Martes 24 de Mayo de 2022

Incertidumbre en COSEFA por una deuda de 15 millones de pesos a Naturgy


  • Martes 30 de Abril de 2019
Imagen del articulo
Renunció casi la totalidad del Consejo anterior, el resto fue suspendido. Se ha contratado una Auditoría Contable Externa que está evaluando la real situación financiera de la entidad. El comienzo de la debacle de la Cooperativa de Servicios de la localidad de Fátima, según el informe del director Hugo Roberto Raitano, comenzó cuando se incrementó la deuda con la empresa Naturgy, que provee el gas que distribuye la cooperativa a sus usuarios, que según fuentes confiables superaría los 15 millones de pesos. “Lamento profundamente que, por las razones que enseguida expondré, no haya podido adelantarles este informe preliminar. A continuación les relataré lo sucedido en estas últimas cuatro semanas y lo que se ha podido determinar sobre la actual situación de COSEFA y la irregular actuación del anterior Consejo de Administración, elegido por Asamblea Ordinaria del 28-04-2018”.
Noté diferencias significativas entre lo que recaudábamos por ese servicio y lo que nos facturaba la empresa proveedora”
Así comienza el amplio descargo dirigido por el síndico de la entidad, Hugo Roberto Raitano, a socios y usuarios de la Cooperativa de Servicios de la localidad de Fátima, sobre las graves irregularidades en que habría incurrido el Consejo de Administración que presidiera Luis Francisco Ramos, hoy renunciante junto a sus pares al cargo que tenía en la entidad de servicios. “Noté diferencias significativas entre lo que recaudábamos por ese servicio y lo que nos facturaba la empresa proveedora. Descubrí que -lisa y llanamente- no se le estaba facturando el gas a una empresa gran consumidora de ese producto. Ante tal hallazgo, me reuní con el ex presidente Luis Ramos y el Asesor en Gas, Roberto Fernández Pazos, para averiguar la causa de tal irregularidad, no recibiendo ninguna respuesta satisfactoria”, prosiguió en el informe Raitano. Luego, explica que debido a la gravedad de lo ocurrido envió cartas documento a Ramos y Fernández Pazos, al igual que al Auditor Externo, Luciano Deltell, “informándoles que no firmaría el Balance 2018” al tiempo que solicitaba la “suspensión de la Asamblea General Ordinaria”. Asimismo, relató que había convocado una reunión “urgente” del Consejo de Administración para el 28 de marzo en donde expuso “las irregularidades observadas y las graves consecuencias que de ellas podrían desprenderse”. “Tras la reunión y un breve debate entre los integrantes del Consejo de Administración Luis Ramos presentó su renuncia, al igual que otros siete consejeros presentes”, expuso Raitano. En su condición de síndico, nombró seis socios presentes para conformar el Consejo de Administración Provisorio, hasta la próxima asamblea. La nómina de nuevas autoridades de COSEFA y la respectiva integración del Consejo, fueron comunicadas a la Dirección Provincial de Acción Cooperativa y al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES). Los integrantes son: Javier Llantada, presidente; Francisco Di Nápoli, vicepresidente, Ernesto Camps, secretario; Gustavo Rocco, tesorero; José L. Fernández y Sergio Díaz Calle, vocales titulares. Los consejeros anteriores que no formalizaron su renuncia, “han sido suspendidos en sus funciones, a fin de que no entorpezcan los sumarios administrativos que se encuentran en curso para determinar las responsabilidades en las irregularidades detectadas”. Graves falencias Según los informes preliminares del Consejo de Administración Provisorio en estas cuatro semanas, se han detectado importantes falencias en aspectos administrativos de fondo “pagos injustificados, extrañas alteraciones en la facturación de los servicios, montos no facturados por suministro de gas, dinero en efectivo sin respaldo (ejemplo: 64.800 dólares, entregados por el ex presidente), pagos a proveedores y consejeros sin comprobantes, abuso en el uso de vehículos, precios excesivos y fuera de mercado por cables y equipos”. Sin embargo, ya se han logrado algunas mejoras administrativas: “el control del gasto en combustibles y reparaciones, la supresión de gastos superfluos como la costosa impresión de facturas, balances y la revista “Cuentas Claras”; el cierre de la innecesaria y antieconómica oficina en el Parque Industrial y la  renuncia de los actuales consejeros a percibir honorarios” También se ha contratado una Auditoría Contable Externa, especializada en cooperativas., para “permitir llegar a los socios con información confiable”. El Consejo Provisorio advirtió a los socios que hasta no tener el informe final  del auditor, “no será posible establecer una fecha cierta para la convocatoria a asamblea, la que deberá considerar el nuevo Balance 2018, el resultado de lo actuado por las actuales autoridades y elegir el futuro Consejo de Administración”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar