Jueves 23 de Mayo de 2024

AySA pidió un fuerte aumento de 209 por ciento para sus tarifas

Fue en el marco de una audiencia pública, donde la empresa solicitó que el incremento comience a implementarse desde abril, con subas mensuales desde mayo y otra revisión en julio.


  • Jueves 28 de Marzo de 2024
Aysa aumento tarifas

La Secretaría de Obras Públicas realizó una nueva audiencia pública para determinar la suba de tarifas de la empresa AySA, concesionaria del servicio de agua potable y cloacas en Pilar.

La propuesta de la compañía contempla un aumento en las boletas del 209 por ciento a aplicarse a partir de abril, subas mensuales desde mayo (según una fórmula automática que combina la inflación minorista, la mayorista y el índice de salarios), y una nueva revisión tarifaria especial en julio, para terminar de quitar prácticamente todos los subsidios.

Como si fuera poco, también contempla una drástica reducción en el presupuesto para las obras de ampliación de las redes de agua y cloacas, en el orden de un 20 por ciento.

Esto implicaría que la factura media mensual en servicios de agua, sin impuestos, pasaría de 9.962 a 30.784 pesos para la zona alta; de 3.263 a 10.082 pesos para la zona media; y de 1.735 a 5.360 pesos para la zona baja. El objetivo es seguir eliminando subsidios para ahorrar 440 mil millones de pesos este año.

El secretario de Obras Públicas, Luis Giovine, enfatizó que el objetivo de los incrementos y de la paralización de obras es alcanzar el equilibrio económico financiero de la compañía hacia el último trimestre de 2024. El funcionario recordó que la audiencia no es vinculante, por lo que la decisión del incremento es exclusiva del Ministerio de Economía.

“El acceso al agua potable y al saneamiento es un derecho reconocido a nivel internacional. La propuesta de adecuación tarifaria de AySA surge en un contexto de urgente necesidad de replantear cómo valorizamos este recurso esencial”, indicó el funcionario.

Y agregó: “La tarifa del agua históricamente ha sido objeto de políticas inadecuadas que han promovido el despilfarro y la ineficiencia, comprometiendo la sostenibilidad financiera de la empresa. Administraciones pasadas mantuvieron tarifas artificialmente bajas, lo cual no solo desfavoreció el uso racional del agua, sino que también impidió la realización de inversiones para mejorar la prestación del servicio”.

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar