Martes 05 de Marzo de 2024
Desde 1729

Casi 300 años de devoción a la Virgen que nos dio identidad como pueblo

Dentro de poco se cumplirán tres siglos desde que en la propiedad de una vecina comenzó a rendirse culto público a la figura de la Virgen del Pilar, plantando las bases para la conformación del distrito que conocemos hoy y dándole su nombre.


  • Jueves 12 de Octubre de 2023
Virgen del Pilar

El año pasado, la Parroquia Nuestra Señora del Pilar cumplió 250 años como uno de los grandes íconos del pueblo. Por esa razón, se llevaron a cabo diferentes actividades religiosas y culturales que se extendieron hasta este 12 de octubre.

Sin embargo, si pensamos en la adoración a la Virgen que sentó las bases para la construcción del Pilar que conocemos hoy, incluso otorgando su nombre, la historia tiene mucho más que contar y se encuentra muy cerca de celebrar 300 años.

Es que, desde principios del siglo XVIII, Doña María Cabezas ofreció su propio hogar en el Pilar Viejo para compartir la devoción por la Virgen del Pilar. Y si bien ya son más de tres siglos desde aquel hito, la fecha oficial nos cita en 1729, cuando se autorizó el culto público y se construyó la Capilla.

“Pilar nació de la profunda fe que había en estos pagos por la advocación de la Virgen que nos viene desde España, Zaragoza, y que creemos fue traída por muchos aragoneses. Cuando se propuso dar culto público y se pidió permiso para la Capilla, se marcó el inicio de la conformación del pueblo”, relata el historiador pilarense Alberto Allindo.

Asimismo, explicó que esto ha permitido el nacimiento de nuestra identidad hace casi 300 años, ya que “si no hubiese existido esa capilla, nuestro Pilar se hubiese conformado de otra manera y seguramente llevaría otro nombre”.

Desde entonces, la devoción siguió creciendo tanto como el número de fieles. Por esa razón, en el año 1750 se conformó el vicecurato que dependía de la Parroquia de Luján.

El culto local tomó cada vez más relevancia mientras el pueblo se continuaba conformando, y finalmente en 1771, el obispo Manuel Antonio de la Torre solicitó al Gobernador Juan José Vertiz y Salcedo el nombramiento como parroquia de la Capilla Nuestra Señora del Pilar.

De esa manera se designó al primer párroco, Dr. Vicente Arroyo, quien tomó posesión definitiva de la parroquia el 23 de marzo de 1772. Es por ello que se tomó dicha fecha para la celebración de los 250 años de la creación de la Parroquia el año pasado.

Sin embargo, también es para destacar que todos estos capítulos en la historia de la iglesia se dieron en el denominado Pilar Viejo, ya que el traslado del pueblo se dio más adelante, como así también la construcción del actual templo que se inició en 1821.

Durante aquel año se constituyó Buenos Aires como provincia autónoma: definió sus instituciones, proclamó sus límites y creó sus autoridades. El gobierno de Martín Rodríguez reorganizó los pueblos de la campaña bonaerense, la mayoría alrededor de una parroquia. Se constituían en cabeceras de partido, asiento de los representantes del poder civil: alcaldes primero y jueces de paz.

Se envió a Pedro Andrés García a realizar relevamientos, y para la zona de los pagos de Pilar, la población es de 1902 habitantes, por lo que se recomendó la diagramación de una plaza “de la que arrancarán ocho calles espaciosas en la primera cuadra de sus respectivos frentes, y en las segundas cien varas cada una. Asimismo, señalar el lugar para la Iglesia, el cementerio, el hospital y la cárcel”.

Sobre el mapa actual se puede ver cómo Pilar sigue las recomendaciones de García. Al principio el Camposanto rodeaba la Iglesia, y el dispensario y calabozos sobre la calle Bolívar en el actual Palacio Municipal.

De esta manera, podemos ver como muchos años han pasado, se fueron marcando varios hitos, pero la historia se continúa escribiendo y dentro de poco el pueblo se volverá a unir para celebrar 300 años de devoción a la virgen y su identidad.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar