Miércoles 12 de Junio de 2024

Falleció el abogado y docente universitario pilarense Juan Carlos Casette

El reconocido y estimado vecino tenía 56 años, estaba casado y tenía dos hijas. Era egresado del Instituto Almafuerte. Hizo sus estudios universitarios en la UBA. Fue profesor de Derecho Procesal Penal en la Universidad de Buenos Aires.


  • Martes 21 de Mayo de 2024
Juan Carlos Casette

Ayer a las 15:23 falleció en el Sanatorio CEMIC de Capital Federal, el reconocido vecino, abogado y docente universitario pilarense Juan Carlos Casette. Tenía 56 años y venía luchando desde hace tiempo contra una cruel dolencia que se agravó en las últimas semanas.

Había nacido en Pilar el 18 de junio de 1967. Realizó sus estudios secundarios en el Instituto Almafuerte y se recibió de abogado en la Universidad de Buenos, instalando su estudio jurídico en la calle 11 de Septiembre frente al Club Peñarol. Dedicado a la docencia universitaria, dictó la cátedra de Derecho Procesal Penal en la UBA y en la Universidad de San Isidro “Dr. Placido Marín”.

En el ámbito local, dado a sus condiciones éticas, morales y profesionales, fue propuesto en su momento como Defensor del Pueblo de Pilar, cargo que finalmente fue otorgado a Juan Manuel Quintana. Casette estaba casado y tenía dos hijas.

El velatorio de Juan Carlos Casette se llevó a cabo en la mañana de hoy en la Casa Velatoria Ponce de León de Pilar y sus restos fueron inhumados a las 14 en el Panteón de la Sociedad Italiana del Cementerio Municipal Central de Pilar.

Hondas muestras de pesar

El fallecimiento de “Carlitos” –como era conocido por sus familiares y numerosos amigos- motivó múltiples mensajes de pesar a través de las redes sociales, donde se destacaron sus dotes de buena persona, solidaridad y empatía.

“Despedir a Carlitos es tan doloroso, porque es de esos amigos ‘de fierro’. De los leales, los reales. Un colega con códigos, siempre preocupado y ocupado de todo lo que atañe al ejercicio profesional, a la defensa del ‘abogado de a pie’ como él solía decir; entregado tanto a su profesión como a la camaradería. Como si esto fuera poco, era un profesor de vocación”, expresó entre otros sentidos conceptos su amiga y colega Araceli Bonetti. “Siempre te voy a recordar Carlitos, con tus hijas, tus amores. Siempre enalteciendo a la familia, colocándolo en lo más alto de tus preferencias. Un hombre solidario como pocos, atento a dar una mano a quien lo necesitaba. De este plano se ha ido un tipazo, un hombre íntegro y un gran profesional, que tu luz brille por siempre”, escribió el contador Walter Roldan.

“Querido amigo Carlos, bendiciones de paz eternas para tu maravillosa alma, que dio luz a nuestro Pilar siendo parte de su historia y de cada encuentro compartido, con bien común, empatía y profundos valores humanos”, se despidió el profesor Fernando D’Auria.

Oscar Mascareño

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar