzaron a bajarme el nivel de oxígeno hasta llegar al mínimo, hasta que en un momento determinado los médicos decidieron sacarme el respirador y dejarme 48 horas más en observación a ver como evolucionaba. Por fortuna la evolución fue muy buena y el pasado miércoles 19 me dieron a la tarde me dieron el alta”, contó.

Sin contagios en la familia

Juan Manuel Quintana está casado y tiene dos hijas pequeñas de 8 y 10 años. “En el lapso que estuve internado, pude hablar con mi familia en algún momento, casi todos los días –confió a Resumen - a través de videollamadas con el teléfono, que fueron de gran ayuda para superar esos 14 días alejado de mis afectos más cercanos. En esos días mi señora tuvo algunos síntomas sospechosos, como tos seca, pero los testeos le dieron negativos, así que por suerte tanto ella como las nenas no se contagiaron”.

Recluido en su hogar, el Defensor del Pueblo va transitando la recuperación con mucha tranquilidad. “Sé que recuperarme va a llevar un tiempo –reflexionó Quintana- todavía siento mucho cansancio y hay momentos que estoy con decaimiento, pero por suerte y gracias a Dios ya paso lo peor”.

“Sigo el tratamiento con mi neumólogo el doctor Nicolás Alberini, con la tranquilidad de saber que en la Defensoría tengo un equipo de trabajo que está llevando muy bien los tramites que se presentan en la dependencia, esperando  en 15 días más poder reintegrarme a mi trabajo”, se esperanzó.

Con respecto a su experiencia de haber superado la temible  enfermedad que se ha llevado y sigue llevándose vidas de vecinos de nuestra comunidad, muchas de ellas contemporáneas de Juan Manuel, el Defensor del Pueblo no duda en aconsejar que la mejor manera de superar el Covid para un contagiado es llegar lo antes posible a la consulta  médica especializada en el tema.

“Viví una experiencia terrible –confiesa Quintana- pero con la ayuda de Dios y los excelentes profesionales que me han atendido pude salir adelante, pero como me decían los médicos, el haber superado el Covid se debe en gran parte en no haberme dejado estar y haber actuado rápido ni bien tuve los primeros síntomas de la enfermedad”.

“Por otra parte –destacó- estoy muy orgulloso como funcionario y hombre público de Pilar, el haber comprobado que tenemos un sistema de salud excelente y altamente preparado para atender a todos los ciudadanos pilarenses que están padeciendo este terrible mal que nos toca padecer. Quedo altamente agradecido y espero el momento para decírselo personalmente al intendente Federico Achával”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar