Miércoles 17 de Julio de 2024

Massa defendió el anuncio por Ganancias y recordó que ya en 2015 era partidario de quitar el impuesto

El ministro de Economía anunció ayer ante una multitud de trabajadores que, a partir del 1 de octubre próximo, el piso del Impuesto a las Ganancias subirá hasta $1.770.000 mensuales.


  • Martes 12 de Septiembre de 2023
Massa Ganancias

El ministro de Economía, Sergio Massa, reiteró este lunes que cuando era candidato a presidente en 2015 ya afirmaba que el impuesto a las Ganancias era “un robo” a los trabajadores, y que, en un eventual gobierno suyo, lo eliminaría.

El actual candidato a presidente por Unión por la Patria recordó aquella oportunidad en su cuenta en la red social X (antes Twitter), y subrayó “Esto es del 2015… Sigo pensando lo mismo”.

“Yo no quiero que los trabajadores paguen el Impuesto a las Ganancias; el salario no es ganancia, es remuneración”, sostuvo Massa en declaraciones radiales en aquel momento en que era candidato presidente por el frente UNA.

Massa anunció que, a partir del 1 de octubre próximo, el piso del Impuesto a las Ganancias subirá hasta $1.770.000 mensuales, lo que eximirá del pago a unos 800.000 contribuyentes y dejará al margen de la carga al 90% de quienes actualmente lo tributan.

Massa hizo el anuncio en la Plaza de Mayo tras un encuentro que mantuvo en el Palacio de Hacienda con los principales dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y a autoridades de la Cámara de Diputados, donde se precisó que el piso será equivalente a 15 Salarios Mínimos Vitales y Móviles (SMVM) mensuales, actualmente en $118.000.

“Hemos tomado la decisión de, por decreto, impulsar desde el 1 de octubre un mínimo no imponible de $1.770.000. En la Argentina sólo van a quedar 80.000 gerentes, jubilados de privilegio o beneficiarios de altos ingresos pagando el Impuesto a las Ganancias”, aseguró Massa.

Al mismo tiempo dijo que enviará al Congreso un proyecto de ley para que el nuevo piso se ajuste de manera semestral, en línea con la evolución del SMVM, de manera que el cambio quede institucionalizado y, así, mantener constante el porcentaje de trabajadores que pagan este gravamen.

“Para mí, el salario no es ganancia. Es remuneración, el pago por el trabajo y esfuerzo que hace cada trabajador. Tenemos que terminar con esta locura de que un trabajador no quiera hacer horas extras para no perderla en el impuesto”, aseguró Massa. (DIB)

Dejar un comentario

Los campos marcados son requeridos *

También te pueden interesar