Viernes 03 de Febrero de 2023

Las propuestas de SCIPA para acompañar al comercio llegaron a Kicillof


  • Jueves 26 de Marzo de 2020
Imagen del articulo
  Fue gracias a la intervención de la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA), que por pedido de la Cámara de Comercio local presentó un paquete de medidas a tomar ante el Gobernador. Tal como había adelantado Resumen, desde la Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietarios y Afines de Pilar (SCIPA) semanas atrás se había enviado a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y a la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA), entidades que representan a la cámara a nivel nacional y provincial respectivamente, una serie de medidas que destacaban “son necesarias para atenuar el daño irreparable que tendrá el comercio y las pymes de la provincia a nivel económico”. Asimismo, indicando estar “atentos a cuidar la salud pública de la población en general, pero al mismo tiempo queremos resguardar la vida de nuestros comercios y PyMEs”, desde la entidad celebraron que “haciendo eco a nuestro pedido, FEBA envió al gobernador Axel Kicillof un paquete de medidas urgentes para el comercio pyme formal”. Cabe destacar que este paquete incluye: Reprogramar los vencimientos bancarios (cheques, créditos, obligaciones), vencimientos por servicios (gas, luz, agua, telefonía, internet) y vencimientos impositivos (nacionales, provinciales, municipales), todo a partir de que se recupere la actividad en un plazo de 180 días. También apunta a asegurar la disponibilidad de líneas de crédito blandas en todas las entidades bancarias del país a fin de ayudar a no cortar la cadena de pagos. A que las grandes superficies sólo pueden vender artículos alimenticios durante la cuarentena, ni electrodomésticos, ni accesorios del automotor. Y los mayoristas deben dar prioridad de compra a los almacenes de proximidad. Por otro lado, que no se pierda la condición de Pyme ante el incumplimiento en el pago de moratorias y otros requisitos. Una compensación impositiva por el 50 por ciento de los haberes de los próximos tres meses y el medio aguinaldo. Reducción de las cargas sociales al 50 por ciento por 180 días a partir de que se recupere la actividad. Venta on-line para todos los productos que no están en la cadena de valor de la emergencia, y la entrega a domicilio se realizarán a partir que se recupere la actividad comercial. Finalmente, también se suma el control de precios en el Mercado Central, y la posibilidad de contar con un plazo especial de 60 días para depositar los cheques de pago diferido. “La Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietarios y Afines, trabaja para apoyar y mantener la cadena productiva, garantizando así la continuidad laboral de nuestros empleados”, cerraron.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar