Jueves 26 de Mayo de 2022

Delegado de empresa del Parque denunció persecución, despidos y precariedad laboral


  • Sábado 29 de Junio de 2019
Imagen del articulo
El hombre, que fue despedido hace una semana, denunció que la compañía no posee las condiciones de seguridad e higiene y que a los despedidos solo les ofrecen el 50 por ciento de indemnización. Los despidos en el Parque Industrial de Pilar continúan y esta vez, durante una conferencia de prensa de la izquierda, un trabajador de la compañía Campo de Tesoro, procesadora de carne especializada en la producción de medallones y hamburguesas, sobre todo para una gran cadena de comida rápida multinacional, denunció que está siendo perseguido por la compañía y el gremio, luego de su despido. “Es una lucha en la que nos encontramos solos, tenemos en contra a los empresarios, a los sindicatos que nos persiguen porque luchamos contra el ajuste y los atropellos de la patronal”, dijo Víctor Alegre, delegado de la planta que fue despedido la semana pasada. Alegre denunció que ha sido vedado por una causa judicial que la empresa le ha iniciado pero que “es una causa armada”: “están persiguiendo a nuestra comisión interna, van por los trabajadores que están enfermos y los despiden porque, como compañía, ya nos les sirven y, además, les ofrecen un 50 por ciento de la indemnización solamente”. El ex empleado aseguró que su despido y el de sus compañeros se deben a que se han animado a denunciar las irregularidades bajo las cuales según ellos trabajaría la empresa y el sindicato que debería representarlos. “Por denunciar, sufrimos la persecución de la compañía, de la cúpula de los gremios”, agregó. La fábrica, en la que se elaboran las hamburguesas utilizadas en una cadena multinacional de comida rápida con diversas sedes en Pilar, tampoco estaría funcionando correctamente según Alegre: “todos sabemos cómo funciona esta multinacional”, dijo. Ubicada en el predio del Parque Industrial de Pilar, en la calle 3, la planta se mudó este año y Alegre afirmó que desde ese momento, los problemas empezaron. “Nos mudamos y comenzaron los atropellos, hemos denunciado que la fábrica no está en condiciones de operar. Nosotros trabajamos en peligro porque no se cumplen las normas de Seguridad e Higiene”, declaró Alegre. Yersiplat y Kromberg En Iteva Yersiplast, fábrica textil, 50 empleados fueron despedidos: 30 se desempeñaban en áreas de supervisión y administración, mientras que los 20 restantes eran operarios, la mayoría con hasta casi 30 años de antigüedad en el lugar. Cabe recordar que en la misma compañía en diciembre 70 empleados fueron despedidos sin motivos más allá de la denominada “reestructuración”. Hace una semana por lo menos diez trabajadores fueron despedidos de la compañía Kromberg, destinada a autopartes pero, según se denunció, las cesantías vienen ocurriendo desde noviembre del año pasado.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar